sábado, 13 de enero de 2018

MOSTRAR A DIOS

Verlo puede ser más sencillo, si tenemos Fe; pero ¿cómo se lo mostramos al mundo?
Mostrar a Dios implica vivirlo… Dar testimonio de lo que vemos y sentimos.
Mostrar a Dios sobre todo a quién más le cuesta descubrirlo.
Mostrar a Dios cuando se hace más justo y necesario, en los momentos de oscuridad y desierto, en ese instante en el que muchos no creen y lo rechazan; aprender y lograr mostrar a Dios es una Misión que se logra no haciendo nada a la fuerza, sino todo con la fuerza del amor…
Vivir para mostrar a Dios, sin pensarlo ni programarlo, sino simplemente siendo yo, y hacer todo lo que le agrada, tratando a los demás como quisiéramos ser tratados.

Mostrar a Dios con los gestos más sencillos y pequeños, esos tan necesarios y escasos, que, aunque son gratuitos muy pocos los ofrecen porque desconocen su inmenso valor o porque tienen miedo de sufrir por y con amor. 


No hay comentarios.: