sábado, 18 de marzo de 2017

LA FUERZA DEL AMOR...

Es la que te impulsa y te mueve, permite que broten de ti los gestos y los sentimientos, sin darte cuenta y sin pensarlo, no conoce de imposibles y se aliada con el tiempo… Te inspira y te da mil ideas, para lograr lo que tanto deseas; para disfrutar lo que haces aunque para muchos no sea nada; para reinventarte y hacer todo, por algo o por alguien…
Es la fuerza del amor, la que te mueve a buscar y llegar, por la simple razón de que amas y sueñas; y por ese mismo amor, te interesa, y quieres lograrlo.
Es la fuerza del amor la que agranda el anhelo de estar siempre presente en la vida de alguien y no perderte de nada a su lado.
Cuando algo no te nace, y sientes condicionamientos o presiones para hacerlo; encontrarás siempre algún pretexto o impedimento que dilatarán el momento o te harán sentir que no hay tiempo; y si te toca, sentirás todo tan forzado que te agotas, porque no existe el impulso de algún sentimiento.
Cuando es el amor lo que te mueve, el tiempo es poco cuando estás con alguien, y aún así, sabes disfrutar cada instante y lo inmortalizas en un recuerdo, hasta que puedas repetirlo de nuevo; pero, cuando no hay eso, el tiempo aunque sea poco, se siente eterno, o simplemente no encontrarás espacios para nada, porque no es tu prioridad hacerlo.
Es la fuerza del amor, la que te impulsa al perdón, la que te da siempre una oportunidad de volverlo a intentar; la que sana tu corazón y te motiva a continuar; de no ser así, es el resentimiento el que domina, y es tan difícil y casi imposible perdonar o dar otra oportunidad…
La fuerza del amor, no agota en el hacer o decir lo que sea; todo brota de tal forma que por muy grande y complicado que pueda ser, parece tan fácil y tan poco, que se quiere dar mucho más que eso...
Pero cuando algo es forzado, lo más mínimo, hasta pronunciar una palabra, cuesta; lo piensas, lo evades, le encuentras todos los contras, y te bloqueas…
Cuando es la fuerza del amor lo que te mueve, encuentras palabras, tiempo, impulso, ideas, espacio; todo es posible, y si algo falla, lo intentas tantas veces que sea hasta lograrlo… Pero cuando no hay ese sentimiento, sientes todo tan pero tan forzado y pesado, que te cansas en el pensamiento y no deseas ni siquiera intentarlo…
Y así, cuando contemplas las cosas tan maravillosas y enormes, que has sido capaz de decir y hacer, cuando te sorprendes de todo lo que logras y hasta donde llegas cuando amas de veras, no te preguntes cómo pudiste lograrlo, porque la fuerza del amor es la respuesta… KR

No hay comentarios.: