miércoles, 27 de abril de 2016

CUANDO ERES DIFERENTE...

Hay cosas que no se pueden omitir, porque el mundo nos las recuerda; hay diferencias que se ven a simple vista, que aunque trates de vivir todo igual, muchas cosas son diferente…
Cuando eres diferente, puedes hacer las mismas cosas que todos, pero de forma diferente… A tu tiempo, a tu manera, pero logras los mismos y hasta mejores resultados, si te lo propones y si así lo quieres.
Cuando eres diferente, sabes que tienes que esforzarte un poco más en tus sueños; que aún el amor parece ser complicado en un mundo que vive de apariencias y que busca modelos estipulados; pero de que llega, llega y se hace posible, porque siempre hay quienes vean más allá y se queden con lo que te hace más especial que diferente.
Cuando eres diferente, sabes que todo puede ser un poco más complejo, pero nada es imposible; eres consciente que tienes que enfrentar miradas, comentarios, obstáculos, pero nada de eso puede detenerte; si haces de tus diferencias una fuerza que te impulsa a sacar lo mejor de ti, logras llegar más lejos de lo que crees.
No hay que negarse a sí mismo las diferencias, porque los demás no las recuerdan y no aceptarlas es el primer obstáculo que nos ponemos para nuestra realización; pero tampoco hay que quedarse estancado ni justificarse por ello; porque las diferencias no nos hacen ni más, ni menos, solo eso, diferentes, pero no incapaces de lograr y hacer realidad lo que queremos.
Y cuando aprendes a entender y contemplar las diferencias, logras hacer de las desventajas, grandes ventajas, haces lo mismo pero diferente y descubres la magia que hace especial aquello que rompe los esquemas y que te enseña a ver más allá de las formas y las apariencias…
Hay quienes le tienen miedo a lo diferente, porque les exige desacomodarse, despojarse de vanidades y superficialidades o aprender a sentir más y pensar menos, para hacer las cosas diferentes...


En un mundo de situaciones y realidades tan desiguales; ser diferente puede ser un obstáculo; pero realmente es una oportunidad de hacer las cosas de una manera especial y aprender a descubrir y vivir lo que es realmente esencial, eso que no se ve a simple vista…

domingo, 3 de abril de 2016

PRESTALE ATENCION

HABLANDO CONMIGO MISMA, me dije:
Mí misma, préstale atención a lo que de verdad te aporta, a lo que te enseña, a lo que te da paz, a lo que te da seguridad y te permite dar pasos con firmeza.
Préstale atención, a lo que casi nadie ve en medio de sus afanes y de las cosas que tiene; a lo que no se puede comprar, porque no tiene precio, ni lo venden en ninguna tienda.
Préstale atención, a lo que te hace sentir a Dios, a lo que te construye asi te duela; a lo que tu sabes que es real, a lo que no te condiciona a ser o hacer lo que no eres ni deseas.
Préstale atención, a lo que te dibuja sonrisas, a lo que te hace llorar de emoción, a lo que es diferente a ti, pero te complementa.
Préstale atención, a lo que parece ser poco, pero es real; a lo que tu sabes que no se acaba, a lo que necesitas cuidar para que no muera…
Préstale atención a lo que no te encandila, sino que te ilumina, a lo que no es superficial, a lo que tu sabes que pase lo que pase, si lo cuidas, no se romperá ni se irá…
A esas pequeñas cosas que se convierten en oportunidad; a esas que te vienen sin pedirla, a las que te sorprenden, a las que te mueven el piso, pero sobre todo a esas que te hacen sentir a un Dios vivo, MI MISMA, préstale mucha atención…
Y a lo demás que te aleja o contradice todo eso, por muy perfecto y divertido que parezca; si te pesa, si te exige ser lo que no eres, si te roba la paz, si te quita lo que Dios te da; no le prestes atención y verás que pasarán…

Recuerda MI MISMA que a eso que le prestes atención, eso es lo que en tu vida queda…
 

MIENTRAS DURE...

No sé cuánto dure este sueño, pero lo disfrutaré antes que despierte…
No sé cuánto dure este encuentro, pero guardaré los mejores instantes para siempre…
No sé cuánto dure la tormenta, pero descansaré y rezaré mientras llueve…
No sé cuánto dure esta sensación de paz, pero me gusta sentirla, no miraré el tiempo mientras la experimento…
No sé cuánto dure este abrazo, pero me recargaré de él, para que me quede su efecto…
No sé cuánto dure esta prueba, pero buscaré de ella todo lo que pueda aprender para que no sea en vano…
No sé cuánto dure este coincidir, solo espero que pueda dar lo mejor de mi…
No sé cuánto dure todo esto, deseo que sea lo suficiente para dejar mi nombre escrito para siempre…
No sé cuánto dure este instante, pero me quedaré con lo mejor y lo dejaré escrito para leerlo cuando el tiempo quiera arrastrarlo al olvido y sienta la necesidad de volver a tenerlo… 
Todos sabemos que lo que lleva se marcha, lo que empieza termina, que en algún momento se separan los caminos, finaliza una etapa, hay que pasar la página, pero la vida continúa…

Mientras dure quiero entender el para qué, sin la culpa de que se me escapó… Todo tiene su razón de ser, dentro del Plan perfecto de Dios… 


BUSCABA Y ME BUSCABAN

Buscaba a quien no me buscaba…
Le hablaba a quien no me hablaba…
Esperaba a quien no venía…
Eso me entristecía…
Hasta que:
Me encontró quien menos buscaba,
Me habló, quien yo no le hablaba,
Y siempre estuvo ahí esperándome alguien a quien ignoraba…
y yo no veía…

Así viven muchos y dicen vivir en soledad; creo que vivimos enceguecidos… 

LO PERFECTO DE LO IMPERFECTO

Y de repente…
En un mundo que exigía perfección y apariencia…
Lo más imperfecto del amor, me hizo sentir lo perfecto de un sentimiento…
Lo más imperfecto de los demás, me han hecho sentir lo perfecto del Pedir perdón y perdonar…
Lo más imperfecto de la apariencia, me mostró la perfección que se oculta dentro…
Lo más imperfecto de mis errores, me enseñaron las oportunidades perfectas que Dios me da…
Lo más imperfecto de mi sonrisa, me permitieron sentir una paz perfecta…
Lo más imperfecto de mis días, me ayudaron a sentirme agradecida con los instantes perfectos que tenía…
Lo más imperfecto que amé de alguien, me revelaron lo perfecto que en su alma había…
Lo más imperfecto que hay en mí, me ha permitido mostrar lo que Dios obra perfectamente a través de mi.

Y entendí que ser feliz, es poder contemplar lo perfecto de lo imperfecto que existe en todo lo que tengo en mi vida…