viernes, 30 de junio de 2017

ASI DE SIMPLE

No busques más palabras ni conceptos, llámame por mi nombre y defíneme por lo que al tratarme me conoces…
No me toques la cabeza, no doy buena suerte, ni tengo magia; salúdame como saludas a un amigo o a un hermano…
No me preguntes cómo mido, mira como doy la talla…
No te rías de mí, riéte conmigo…
No me trates diferente, prefiero un trato fraterno.
No me condiciones por mi condición…
Sácame de cualquier cuento; déjame escribir mi propia historia…
Algo si te digo, aunque todo lo veo grande, nada me queda grande, porque como tú, yo lucho por hacer realidad mis sueños y superar mis miedos…
No me afecta mi estatura, porque estoy a la Altura de las Circunstancias…

Así de simple…
 

miércoles, 28 de junio de 2017

SIN CONCEPTOS NI CONDICIONES



Sin conceptos ni condiciones, así deberíamos ver, escuchar y conocer a las Personas; y esto sólo se aprende cuando la vida misma te lo enseña a la fuerza, rompiendo las formas y los esquemas que la humanidad se inventa para definir lo que no sabe y clasificar lo que no quiere, no se atreve y no entiende.
A veces nos complicamos demasiado con tal de no comprometernos, y nos cuesta ver más allá y entender y disfrutar las cosas más sencillas y pequeñas, que nos muestran una perfección distinta a lo que nos pintan perfecto.
No se necesita mucho para entenderle ni hacerse entender; es más lo que rebuscamos entre palabras y gestos; pero todo es tan simple como decirle lo que queremos decir y escucharle lo que quiere expresar, ver con el corazón lo que es invisible a nuestros ojos, y se puede lograr lo que se desea de él.
Simón vive y entiende el mundo más que nosotros mismos; el lo disfruta, mientras nosotros nos complicamos en vivirlo.
A Simón no le interesan los conceptos, sino el valor de cada cosa y momento…
Nosotros queremos definirlo todo y aún asi no entendemos nada…
A Simón no le gustan los gritos, ni los ruidos, el sabe escuchar con amor, el prefiere las melodías de sus juegos y canciones favoritas, y las voces que emite la naturaleza en cada uno de sus sonidos.
Nosotros vivimos entre ruidos y gritamos para escucharnos, o sentirnos superiores, distanciándonos así de los que amamos, y siendo sordos a los latidos…
A Simón le gusta nadar; nosotros nos ahogamos en un vaso de agua…
A Simón le gusta el chocolate; nosotros nos estresamos con nuestros complejos, haciendo dietas baratas…
A Simón le gusta sonreir ante las cámaras; nosotros nos preocupamos por salir bien en las fotos y nos tomamos demasiadas, para luego borrarlas…
A Simón no le importa crecer, porque su niño es eterno dentro de su alma…
Simón sabe ver lo esencial, no se fija en apariencias, solo en aquello que le inspira amor y le da paz…
Simón pasó por desapercibido mi apariencia y mi estatura; pero se detuvo ante mi Amor y Amistad y por eso no se resistió a sentarse a mi lado, y tomarse esta foto para la prosperidad…

En un mundo que vive de apariencias, que construye sus propios conceptos y a todo le pone condiciones; vive un Pidata Fedoz, que rompe todos los esquemas y definiciones, que se alimenta del Amor que le dan y que Ama a todos sin condiciones…