domingo, 3 de abril de 2016

PRESTALE ATENCION

HABLANDO CONMIGO MISMA, me dije:
Mí misma, préstale atención a lo que de verdad te aporta, a lo que te enseña, a lo que te da paz, a lo que te da seguridad y te permite dar pasos con firmeza.
Préstale atención, a lo que casi nadie ve en medio de sus afanes y de las cosas que tiene; a lo que no se puede comprar, porque no tiene precio, ni lo venden en ninguna tienda.
Préstale atención, a lo que te hace sentir a Dios, a lo que te construye asi te duela; a lo que tu sabes que es real, a lo que no te condiciona a ser o hacer lo que no eres ni deseas.
Préstale atención, a lo que te dibuja sonrisas, a lo que te hace llorar de emoción, a lo que es diferente a ti, pero te complementa.
Préstale atención, a lo que parece ser poco, pero es real; a lo que tu sabes que no se acaba, a lo que necesitas cuidar para que no muera…
Préstale atención a lo que no te encandila, sino que te ilumina, a lo que no es superficial, a lo que tu sabes que pase lo que pase, si lo cuidas, no se romperá ni se irá…
A esas pequeñas cosas que se convierten en oportunidad; a esas que te vienen sin pedirla, a las que te sorprenden, a las que te mueven el piso, pero sobre todo a esas que te hacen sentir a un Dios vivo, MI MISMA, préstale mucha atención…
Y a lo demás que te aleja o contradice todo eso, por muy perfecto y divertido que parezca; si te pesa, si te exige ser lo que no eres, si te roba la paz, si te quita lo que Dios te da; no le prestes atención y verás que pasarán…

Recuerda MI MISMA que a eso que le prestes atención, eso es lo que en tu vida queda…
 

No hay comentarios.: