lunes, 24 de diciembre de 2018

EL MEJOR REGALO



EL MEJOR REGALO...

En estos días las calles y almacenes parecen una locura; todos se aglomeran tratando de comprar los regalos para dar en Navidad; los ahorros se invierten, se gasta lo que hay y hasta lo que no se tiene; los árboles y botas navideñas están a reventar de obsequios; las propagan y ofertas invaden las redes y medios de comunicación; para muchos la Navidad es eso...

Por otro lado todo el mundo sube fotos de las obras que hizo, de los regalos que dió, de la ropa navideña que luce, de los alumbrados y arreglos que visitó; además que cada año surgen nuevos motivos y personajes que se apoderan de esta celebración; Papa Noel o Santa Claus con toda su corte de renos, duendes, y demás; arboles y bolitas navideñas, luces de colores, pesebres, todos se convierten en protagonistas de este tiempo tratando de mantener vivo el espíritu navideño.

Pero yo me pregunto, si en toda ese anhelo de dar y recibir, será que es posible mirar a donde más nos cuesta, desprendernos de lo más difícil que es dar o envolver, un abrazo de perdón y de paz, a esa persona de nuestra familia que se siente lejos, distante, por cosas de la vida, donde todos o nadie son culpables...

Hace tanta falta regalar palabras que acerquen, gestos que reparen y sanen, sonrisas que iluminen; todo esto no se vende en ninguna tienda, es gratis, pero vale más que cualquier regalo y cuesta tanto, que a veces se hace difícil darlo.

Si en Navidad celebramos el Nacimiento de nuestro Salvador; si los ángeles lo anunciaron diciendo: Gloria a Dios en el cielo y en las tierra paz a los hombres que aman al Señor”; digamos: FELIZ NAVIDAD a esa persona que más necesita escucharlo; a aquella con quien debemos hacer las pases.

Si fuimos capaces de comprar tantos regalos y de hacer feliz a muchos, demos el Paso y dejemos que el Niño Jesús nos llene de fuerzas y sabiduría para celebrar su venida con Amor y Paz, ese es el Mejor Regalo.

Aún estás a tiempo de regresar de donde te has ido, de llamar a quién hace mucho no llamas, de abrazar a quien tiene el corazón herido, de decir te amo a quién más anhela escucharlo...

Despójate de todo lo que te impide hacerlo, ahí en ese desprendimiento está la pobreza de un establo donde el Niño Jesús libre de peros y excusas, quiere nacer...

FELIZ NAVIDAD

lunes, 10 de diciembre de 2018

Y TU DE QUE PRESUMES?

¿Y TÚ QUÉ PRESUMES?

Vivimos en una sociedad que tiene desfigurada la escala de valores; gente a la que le gusta presumir y alardear de aquello que cree le hace ver o sentir superior, como si el valor de la persona dependiera de eso. Les gusta presumir de lo que tienen y hasta de lo que no; de lo que son y hasta de lo que aparentan ser; de lo que usan, de un apellido, del barrio donde viven o de la escuela en la que estudian, no por lo que en ella aprenden, sino por el valor costoso que tiene. 

En mi país, Colombia, en Cartagena, costa caribe, colonizada hace más de 500 años; nos quedó el eco de sentirnos más por un apellido o una clase social, y de querer presumir por cuantas personas tenemos a nuestro servicio, por las familias con las que nos relacionamos o por las limosnas que damos.
Qué mal se usan las palabras y que definiciones erróneas les hemos dado, al decir que una persona es de BIEN, por lo que tiene, y que otra es HUMILDE por lo que no; que se tiene CLASE porque aprendiste modales o te vistes de marca, aunque minusvalores a los que no; o que se llama de COLOR  a una persona morena, como si el blanco, que en realidad no es tan blanco, no fuera un color.

A la hora de la hora, el día en que muramos, los gusanos no van a notar eso, y todos terminaremos devorados o algunos cremados, quedando chamuscados, color negro o ceniza, y nadie se acordará de color fuimos y el apellido no se verá diferente escrito en la lápida, sólo valdrá la pena la historia que escribimos en las páginas del mundo, y en los corazones de quienes nos conocieron.

Le pido a Dios, que si de algo he de presumir, que no sea de mi apellido, sino de la familia que tengo, de los valores que vivimos; tampoco de los títulos obtenidos, sino de lo que hago con todo eso y con los dones recibidos; le ruego que no permita que caiga en la tentación de que me sirvan, sino que me enseñe a servir en silencio, y que nadie me lo agradezca, para que todo lo que hago quede escrito en el cielo.

No quiero ver mi nombre escrito en una lápida olvidada, sino en las páginas del mundo por aquellas cosas que pueda hacer y que trasciendan, que hagan mejor persona a quienes las conozcan o las lean.
Quiero presumir de aquello que hago y que otros disfrutan, de las risas que dibujo, de los corazones que me gano sin importar qué apellido tengan, de cada anécdota vivida, de los recuerdos que valen la pena mantener vivos, de las personas que amo y que son felices conmigo…  Presumo de los logros de mis alumnas y de las personas que están a mi lado, y no porque se deban a mí, sino porque me hace feliz ver que van creciendo y haciendo realidad aquello por lo que luchan y trabajan con esfuerzo; es eso lo que me hace sentir orgullosa de ellos. Presumo de lo que siento que me sale bien hecho, después de tantos intentos; de lo que aprendo a la fuerza, de lo que alcanzo cuando creía no poder hacerlo.

Y tú, qué presumes o de qué te sientes orgulloso?


domingo, 30 de septiembre de 2018

NO SE PUEDE FORZAR

No se puede forzar un sentimiento, porque se rompe por dentro; de estirarlo tanto a que de la medida; de forzarlo a que exprese lo que no quiere… Si un sentimiento es forzado, se revela, se quebranta, se muere.

No se pueden forzar los gestos, a que broten cuando no quieren, a que expresen lo que no sienten, a que surjan sino nacen… Los gestos forzados, pesan, golpean, están vacíos, no se sienten o duelen…

No se forzan las acciones, sino encuentran motivos para hacerse; lo que es forzado a realizarse, no se hace, siempre encuentra una excusa para esconderse…

No se puede forzar el destino, a que ocurra como queremos; no es forzado el amor, a que nazca donde no se siente; el perdón que es forzado no es sincero, solo aparente; todo lo que es a la fuerza, se revienta o se pierde…

Bien lo dice una Frase sabia, “Nada a la Fuerza, todo por la fuerza del amor”; que lo único que nos de fuerzas pero que no vaya a forzar nada, sea el Amor…


domingo, 16 de septiembre de 2018

SI ME VES, LO RARO QUE VES...

SI ME VES… LO RARO NO ES LO QUE VES, SINO LO QUE HE APRENDIDO
Si me ves, crees que soy rara por mi apariencia; pero en realidad, eso es lo que más se asemeja a ti.
Porque lo raro que hay en mí, es lo que he aprendido en la medida que vivo; es una cuota extra que poseemos. No soy fantástica ni especial; soy diferente y tu también lo eres, todos lo somos, y no por cómo nos ven, sino por aquello que no se ve, por lo que pensamos y sentimos; nuestra esencia es lo que ciertamente nos define.

Si me ves, crees que soy rara porque me veo distinta; por como camino, corro o bailo; te causa curiosidad verme subir a una silla, un vehículo o un peldaño; lo que no sabes, que lo que me hace rara, es la destreza que voy adquiriendo en cada esfuerzo y movimiento; aprendo a no rendirme aunque tropiece o caiga, y lucho por no renunciar, ni detenerme, ante ningún tropiezo u obstáculo.

Si me ves, crees que soy rara por mis capacidades diferentes, cada uno tiene las suyas, yo he descubierto las mías y las uso para enfrentar cada día los desafíos que se me presentan. Lo que me hace marcar la diferencia, es lo que he aprendido, los prejuicios que he perdido, el valor que le doy a los pequeños detalles, que son los que realmente valen la pena. Soy rara, porque todos los días tengo nuevos retos, me esfuerzo el doble ante lo que para ti puede ser más fácil hacerlo, vivo con naturalidad aunque tu crees que mi vida es anormal.

Si me ves, lo raro que ves en mí, no es mi apariencia, ni mis creencias, sino todo aquello que mientras vivo aprendo, asumo, valoro, disfruto, enfrento, supero, comparto y sigo… Esa es mi rareza…
Si me ves, lo raro es lo que aprendo, lo que me hace fuerte y me ayuda a crecer, en un mundo que vive de apariencias y más que ver, solo mira... KR (Si me ves, esta es mi escuela de la vida)

sábado, 15 de septiembre de 2018

HABLEMOS DE LO RARO...

Hablemos de lo raro, me dijo mi loca..
Lo raro que se atreve a marcar la diferencia en un mundo que impone modelos y modas…
Lo raro que no es común, pero si es natural y normal; porque lo que le hace raro es que supo asumir su vida de otro modo y cultivar ese don especial que descubrió y dejó brotar…
Hablemos de lo raro que embellece aunque no todo el mundo lo sepa apreciar tal cual, porque vivimos de apariencias y superficialidad…
Lo raro que mucha gente no entiende, porque no quiere desacomodarse ni atreverse a romper los esquemas que impone la sociedad y no le permiten ver más allá.
Hablemos de lo raro que expresa ese toque especial que Dios puso… que hace fuerte a quién más pruebas tiene y que en medio de todo lo que vive, expresa humildad y paz…
Hay rarezas incomprendidas, otras juzgadas, otras mal interpretadas; hay todo tipo de rarezas que simplemente ven el mundo con ojos de fe y esperanza; sueñan, confían, creen, no rompen reglas, solo esquemas; no hacen daño, pero si pueden incomodar a quienes no quieren darse cuenta que a veces hay que atreverse a ser raro, para no tener prejuicios, y saber marcar la diferencia…
Lo raro puede ser una expresión de Libertad, de esa que no condiciona, que vive y deja vivir en paz.
Jesús es un ejemplo de rareza, tanto que hizo de la cruz que en su tiempo fue signo de vergüenza, un camino de redención y su mayor prueba de amor…

domingo, 2 de septiembre de 2018

LA GRATITUD

La Gratitud tiene buena memoria, te hace recordar los nombres de aquellos que le han aportado a tu vida grandes cosas…
La gratitud grava en tu mente instantes únicos y momentos especiales, en los que al pensar en ello sonríes y experimentas el amor de Dios que se manifiesta en esos pequeños detalles.
La gratitud te permite sentirte bendecido y te enseña a valorar cada don recibido. 
La gratitud siembra en ti el deseo de hacer con otros el bien que algún día hicieron contigo.
La gratitud no es silenciosa, habla siempre de las cosas buenas y se contagia en quien te escucha dar gracias por ellas.
La gratitud es esa virtud que florece en los corazones que saben ver la grandeza de las cosas más sencillas y pequeñas.
Gratitud con Dios por cada don y regalo, que se convierte en Milagro…
Gratitud que a veces toma nombre propio, con aquellos que materializaron la bendición de Dios y le prestaron sus manos, para hacer viva su presencia en lo que dieron e hicieron.
La gratitud te permite siempre volver al lugar y al momento donde alguien te hizo sentir a Dios muy cerca, y sonreír.
Por tantos que llevo escrito en mi vida y por todo lo que hicieron, yo digo Gracias Dios, por manifestarte en cada uno de ellos. 

miércoles, 29 de agosto de 2018

LA OPORTUNIDAD...


Sucede que muchas veces decimos, tuve la oportunidad de hablar y no hablé, de actuar y no lo hice, de perdonar y no perdoné… Tuve la oportunidad de viajar, de estudiar, de dar ese paso, y no lo dí…

Tuve la oportunidad en mis manos, en mis ojos, en mis narices y la dejé ir…

Cuando tengamos una oportunidad, es porque es el momento oportuno; no es el azar, ni es suerte, es una bendición, un regalo, un don que se nos da y no se repite igual.

Si se nos presenta otra oportunidad, es porque somos realmente privilegiados; pero aún así, hay quienes no lo saben valorar y la dejan pasar.

El tiempo que se va, nunca regresa y se lleva consigo la oportunidad que nos da; el tiempo que se nos regala, es de por sí una nueva oportunidad y con el nos regala la posibilidad de Vivir lo que se nos tiene reservado.

Miremos la oportunidad, busquemos la oportunidad, demos y démonos esa oportunidad, y no las dejemos escapar, quizás no haya más oportunidad.

domingo, 5 de agosto de 2018

SI ME VES... LOS OJOS SON EL ESPEJO EN EL QUE MUCHAS VECES NOS VEMOS



EN LA VIDA, SIEMPRE BUSCAMOS ESPEJOS EN LOS QUE NOS VEMOS,
PARA DEFINIRNOS Y APRENDER A AUTO CONOCERNOS…
A lo largo de nuestra vida, el concepto que forjamos de nosotros mismos surge de aquello que percibimos, cuando nos vemos en el espejo.
El primer espejo en el que nos miramos, son los ojos de mamá, nos sentimos como ella nos ve, percibimos los sentimientos que le brotan desde el primer momento en que nacemos y en la medida que vamos creciendo.
Si en su mirada hay sobreprotección, nos vemos débiles e incapaces, dependientes e inseguros…
Si ante una condición especial, a mamá le da miedo o le cuesta aceptar esta realidad; sus temores se harán nuestros, y nos dará temor vernos en otros espejos, creceremos con miedos y complejos.
En los ojos de nuestro padre, también tenemos un espejo; si se ha ido y nunca nos vimos a través de sus ojos, la imagen que vemos de nosotros mismos siente en el fondo que algo le falta, es inestable y vacía.
Pero si en los ojos de papá, hay amor y orgullo, confianza e impulso; la imagen que iremos viendo en nuestro propio espejo, será firme, con los pies en la tierra y la mirada en el cielo.
Y poco a poco, en la medida que vamos creciendo, nos vamos viendo en otros espejos, en esos que vamos encontrando en los ojos de las personas con las que vamos coincidiendo; en la familia, en los amigos; la imagen que se va dibujando, se va complementando, en los ojos de la sociedad, lo que percibamos en ellos puede afectarnos o tal vez no, si ya sabemos lo que somos, tenemos y queremos.
Ya cuando nos vemos en nuestro espejo, con nuestros mismos ojos, luego de irnos descubriendo y forjando de nosotros un concepto; aquello que vemos y rechazamos en nosotros mismos, eso nos cuesta aceptar en los demás. Y aquello que valoramos y convertimos en nuestra fortaleza, es lo que nos va a ayudar a hacer nuestros sueños realidad. 
Antes de decirle algo a alguien, de su forma y figura, piensa que tus ojos son quizás el espejo en el que se está viendo y lo que le digas puede hacerle bien o mal.
No dependemos del qué dirán, pero si no hemos logrado vernos en el espejo ideal, podemos vernos simplemente a través de los ojos de alguien más.
Lo ideal es aprender a vernos con los ojos de Dios, y encontrar en ellos el mejor espejo, porque la imagen que allí descubrimos, es la que nos permitirá entender el por qué estamos en este mundo.
A través de los ojos de Dios, aprenderemos a amarnos realmente como somos y no depender de la manera como nos ven los demás.

domingo, 24 de junio de 2018

EN EL MUNDO DE LAS PASIONES...

Estamos en la era de los apasionados; donde celebramos con euforia los triunfos; y rechazamos sin tolerancia los fracasos…
Es el tiempo, donde el que hace algo bueno y grande es ensalzado; pero si alguno la embarra es con todo el furor del mundo y de las redes condenado.
Es el momento donde luchamos por Causas que no conocemos, por aquellas que justifiquen lo que hacemos o que nos sensibilicen desde dentro.
Vivimos de tantas pasiones, donde con tal de hablar de lo que todos hablan, hablamos, aunque no tengamos ni idea de lo que están viviendo y sintiendo.
Nos apasiona lo de afuera cuando se hace moda, y lo de dentro cuando habla de triunfo y de Gloria.
Somos tan apasionados que si nos toca tirar una piedra, tiramos cuatro, y si nos piden hablar de nuestros pecados fingimos demencia o decimos que hoy todo es normal y todo el mundo lo hace.
Y todas esas pasiones a Dios lo culpamos de lo que hacen los seres humanos, porque es más fácil ser ateo que dejar de creer en los modelos que otros nos han impuestos.
En el mundo de las pasiones, todo es furor y pasajero, porque así son las pasiones, circunstanciales, casuales, de moda y de momento.

viernes, 15 de junio de 2018

AHORA QUEREMOS QUE TODO SEA PERMITIDO...

Porque según, exigir y defender nuestros derechos, es quitar todo límite y poder hacer lo que sea, sin rendirle cuentas a nadie, tenga las consecuencias que se tengan.
Y es que los que imponen las normas, no las cumplen, por eso, mejor las quitan, para que nadie les diga nada de su deshonestidad.
Y aquellos que hablan de derecho, omiten sus deberes, prefieren pelear porque todo sea permitido  y que no se les exija nada.
Y fue así, que se acabó primero el amor y el respeto a Dios, porque la humanidad se encargó de fabricarle una imagen de juez y no de Salvador.
Y en todo ello, dejamos de amarnos, porque al querer legalizar todo lo que daña y mata, lo que queremos es poder hacer lo que queramos, con nuestro cuerpo, con nuestras acciones, con nuestras palabras.
Y si no amamos a Dios, ni a nosotros mismos, menos podemos hablar de amar al otro; lo que decimos amar del otro, es lo que nos da, los que nos hace sentir y vivir; pero ese amor va en una sola línea, porque ya nadie quiere comprometerse, sino exigir derechos, ya nadie quiere un amor para siempre, sino asegurar la manutención y los bienes…
Y es ahí donde las familias ya son escasas, ahora son solo grupos de personas que casi no se ven, ni se conocen, ni se hablan, solo cumplen, se muestran, nada más…
Y el sentido de pertenencia ha muerto, porque quien no tiene un hogar del cual se sienta parte, no siente que pertenece a ningún lugar, por eso ya nadie ama su colegio, su trabajo, su equipo… Se ama son los beneficios que se les ofrecen, los derechos que tienen, sin exigir deberes, porque nadie quiere que exista una norma, ni límites…
Y el que roba quiere que sea permitido robar, y el que se droga quiere que la droga sea legal, y el que se emborracha, lucha porque el alcohol sea permitido, ahora el que mata quiere que matar no se penalice y así, a dónde vamos a parar?
Y esos 10 mandamientos que se resumían en uno, ya no se cumplen… se critican, se pisotean, se rechazan…
No es cuestión de religión, es cuestión de humanidad, de ética, de moral, esos conceptos ya hoy no se dan…
Ya no se puede decir: “Quien esté libre de pecados, que tire la primera piedra”… sino parece que se dijera: Quien quiera pecar y juzgar, que apedree a los demás… y ahí estamos, en una guerra campal, donde todos estamos contra todos, donde cada quien dice tener la razón, donde a nadie le importa el otro…
La única crueldad que se rechaza es la crueldad animal… Ya los niños no pintan familia, pintan a sus mascotas, y a la hora de rezar, hasta por ellos quieren orar porque no tienen por quien pedir o agradecer…
¿Y si con la misma fuerza que exigimos los derechos, nos auto exigimos con nuestros deberes y nuestra responsabilidad?...
Y en un mundo en el que todo está permitido, legalizarlo todo es la salida más fácil…
Es mi visión, no es verdad absoluta, es mi reflexión personal... Y como dice Mafalda, que paren el mundo, que yo me quiero bajar…

lunes, 11 de junio de 2018

SIRENA O BALLENA

Un Gimnasio puso un anuncio espectacular que decía lo siguiente: Este verano, ¿qué quieres ser? ¿Sirena o ballena?
Una mujer que les envió su respuesta dijo por correo electrónico:
"Ayer vi un cartel con una foto de una chica en un escultural bikini y con la frase de este verano, ¿qué vas a ser? ¿Sirena o ballena?

Respuesta: Las ballenas están siempre rodeadas de amigos. Las ballenas tienen una vida sexual activa, quedan embarazadas y tienen hermosas crías {ballenatos}. Las ballenas amamantan. Las ballenas están por ahí recorriendo los mares y conociendo lugares interesantes como la Antártida y los arrecifes de coral de la Polinesia. Las ballenas tienen amigos delfines. Las ballenas se alimentan de krill y plancton a llenar ., Las ballenas tiran chorros de agua y juegan mucho. Las ballenas cantan muy bien. Las ballenas son enormes y casi no tiene depredadores naturales. Las ballenas están bien resueltas, SON HERMOSAS y SON AMADAS. En cambio las sirenas NO EXISTEN... Si existieran vivirían en crisis existencial: ¿Soy un pez o un ser humano? No tiene hijos porque matan a los hombres que están encantados por su belleza. Su reproducción seria como los peces sin contacto físico, sin amor. Son hermosas, pero viven tristes y solas por siempre ... Estimado Gimnasio, ¡prefiero ser una ballena!. (Desconozco su Autor) 

💞😉


martes, 5 de junio de 2018

UN AÑO MÁS DE VIDA, UN AÑO MENOS DE UN SIGLO VIVIDO

UN AÑO MAS DE VIDA, UN AÑO MENOS DE UN SIGLO VIVIDO…
Cada año reflexiono en lo que significa Cumplir años, encender velas, pero no querer apagarlas, para que entre más sean, más me iluminen mi camino…
Contemplar en mi cuerpo el paso de los años, porque a mi edad se le tiene miedo a las 3 C, que decía un sacerdote amigo, un catarro, una caída y una ca….da, porque son delicadas y pueden llevarnos al hospital de una.
Pensar, de qué color era mi cabello, si castaño o blanco… Y saber que ahora no camino con dos piernas, sino con tres y mi tercera pierna tiene cuatro pies y se llama Pablo.
Experimentar, aunque no lo crean, las malas jugadas de mi memoria, que en personas despistadas y distraídas como yo, se hacen más notorias.
Pero con Un año menos de un siglo vivido, la ventaja de no haber crecido, es que mi niña interior no se ha ido, se alimenta y se nutre de los niños y niñas del cole, que me contagian de sus cosas… y no es que haga niñerías, es que me favorece el tamaño para hacer travesuras y no piensen que las hizo una vieja de casi medio siglo, sino que las hizo Kary y ahí si que no coordina la edad, con el peso y la estatura.
Pero lo que más he pensado en este nuevo cumpleaños, es que quiero dejar muchas letras regadas, escribir lo que más pueda, regarlas por todos lados, ojalá pueda publicarlas en un libro y verlas en librerias del mundo…
Me hace feliz cuando alguno toma una de mis charlas con mi loca y las hace suya, cuando veo mis karynadas por todos lados, cuando alguien me dice que mis palabras llegaron justo a tiempo, que pude escribir lo que pensaban y sentían, que quizás entendieron lo que tanto se cuestionaban, y que usaron mis letras para dárselas a alguien más… entonces me doy cuenta que un año menos que un siglo no ha sido en vano y que el día que tenga que irme, mis letras me habrán quizás inmortalizado…
Algo más de lo que pensé y di gracias fue por todas esas personas que han escrito su nombre en las páginas de mi vida, esas que mi memoria aunque falla, nunca los olvida, aunque no les vea hace mucho o muy poco, si las recuerdo con nombre propio, es porque son parte de mi historia y algo han escrito o me han ayudado a escribir en alguno de los 49 capítulos que he vivido…
Al Amigazo Gracias por lo que me da y me doy cuenta, por lo que me regala y quizás no percibo, por lo que me evita y quizás le reclamo por necia, por lo que me hace vivir aunque a veces no lo entienda; El es quien escribe derecho en mis renglones torcidos…
Ahora a vivir este año jubilar que me prepare para mi Medio Siglo.

LOS BUENOS LOS MALOS, LOS INDIFERENTES



Charlas inconclusas con mi loca...
LOS BUENOS, LOS MALOS, LOS INDIFERENTES…
Y de repente entendí, que los problemas de la humanidad, no radica en que existen buenos y malos, o en que quizás son pocos los buenos y más los malos, o que son más los buenos, pero más fuertes los malos. Lo que en realidad nos está deshumanizando, es que más que buenos y malos, hay indiferentes, los que prefieren lavarse las manos, los que encuentran una excusa para todos, los que omiten y evaden el hacer algo que pueden hacer, simplemente para no comprometerse y no estar de ningún lado.
El mundo está lleno de indiferentes, que se convierten en espectadores y jueces; que creen que se las sabe toda pero no hacen nada; que critican a los que hacen y condenan a los que se equivocan.
Si esos que prefieren no hacer nada, decidieran hacer algo, podríamos hacer que los malos comprendan que con la maldad no se logra nada, y lograríamos que los buenos fueran muchos más y el mundo pasara de ser indiferente a Diferente, un mundo en donde se hace posible la Paz…
Si algún indiferente me lee, seguro no sentirá nada especial, si acaso suspirará o pasará la página, buscando algo más que ver, para aplaudir o señalar…

lunes, 14 de mayo de 2018

HACER AMIGOS...

En el camino de la vida, he leído y aprendido, que con aquello que tropiezo, con lo que me encuentro o me cruzo, si tengo la certeza de que van a permanecer o reaparecer, sino quiero que dejen cicatrices, sino huellas, si quiero aprender de lo que me ofrecen, lo mejor es hacerlos mis amigos…
La primera que me encontré, es una condición que el mundo condiciona, que la sociedad se rie y discrimina, que muchos le temen en la vida, mientras la rechacé me dolía, no me dejaba crecer ni avanzar, me limitaba a mi misma, hasta que aprendí a conocerla y amarla, a llamarla por su nombre, a ver las personas que me regalaba y lo que en mí hacía, hoy camina de mi mano, es mi maestra y amiga…
Le tuve miedo a la muerte, la veía de lejos y le huía, le pedía mucho a Dios que nunca se me acercara, hasta que llegó, tocó y se llevó lo que más amaba, me uso como intermediaria, y para superarla, la confronté y cuando la vi con ojos de Fe, la llame hermana; ahora sé que quiso enseñarme, que hay que valorar a los que amamos y vivir intensamente, todos los días…
Así mismo he tratado de hacer con las piedras que encuentro, esas con las que tropiezo, me tumban o me meten zancadillas; cuando me revelo ante ellas, se hacen más duras y pesadas, pero cuando las conozco y las hago amigas, me modelan cuando me golpean, me hacen un sendero cuando se atraviesan y algunas hasta se unen para hacer mi monumento a la perseverancia y lucha.
Me he encontrado con tantas cosas, voces, fantasmas, situaciones, que en un momento parecen estar en contra, pero cuando en vez de revelarme lo enfrento, cuando le conozco y la llamo por su nombre, la hago mi amigo y algo me aporta para toda la vida. 

miércoles, 9 de mayo de 2018

LAS PERSONAS SOMOS DE BARRO

Las personas somos de barro y nos rompemos, he ahí la razón de nuestra humanidad, de quebrantarnos a veces ante los golpes o las caídas fuertes, porque no somos de hierro, pero hay en nosotros un toque de Divinidad, que nos permite tomar esos pedazos y reinventarnos.
Las personas somos de barro y las embarramos, por eso es que muchas veces nos equivocamos y podemos dañar algo o ensuciarlo, cuando estamos distraídos en el mundo y no tenemos cuidado de la forma como pisamos o tocamos…
Las personas somos de barro, no somos cuerpos gloriosos, ni ángeles sin pecado, pero entre más barro somos y lo reconocemos sin revelarnos, más tenemos la oportunidad y necesidad de experimentar el amor de Dios que puede transformarnos...
Las personas somos de barro y si somos dóciles podemos modelarnos; es la ventaja de nuestra naturaleza, que nos permite, transformarnos, reinventarnos, y volver a empezar cuando nos rompemos en pedazos.
Las personas somos de barro y podemos agrietarnos, pero tenemos la capacidad de usar las grietas para derramar aquello que guardamos y cultivar amigos por donde vamos…
Las personas somos de barro y no podemos juzgar el barro de otro, porque en algunos momentos de la vida, nosotros también las embarramos
Las personas somos de barro y no debemos tener miedo de embarrarnos con el barro humano de quienes caminan a nuestro lado; por que de ese barro que nos untamos es que escribimos nuestra historia y vamos dejando huellas en cada paso.
Las personas somos de barro y Dios el Alfarero que crea y recrea con nosotros en sus Manos.

martes, 8 de mayo de 2018

FELICIDAD ES LA CAPACIDAD DE DISFRUTAR

No es feliz quien de todo se queja, aquel que nada le parece, ese que ve oscuridad, cuando apaga su propia luz y la que otros le ofrecen… 
No es feliz quien siempre espera más, quien compara lo que da con lo que recibe, lo que tiene con lo que otros poseen…
No es feliz quien aleja a los que le aman, porque no sabe sentir el amor o porque piensa que amar es posesión. 
La felicidad no es una meta, es simplemente la capacidad de disfrutar y ser agradecidos… 
Agradecer la presencia de quien le dibuja una sonrisa; valorar la oportunidad de un día más de vida, sentir gratitud infinita por esas pequeñas cosas que tiene y que muchos anhelan, atesorar y alabar a Dios por tanto que le concede, en vez de ofrecer quejabanzas diarias por los sufrimientos que alimenta, cuando se fija más en aquello que no es o no pasa como quería. 
Felicidad es la capacidad de disfrutar de lo que nos gusta y aprender a amar aquello que nos tocó y no nos agrada; es también, darse permiso de romper en cualquier momento la rutina, cuando se valora a los demás con todo lo que es y no es, pero sobre todo cuando nos alegramos con sus alegrías y no pretendemos contagiarlos o culparlos de las tristezas que creamos en nuestra vida… 
La felicidad está en las cosas más sencillas y pequeñas, no hay que esperarla, solo disfrutarla en esos instantes únicos que a diario se nos dan en la vida… 
Y cuando tengamos la oportunidad de momentos extras, de sueños realizados, de experiencias únicas; pues seguimos atesorando sonrisas, momentos de alegría que definen la verdadera felicidad, esa que no es una meta, sino una manera de viajar y se renueva con la fe y la esperanza que da, el tener a Dios el Amigazo, siempre presente en nuestras vidas… 

domingo, 6 de mayo de 2018

REALIDAD VS RUTINA


Es común escuchar o decir: ¡Volveré a mi realidad!
Esto se dice más que todo cuando tenemos un espacio diferente, un descanso, un viaje, un momento de aquellos que no es común que vivamos, y cuando debemos volver al día a día consideramos es volver a la realidad, como si todo lo vivido haya sido una ilusión, un sueño o fantasía…
Pero simplemente retornamos a la rutina, a lo que hacemos todos los días, a un ritmo marcado por unas tareas y un horario, donde en su mayoría encontramos a las mismas personas, en la que nos limitamos a vivir y hacer lo mismo, a eso le llamamos realidad…
Pero cuando te das cuenta que llamas realidad a la rutina,  a ese algo que haces mecánicamente a tal punto que no te das cuenta de las cosas diferentes que pueden suceder; es ahí cuando existe la necesidad de romper ese ritmo robótico, de atreverse a hacer algo distinto, algo loco o divertido, algo fuera de lo común, algo que logre asombrarnos y hacernos sentir al final, que este día fue especial, no fue como los demás…

sábado, 5 de mayo de 2018

HACER Y DEJAR HACER...


SI EL MUNDO HICIERA Y DEJARA HACER… TODOS HARIAMOS ALGO POR EL MUNDO…   Pero… Ni hacemos, ni dejamos hacer…
Hacemos y no queremos que otros hagan, para aparecer y tener poder, o No hacemos y criticamos a quien hace…
Queremos que otros hagan lo que les decimos, para tener control de lo que hacen y decir que hicieron lo que dijimos…
Decimos que haremos, pero no hacemos; o decimos lo que hacemos, para que otros sepan y vean lo que hicimos…
Y la final el mundo, es lo que de él hemos hecho, lo que permitimos que otros hicieran o el resultado de lo que pudimos hacer y no hicimos…
Si por lo menos todo el mundo hiciera bien lo que debe hacer y deja que otro haga lo suyo, todos hiciéramos algo por el Mundo…

domingo, 22 de abril de 2018

MIENTRAS DURE


Todo en esta vida es pasajero, nada es para siempre ni eterno, y a veces, dejamos pasar momentos, por miedo al instante a que acabe; o desaprovechamos oportunidades, quejándonos o buscándole peros…
Pero, ¿y si disfrutamos el dia soleado, cuando el clima siempre es frio; o por el contrario, si disfrutamos de la brisa cuando hace calor?; que sensación maravillosa es ese ratito…
¿Y si aprovechamos a las personas, mientras están con nosotros, y agradecemos aquello que se nos permite vivir juntos?…
Mientras dure la salud, hacer todo lo que pueda, para cuando llegue la enfermedad, sentir que todo valió la pena…
Reir a carcajadas sin cohibirme, porque quizás más tarde me enoje o llore… Decir te amo cuando lo sienta, porque tal vez más adelante no pueda…
Y lo que se nos permitió contemplar así sea un instante, como una estrella fugaz, la risa del ser amado, el abrazo anhelado, el milagro de la vida, las maravillas de la naturaleza, momentos que parecen rutinarios, tantas cosas únicas que duran tan poco, pero que dejan un efecto mágico que nos sirven para otros momentos cuando por cosas de la vida, la fe corre el riesgo de perderse…
Por eso mientras dure ese sentimiento, hay que darse el permiso de sentirlo; así mismo la emoción que ocasiona el instante de triunfo, aún aquellas situaciones que no son las que esperamos o queremos experimentar, hay que aprender a vivirlas mientras pasan, porque son las que nos enseñaran a valorar aquellas que quisiéramos se dieran más seguidas o duraran un poco más…
Así que mientras dure, lo vivimos… No sabemos lo que pueda pasar después y es aburrido adivinarlo, es mejor dejarse sorprender y esperar con Fe, porque cada día trae su afán y con Dios el instante tiene sentido.

miércoles, 18 de abril de 2018

EL PALOMO

Hace poco vi un pajarito chocarse con una ventana y me enterneció... Chocó tan fuerte, sonó tan duro, que pensé, a muchos seres humanos nos puede pasar lo mismo, nos estrellamos con el reflejo que creamos de nosotros mismos, cuando no vivimos la realidad, cuando nos dejamos llevar solo por impulsos...
Esta es la historia que me inspiró:

EL PALOMO...
Siempre admiré su vuelo…
El arte de los nidos que contruia… la oportunidad de recorrer todos los rincones del jardín y esa parte del cielo que conocía y por el que se paseaba…
El eligió vivir ahí, sin jaula ni ataduras, era libre y podría irse a donde quería… Yo creo que no lo sabía, porque vivía desconfiado y quería marcharse a otro lugar más allá, sin pensarlo…
Volaba algunas veces alto, otras bajo, a sabiendas de los peligros que en el mundo habían…
Pero un día eligió el camino que creyó lo llevaría más allá, decidió lanzarse a volarlo, sin ver más allá, sin pensar nada, no se si confiado o agrandado, no se si ilusionado o afanado; pero el impulso de sus alas y su anhelo de grandeza y libertad, eran más fuertes que su propia naturaleza y fragilidad...
Voló, con tanta fuerza y velocidad, que no vio nada más, tanto que se estrelló con su propio reflejo, iba enceguecido que no vio que lo que había era un cristal, transparente que parecía leal, pero le jugo sució, se le atravesó y se chocó dejando escrito con una huella de sangre, la silueta de sus sueños muertos…
No se cuantos se han dado cuenta que ya no está, quizás muchos no sabían que existía... KR

MATAR EL TIEMPO


MATAR EL TIEMPO…
No vivimos el momento, matamos el instante, queriendo vivir en el pasado, lamentando el tiempo que hemos asesinado, o sino con el afán de correr y adelantarnos siempre a los acontecimientos.
Así, no disfrutamos ni aprovechamos el tiempo, lo matamos, lo desperdiciamos, lo saturamos llenándolo de ocupaciones, discusiones, diversiones vacías, que solo nos dejan cansancio, soledad y muchos sueños perdidos o muertos.
Matamos el tiempo que se nos da con los que amamos, le disparamos excusas y pretextos.
Ahogamos el tiempo con todo aquello que creemos urgente, que le quita lugar y valor a lo realmente importante y valioso que tenemos.
Y al final del día cuando nos preguntan como aprovechamos el tiempo, haremos lista de las ocupaciones que tuvimos, diremos que agotamos todo el tiempo, que no dejamos ni un espacio libre, quedamos agotados, nos quedó mucho cansancio y ningún recuerdo.

miércoles, 28 de marzo de 2018

PAPA... SI ME VES

SI ME VES… PAPA…
Siento en tu mirada un amor que me hace cada día más grande y fuerte, aunque no aumente mi estatura…
Me veo en el espejo de tus ojos y me siento la Reina, aunque no tenga las medidas, me da lo mismo si crezco o no, porque para ti estoy a la altura…
Si me ves, encuentro respuesta a mis preguntas, aunque no te las haga, las descubro en cada uno de tus gestos y tus palabras…
Si me ves, Me doy permiso de fallar sin miedo a defraudarte, porque me das la oportunidad de intentarlo de nuevo una y otra vez, hasta que logre lo que me propuse y mis sueños alcance.
Si me ves, Papá, sabes que soy capaz de hacer lo que sea, porque confías en mis capacidades y me dejas que elija el camino que quiero seguir, porque tienes la certeza que aunque no corro, doy pasos cortos con firmes pisadas…
Si me ves, Eres de esos héroes que me hace sentir segura, sin sobre protegerme, y me dejas libre de hacer y de elegir, sin abandonarme…
Si me ves, siento que soy lo que soñabas, aunque no lo esperabas y que de volver a nacer quisieras que fuera quien soy, porque no me imaginas de otro modo, así, ya soy lo que más amas…
Si me ves, se hace inmortal la niña que hay en mi, porque me mantienes vivos los sueños, las ilusiones, las risas y las travesuras.
Si me ves, ya no hago caso a lo que otros me dicen o hagan; me bastan tus gestos y palabras...
Si me ves, no le tengo miedo a casi nada, me protege la armadura de cada abrazo que me das, y me hace fuerte el amor que por mi se te derrama.
Si me ves, Papá, ya no me preocupan las miradas de los demás, porque siento que como tu me miras, me mira Dios… y en esa mirada experimento toda la fuerza y el amor que necesito, para no rendirme ni renunciar, pase lo pase, nunca, jamás. KR

martes, 20 de febrero de 2018

SI ME VES

Si me ves no supongas nada, conoce mi verdad primero...
Si me ves, no te ilusiones, tal vez puedas desilusionarte si mi humanidad no es lo que esperas...
Si me ves lograr algo,no me aplaudas, celebra conmigo...
Si me ves fallar, no me juzgues, dame la oportunidad de intentarlo de nuevo...
Si me ves, no te quedes con las apariencias, recuerda que lo esencial es invisible a los ojos..

sábado, 13 de enero de 2018

MOSTRAR A DIOS

Verlo puede ser más sencillo, si tenemos Fe; pero ¿cómo se lo mostramos al mundo?
Mostrar a Dios implica vivirlo… Dar testimonio de lo que vemos y sentimos.
Mostrar a Dios sobre todo a quién más le cuesta descubrirlo.
Mostrar a Dios cuando se hace más justo y necesario, en los momentos de oscuridad y desierto, en ese instante en el que muchos no creen y lo rechazan; aprender y lograr mostrar a Dios es una Misión que se logra no haciendo nada a la fuerza, sino todo con la fuerza del amor…
Vivir para mostrar a Dios, sin pensarlo ni programarlo, sino simplemente siendo yo, y hacer todo lo que le agrada, tratando a los demás como quisiéramos ser tratados.

Mostrar a Dios con los gestos más sencillos y pequeños, esos tan necesarios y escasos, que, aunque son gratuitos muy pocos los ofrecen porque desconocen su inmenso valor o porque tienen miedo de sufrir por y con amor. 


VER A DIOS

Ver a Dios en todo lo que a diario nos da; en lo que menos nos imaginamos, en donde quizás nunca lo buscamos.
Verlo en las cosas más sencillas y pequeñas, en las personas que nos rodean, allí donde no existan vanidades ni apariencias.
Ver a Dios aún en los momentos más oscuros y difíciles, cuando pensamos que nos ha abandonado, siempre se hace necesario aprender a ver a Dios allí.

Ver a Dios en los instantes, en cada expresión de vida y naturaleza, en lo valioso y bello que no se percibe con los sentidos, sino mirando y sintiendo desde el alma, porque sólo así se puede ver a Dios y sentirlo. 

jueves, 11 de enero de 2018

SONREIR


Sonreír es una necesidad que hace demasiado bien a quien la recibe y a quien la da.
Hay siempre que sonreír… Sonreír al saludar, sonreír al caminar, sonreír aún al caer o tropezar; porque sonreír ilumina y sana.
La sonrisa se contagia, es gratis, brota sin forzarla.
La sonrisa no debe ser fingida, siempre hay que buscar motivos para sonreír desde el alma, aunque se sientan ganas de llorar. Sonreír es testimonio de fortaleza, sobre todo cuando se sonríe en los momentos de dificultad.
Si aún no has sonreído, es hora de ejercitar todos esos músculos que se mueven y relajan cuando sonríes…

No te rías de mí, riéte conmigo. ¡Sonríe!

miércoles, 10 de enero de 2018

ESCUCHAR

Hacer silencio un instante, apagar los ruidos internos y externos, para escuchar lo que el mundo y los demás quieren decirnos, no solo con sus palabras, sino también con sus silencios.
Porque hablamos demasiado y casi que nada escuchamos ; o creemos que oir y dejarnos llevar por comentarios, es escuchar de verdad y a eso nos aferramos y desde ahí procedemos.

Escuchar, por eso tenemos dos oídos y una lengua, para que escuchemos más y hablemos menos… 

VER LO BUENO

Que lo primero que veamos, sea lo bueno…
Que en medio de todas las cosas malas, veamos lo bueno…
Que mientras el mundo juzga, condena y señala, descubramos lo bueno…
Para que seamos de aquellos que encuentran la luz, en medio de la oscuridad; que descubren la hoja en blanco, que pasa desapercibida por culpa de un punto negro que todos miran; que saben decir palabras que construyen y animan, en medio de tantas críticas destructivas.

Ver lo bueno, tantas cosas, salvaría y sanaría…


CONTEMPLAR

Ver más allá de lo que a simple vista se ve, es contemplar…
Ser capaces de descubrir lo que los ojos del cuerpo no ven, detenerse y saciarse de lo que se puede percibir, es contemplar…
Contemplar, inspira… Contemplar, llena el alma… Contemplar, nos muestra, lo que se esconde, se reserva o se calla…

Si nos dedicáramos a contemplar, más que a mirar, encontraríamos caminos, luces, soluciones, regalos y bendiciones, que a diario se nos dan.
 

LOS DETALLES

Esos gestos pequeñitos, esas cosas tan sencillas, eso que muchas veces pasa desapercibido u olvidado, son los detalles…
Vamos tan de prisa y nos quedamos en las formas, que se nos escapan los detalles…
Detenerse en un detalle, que muestre una visión distinta, se hace necesario, para descubrir lo más hermoso de la vida.
Ofrecer esos detalles, que expresan sentimientos, hacen posible sanar, construir, reparar, rescatar y darle vida a lo que queremos.
Más que cosas grandes o hechos significativos, el mundo necesita de los pequeños detalles, para reparar y sanar lo que tiene quebrantado y herido.


CONFIAR

Confiar nos cuesta tanto…
Porque nos prevenimos o tal vez porque otros nos indisponen; por lo que vivimos o lo que nos dicen, por tantas cosas de las cuales somos no solo protagonistas, sino también testigos, es que desconfiamos.
Confiar es necesario, porque abre puertas y sentidos, da voto de confianza, da oportunidad de que surja lo que deba surgir y se logre lo que se quiere lograr.
Confiar es un riesgo, que todos tenemos que correr, porque es a la vez una necesidad para darse permiso de vivir lo que muchas veces por no confiar, le negamos a nosotros mismos o a los demás.

¿Por qué es tan difíciles Confiar?


DAR EL PASO

Eso es lo que sigue, dar el paso…
Implica moverse, desacomodarse, decidirse, haber planeado, tener suficiente fuerza y voluntad para dar el paso que nos conducirá a lo que anhelamos y soñamos.
Dar el paso traerá consecuencias, ante las cuales debemos estar atentos y preparados, para reflexionar y decidir el siguiente paso.
¿Y si pensamos un poco, en ese paso que aún no hemos dado? Hacerlo nos acerca a la meta y nos compromete a lo que venga…

¿Y ahora qué paso viene?


PLANEAR

Sino planeamos, nos planean…
Sino planeamos, improvisamos, dudamos, y la vida se convierte en un vaivén de un velero que se mueve al antojo del viento.
Desde que abrimos los ojos, debemos ejecutar un plan; en el trabajo, en lo que soñamos, en todo lo que anhelamos para nuestra vida, hay que planear, para que se haga realidad.
Y si, aunque hay cosas que no se planean y suceden, aunque en cuestión de sentimiento, no hay nada que planear, porque nacen y pasan sin avisar; en muchas cosas más de nuestra vida, lo que nos llevará a la meta, es lo que hayamos planeado y cómo lo realicemos…

Planear permite poner orden e impulsarnos a dar el paso.


DECIDIR

Muchas cosas no suceden por indecisión…
Urge ser decididos, no darle más riendas sueltas a la negligencia y a las excusas que nosotros mismos nos creemos y apoyamos para justificar los pasos que no damos.
Decidir es eso, dar un paso, moverse, avanzar; porque cada decisión requiere una acción, para que sea veraz y no se convierta en un propósito fugaz.

Vivir es un constante decidir…