martes, 15 de marzo de 2016

HABLANDO DE ACONDROPLASIA


Hoy pensaba, que es más lo que le debo a la Acondroplasia que lo que ella me debe a mi... No tengo problemas con una condición física, ni con unos centímetros de menos...
De la Acondroplasia he recibido tanta sabiduría por las experiencias vividas y sobre todo me ha permitido conocer a tantas personas tan pero tan lindas y valiosas, que si no hubiera sido por ella, quizás nunca las hubiera conocido...
Y mi manera de ver la vida, el poder ver más allá de todo, el no vivir de apariencias, el querer romper tantos paradigmas y esquemas, se lo debo a la Acondroplasia... Ella ha sido mi Escuela...
Mi humanidad, mi fragilidad y la capacidad de verla y valorarla en el otro, me lo enseñó la Acondroplasia...
Aún mi FE, porque desde abajo he podido ver mejor la grandeza de un cielo...
Yo no se que piensa la gente en la calle, seguro habrá quien se ría, quien me señale, quien dude de mi, quien me mire...
Pero yo me conozco y se quien soy y me Amo asi como soy y lucho cada día por agradar a Dios...
La Acondroplasia no me define... pero es parte de mi y no peleo con ella... no es algo que uno elige, fue lo que me tocó, ya no la rechazó, es como cuando no te gusta el lugar en donde naces... no lo eliges, te tocó... y cuando aprendes a conocerlo, a entenderlo, a amar lo que te ofrece, lo que te enseña, no hay ningún problema que te digan: Tienes Acondroplasia...
Las otras palabras no me definen, existen, algunas expresan una condición: "enanismo"... las otras solo son ficción, pitufos, nomos, duendes, etc...
No me complico con eso... Tengo nombre propio KARY ROJAS...
Y quien no lo sabe, es porque no me conoce... Pero he comprobado en toda mi vida, que cuando me conocen, se les olvida todo lo demás, mi tamaño, mi condición, y no ven más que a Kary Rojas...
Entonces si me ves por ahí y no sabes como llamarme, te invito a conocerme, quizás tu también termines siendo de esas personas a las cuales le agradezco a la Acondroplasia la oportunidad de conocer... EFECTOS DEL AMOR DE DIOS...

No hay comentarios.: