miércoles, 8 de enero de 2014

6. ALGO PUEDE CAMBIAR…



Cada día se puede dar la oportunidad de cambiar algo…
El día oscuro, puede convertirse en un día de sol… o un dia soleado puede ser luego una tormenta…
Lo que te hizo feliz, puede hacerte llorar; lo que te había entristecido te puede alegrar…
Lo que no había llegado, puede llegar en cualquier momento… y cambiarte la vida…
Lo que tenías lo puedes perder sin darte cuenta; o lo que habías perdido, se puede recuperar, si lo intentas, confías y esperas… y todo cambia si eso pasa…
No todo será siempre como es, cuando menos lo pensemos, puede cambiar…
Hay cosas que cambian para bien, se transforman, otras quizás para mal, se deforman, pero se nos da la oportunidad de poderlas renovar y mejorar…
Cambian los sentimientos, se fortalecen o se hacen débiles, pero nunca son lo mismo, cada día van cambiando de acuerdo a lo que se vive…
Un mal día puede cambiar a uno bueno, o por el contrario, algo que iba muy bien, puede llegar a ser mal…

Es esa otras de las oportunidades que se nos dan cada día, la de cambiar lo que vivimos, lo que tenemos, lo que vemos, la de hacer que sea mejor o empezarlo de nuevo…

5. APRENDER DEL ERROR…

Más que enseñar el acierto, lo que más nos enseña es el error…
El error vale la pena cuando nos deja una experiencia para no repetirlo ni caer en lo mismo…
Cada día estamos ante el riesgo de cometer un error, pero se nos da la oportunidad de enmendarlo y aprender algo nuevo de lo cometido…
Error al elegir, nos da la oportunidad de poder elegir mejor…
Error al hablar, nos da la oportunidad de callar o pensar antes de pronunciar alguna palabra…
Error al omitir, nos da la fuerza para dar ese paso que no nos atrevimos en su momento, tenemos la oportunidad de enmendarlo si nos atrevemos a hacerlo…
Cada día del año, podemos cometer errores, es nuestra naturaleza humana, pero mientras tengamos vida se nos da la oportunidad de aprender de las caídas y fallas…
Sacar una enseñanza del error, es la oportunidad que se nos da de recomenzar, cambiar el rumbo, reparar, levantarnos, decir, hacer, callar, pero logrando aprender… 

4. REACOMODARSE Y ADAPTARSE A LOS CAMBIOS…

Cada día trae cosas nuevas y en ellas, surgen quizás conflictos, dificultades, miedos, porque nos cuestan los cambios…

Todo eso nos brinda la oportunidad de reacomodarnos, limar asperezas mientras nos vamos adaptando y así aprender y asumir los cambios…
Descubrir en todo lo nuevo que se nos brinda, esa oportunidad de cambiar, dar un paso hacia adelante, conocer, ir más allá, reacomodarse y adaptarse, ayuda a crecer y madurar…
No podemos pretender que todo sea igual… Los cambios renuevan, permiten avanzar, en ellos encontramos la oportunidad de aprender algo nuevo de la vida…
Soltar implica cambios, Culminar es empezar algo nuevo, caer nos lleva a levantarnos y cambiar la ruta de nuestros pasos, en ellos cada día tenemos una nueva oportunidad…
No hay que revelarse a lo nuevo, no hay que tener miedo de comenzar otro capítulo, hay que aprender a soltar, despojarse, iniciar algo más…

Un nuevo año nos da la oportunidad de REACOMODARNOS Y ADAPTARNOS A LOS CAMBIOS… es hora de comenzar…

3. DECIR LO QUE HAY QUE DECIR, PERO SABERLO DECIR…


A veces el silencio otorga…
Y al no decir lo que tenemos que decir, las reprimimos, las suponemos, las omitimos…
Al callar se pierden muchas veces, grandes oportunidades… De expresar, de dar a conocer, de avanzar, de reparar, de recuperar, de ganar…
A veces no es tanto lo mucho o poco que se diga, sino como se dice…
Aunque quizás lo que querías decir hoy lo digas mañana, tal vez no suene ni se sienta igual, si se pierde la oportunidad de pronunciarlo en el momento preciso…
Cuando no se habla en su momento, se tiene que callar, porque las palabras no harán el mismo efecto…
Para decir lo que se siente, también hay que descubrir y saber aprovechar la oportunidad que se presente…

Hay palabras que no se deben esperar mucho o perder la oportunidad de decirlo. Te amo, perdóname, gracias, no te vayas, te necesito…     Quizás logres empezar algo, salvar, reparar, conservar, fortalecer… Y si dejas escapar y esperas otro momento, tal vez sea muy tarde hacerlo…

2. HOY AQUÍ MAÑANA NO SABEMOS DONDE…

Hace un año, es más hace unos meses, ni imaginé que estaría aca donde hoy estoy… al otro lado del mundo en el que vivo, compartiendo unos días con los que amo y crecen en la distancia, sabiendo que en cualquier momento, el tiempo que se me dio para vivir esta experiencia, se acaba y vuelvo a mi vida, pero ahora aprendiendo, que todo de repente nos cambia…

Es el segundo día del año y realmente pienso en las personas que pensaron y soñaron llegar y que no lo lograron… Se me viene a la mente, el nombre, la presencia, la imagen y la vida de mi exalumna  Maria Cristina… Cuántos planes y proyectos no tenía para este 2014 y para muchos años más en sus cortos 20 años y de repente la vida se le acaba…

Hoy estamos aquí, con las personas que vemos, con las que tenemos la oportunidad de abrazar, con las cosas que podemos hacer, y disfrutar, vivirlo al máximo, porque no sabemos dónde estaremos mañana…

Se me acaban los días aca y volveré a casa… dejo a mi familia española que tanto amo, pero voy a donde mi familia colombiana, donde mis amigos, a mi trabajo… No imaginé estar aca, pero estoy y ha sido una hermosa oportunidad que me regaló el 2013 y que comparto en este 2014, para que descubra y valore las oportunidades que día a día se me dan…

No hay que dejarlas pasar porque se acaben… Hay que disfrutarlas al máximo!!!
No hay que aferrarse a ellas y soltar lo demás… Porque tarde que temprano hay que poner los pies en la tierra y continuar, esperando a ver a donde nos llevará la otra oportunidad que el mañana nos traerá…


Y con las personas que tenemos hoy a nuestro lado, disfrutémolas como una hermosa oportunidad, porque no sabemos mañana donde estaremos o dónde estarán…

365 OPORTUNIDADES DEL 2014…


1. REPARAR LO QUE ESTA ROTO…

Primer día del año, mi hermana coloca un par de adornos nuevos en la mesa y mi cuñado sin querer rompe uno… Pensé: Nada es perfecto en el día a día, siempre accidental o por algún error, rompemos algo en el camino… Hay cosas que se pueden reparar, otras no, algunas nunca llegan a ser lo mismo que fueron, otras solo hay que desecharlas porque no tienen arreglo… pero eso no quiere decir que todo en la vida vaya a ser así…
Somos frágiles, seres humanos, tanto o más que ese adorno navideño de mesa, que luego de quedar reducido a mil pedazos, tuvo su final en la basura…
Mi cuñado se cuido de barrer o desechar hasta la más mínima astilla, para que nadie se lastimara con los trozos de lo que fue y ya no es ni será…


Esa es una oportunidad que tenemos día a día REPARAR, DESECHAR, CUIDAR, PERO SOBRE TODO, PASE LO QUE PASE, CONTINUAR…