miércoles, 10 de enero de 2018

PLANEAR

Sino planeamos, nos planean…
Sino planeamos, improvisamos, dudamos, y la vida se convierte en un vaivén de un velero que se mueve al antojo del viento.
Desde que abrimos los ojos, debemos ejecutar un plan; en el trabajo, en lo que soñamos, en todo lo que anhelamos para nuestra vida, hay que planear, para que se haga realidad.
Y si, aunque hay cosas que no se planean y suceden, aunque en cuestión de sentimiento, no hay nada que planear, porque nacen y pasan sin avisar; en muchas cosas más de nuestra vida, lo que nos llevará a la meta, es lo que hayamos planeado y cómo lo realicemos…

Planear permite poner orden e impulsarnos a dar el paso.


No hay comentarios.: