domingo, 7 de mayo de 2017

HAY QUE DARSE PERMISO...

Hay que darse permiso…
Darse permiso de escapar un poco… de caer y de fallar en algún instante…
De reir y de llorar, si es que casi no lo hacemos…
De jugar en la lluvia y en el barro…
De comer algunos dulces sin remordimientos…
De no ser tan perfectos sino más humanos…
De darle riendas a los pensamientos y sentimientos sin miedo…
De no hacer nada en algún momento…
De soltar un poco y aflojar; de caminar algunos pasos sueltos…  
De tomarse un descanso…
De hacer un pare en el camino y volver a retomarlo luego…

Hay que darse permiso de muchas cosas, sin permitirse acomodarse en ello… 

LA VERDADERA LIBERTAD

La verdadera Libertad consiste en…
Aprender a caminar sola, sin  miedo a caer y levantarse…
Aprender a respirar sola, sin sentir que en el intento le falta algo, alquien o le falta aire…
Aprender a amarnos a nosotros mismos, sin que dependa que primero nos ame alguien…
Aprender a tomar nuestras propias decisiones, sin depender de las opiniones de nadie…
Aprender a no esperar nada y dejarse sorprender, en vez de angustiarnos porque no llega lo que esperamos…
Aprender a no ver tanto el reloj, sino vivir el momento sin angustiarnos…
Aprender a darme permiso de sentir y pensar, sin dejar que me dominen mis pensamientos y sentimientos.
Aprender a ser quien soy y no tratar de ser lo que todo el mundo espera para poder agradarle a alguien…

Sentirme libre de aprender todo esto, y liberar a los demás de que no dependan de mi para ello.