lunes, 23 de junio de 2014

EN LA NOCHE SE SUELTA LA LOCA


Cuando llega la noche y todos duermen, en muchas cabezas se suelta la loca…
Y es ahí donde aparecen las tristezas no expresadas que quedan escritas con lágrimas en la almohada…  y salen a flote todos los miedos, que se empeñan en robarnos los sueños que aún tenemos…
Hay noches en que  a la loca le gusta hablar con sus propios pensamientos; y si tiene musa se inspira; y si se desvela, cuenta ovejas o se aferra a lo que la asusta o mortifica…
En la noche, cuando todos callan, se desbordan de la loca de la casa, todas las palabras; se confiesan amores, se confrontan sentimientos, salen a relucir las frustraciones…
Se esconden las máscaras que nos salvan en el día de ser descubiertos en aquello que no queremos que el mundo note, pero que somos o tenemos dentro…
Es en la noche cuando en todo lo que nos decimos y pensamos, nunca nos engañamos ni nos mentimos; hasta las culpas salen a recordarnos los errores que cometimos…
Y se suelta loca a sacar todo lo que guardamos, a decir lo que no nos atrevemos a mostrarnos lo que escondemos, a enfrentarnos cara a cara con nuestros miedos…
Solo cuando logras aplacar todo eso, empiezan a pesar los párpados, surge el cansancio y llega el sueño; solo estando en paz con Dios, con los demás y con nosotros mismos, elevando una oración al cielo, es que prefiere descansar y dormir plácidamente, la loca con sus pensamientos… 

domingo, 22 de junio de 2014

LOS PREJUICIOS NOS HACEN JUECES INJUSTOS



Dice la loca de la casa, que hay quienes son expertos en el acto de juzgar, de creer que saben todas las respuestas y que opinan de lo que suponen está bien o está mal…
Muchas veces juzgan por las apariencias, otras veces saben el por qué los demás dicen o callan las cosas, lo curioso de sus prejuicios, es que nunca son positivos, siempre negativos…
Para ellos, es malo porque sí y malo porque  no, se suponen el pensar y sentir de los otros, sus palabras favoritas son: supongo que hiciste esto por tal cosa, o que no hiciste por esta otra…
Suponer y juzgar son sus pasatiempos favoritos, lo que los hace jueces egoístas e injustos de todo el mundo…
Los prejuicios discriminan, cortan las alas de los demás, dañan los sentimientos de quienes escuchan los comentarios sin fundamentos que solo crean mal ambiente y desunión…
Quienes lanzan prejuicios se las dan de que piensan mucho y saben todo, pero en realidad hablar y actuar sin pensar ni saber lo que dicen y lo que hacen…
Son muchas veces moralistas de doble faz, que no se dan cuenta que lo que juzgan lo cometen peor que los demás…

Con la misma vara que midas serás medido; todo el mundo critica de lo que no sabe ni vive; quienes lanzan prejuicios son inexpertos en el arte de colocarse en los zapatos de los demás antes de criticarle… 

DECIR LO QUE QUIERES ESCUCHAR


Le pregunté a la loca de la casa, qué podemos hacer para que no dañemos a nadie con nuestras palabras y luego de pensarlo me dijo: Hay que aprender a decir lo que quisiéramos escuchar…
Habla como quisieras que te hablen, en el mismo tono de acuerdo al momento que vivas, piensa lo que quisieras escuchar de alguien estando en el mismo lugar que esa persona pisa..
Piensa qué quisieras que te dijeran, cuando logras algo o tienes un proyecto; usa esas mismas palabras con quien vive lo mismo en su propio momento…
Di lo que necesitarías escuchar cuando estás triste o sientes soledad; seguro que esas palabras que anhelas en ese instante, pueden hacerle mucho bien a alguien más…
Expresa el amor como quisieras que te lo expresaran, háblale a quien amas como le pedirías que te hablara, seguro que es el amor y sus detalles los que sacarían las palabras…
Y si escuchas hablar de alguien, cosas que lo dañarían; cambia su nombre por el tuyo y haz lo que quisieras que en ese momento hicieran contigo… Seguro que el chisme ahí moriría…
No hables cuando sea el enojo quien te domina, porque la rabia te vuelve cruel y egoísta… Es mejor guardar silencio y distanciarse un poco mientras pasa; piensa lo que sentirías si con violencia te hablan…
Si vas a mentir piensa si desearías vivir sin creer en lo que escuchas; la persona que dice mentiras vive incrédula, de todo el mundo duda… ¿Eso es vida? Entonces no mientas…

No hay que pensarlo mucho, más bien hay que sentirlo; colocarse en el lugar del otro, y decir lo que quisiéramos que nos dijeran, bastaría para que las palabras nunca dolieran. 

sábado, 21 de junio de 2014

AMAR NO ES SUFICIENTE


Hablando con la loca de la casa, me puse a pensar en el amor y sacamos la conclusión de que amar no es suficiente…
Amar no es suficiente porque amor sin confianza no es amor, y se va muriendo en medio de la duda, los celos, las mentiras y los miedos…
Amar no es suficiente, en el amar sin limites hay que delimitar los espacios, para que no haya presiones ni abusos y exista la tolerancia y el respeto..
Amar no es suficiente, se puede sentir un amor profundo, pero sino nos sentimos libres de ser quienes somos, de actuar y pensar sin dañar a nadie más, se muere el amor porque no tiene alas para volar…
Amar no es suficiente, es necesario aprender a ser feliz con la alegría del otro y sufrir con su dolor, para que no sintamos envidia ni indiferencia en el amor…
Amar no es suficiente, se puede herir al otro aunque lo amemos más que nada; el amor no manipula ni presiona, el amor más que causar daño, hace bien y sana…
Amar no es suficiente, porque cuando amando se sufre demasiado, es porque solo estamos sintiendo, pero no estamos pensando en que nos estamos estancando…

Amar no es suficiente, lo dice la loca de la casa, a ella la domina muchas veces el amor, pero sabe que con sentir el corazón no basta para ser feliz y amar al estilo de Jesús, el que es verdadero Amor...

EL OLVIDO...


Hablando con la loca de la casa, le pregunté, ¿qué es el olvido?...
En el libro de la vida, el olvido no es la hoja que se arranca, que siempre deja sus rastros como cicatrices que nos recuerdan que un dolor fue escrito y quisimos despojarnos de él a la fuerza.
Es el olvido, un rincón escondido, entre los nuevos capítulos que escribimos y que van quedando atrás, como letras desgastadas entre páginas amarillas, que demuestran el paso de muchas estaciones y las huellas de las manos que las van pasando para dejarlas atrás en el pasado…
Es el olvido más que una opción, algo involuntario, cuando borra todo lo que por su paso en nuestra vida fue dejando…
Es el olvido síntoma de sanación, cuando dejamos de pensar y no recordamos al pie de la letra algo que en su momento nos causó daño…

Es el olvido un escondite en lo más profundo de nuestros rincones, ese lado silencioso y oscuro que abandonamos, ya sea porque huimos de él o porque nos fuimos alejando…

EL TIEMPO PERDIDO


No hacemos nada sinos quedamos esperando a que alguien venga a pedirnos perdón para perdonarlo y mientras nos revolcamos en el orgullo y el rencor y no hacemos nada para superarlo.
Es tiempo perdido el fabricar miles de excusas para no hacer algo con tal de no sentirnos comprometidos… Se aprovecha más el tiempo si nos lanzamos a luchar por lo que realmente queremos y nos entregamos a eso..
Es tiempo perdido llorar por lo que se perdió o se fue, en vez de valorar lo que aún nos queda…
Se pierde más el tiempo si nos sentimos las víctimas de una relación para que alguien venga a socorrernos, en vez de enfrentar de una vez y vencer todas esas frustraciones que tenemos…
No hacemos nada inventando pretextos en vez de motivos para dar ese paso que necesitamos…
Es tiempo perdido el que no se aprovecha para el descanso  y se malgasta en el ocio…
Es tiempo perdido el que se arroja a la basura peleando, en vez de disfrutarlo con caricias e instantes más bonitos…

Es tiempo perdido el que usamos la loca de la casa para llenarla de basura, complejos y miedos, en vez de llenarnos de pensamientos sanos, positivos y buenos…