miércoles, 10 de enero de 2018

OFRECER

Ofrecer cada comienzo, el del día, el del año, el de un proyecto, una relación; cualquier cosa que iniciemos, tiene sentido cuando la ofrecemos a Dios…
Ofrecer como gesto, las cosas más sencillas que no tienen precio; pueden forjar lazos, reparar, sanar y darles vida a nuevos sentimientos…

¿Qué tengo para ofrecer y cuál sería mi ofrecimiento?

No hay comentarios.: