sábado, 31 de enero de 2015

SINDROME DE IMPRESORA


Y me dijo mi loca: Hay mucha gente que padece del Síndrome de la impresora…
Por supuesto que quedé anonadada porque no entendía que me quería decir; pero ella que me conoce como si fuera yo misma, me dijo:
Hay gente que vive de la impresión, quiere impresionar y se queda con la impresión que supone le dan los demás.
Escucharás comentarios que dice; la primera impresión es la que vale.  Y yo me pregunto: y qué sucede si en ese primer momento, la impresora tenía poca intenta y no imprime bien;  lo que traducido significa; qué pasaría, si en ese primer encuentro, no ha sido un buen día  y las cosas no salen como se querían; acaso ya por eso, se juzga mal?
Mucha gente se engaña con la primera impresión, porque se queda solo con ella. Y puede que haya sido muy buena, pero quizás es solo maquillaje, apariencia, un cartucho nuevo de tinta, para el momento. Pero y si después las cosas no son como ese primer momento?.
Y que pasaría, si esa primera impresión  no fue buena, porque había cansancio, presiones, un mal momento; y quizás por eso dejamos ir, juzgamos, condenamos y nos perdemos de conocer a alguien realmente especial.
Muchos se creen impresora; y viven planeando dar buena impresión; a color, que agrade, que hable bien.
Y nosotros muchas veces nos quedamos con eso, con la primera impresión, con lo que se ve a primera vista, con lo que puede ser apariencia.
No somos impresoras,  no tenemos que vivir para dar buena impresión a nadie, porque muchas veces dejamos de ser nosotros mismos, nos negamos la humanidad, buscamos perfección.
Por vivir para dar buena impresión es que muchas personas pierden la identidad; no son felices, se apresuran en los pasos que dan y las decisiones que toman, se equivocan con lo que ofrecen y con lo que eligen.
La humanidad padece ese síndrome de la Impresora. Y cuando se les acaba la tinta? Y cuándo las cosas no son como parecen? Viene la desilusión, la frustración y se pierde la Fe.
Hay que vivir para ser un Papel en blanco en el que Dios escriba; y no para ser impresora que vive de querer impresionar y quedarse solo con las impresiones que percibe. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Excelente, pienso igual.