lunes, 23 de junio de 2014

EN LA NOCHE SE SUELTA LA LOCA


Cuando llega la noche y todos duermen, en muchas cabezas se suelta la loca…
Y es ahí donde aparecen las tristezas no expresadas que quedan escritas con lágrimas en la almohada…  y salen a flote todos los miedos, que se empeñan en robarnos los sueños que aún tenemos…
Hay noches en que  a la loca le gusta hablar con sus propios pensamientos; y si tiene musa se inspira; y si se desvela, cuenta ovejas o se aferra a lo que la asusta o mortifica…
En la noche, cuando todos callan, se desbordan de la loca de la casa, todas las palabras; se confiesan amores, se confrontan sentimientos, salen a relucir las frustraciones…
Se esconden las máscaras que nos salvan en el día de ser descubiertos en aquello que no queremos que el mundo note, pero que somos o tenemos dentro…
Es en la noche cuando en todo lo que nos decimos y pensamos, nunca nos engañamos ni nos mentimos; hasta las culpas salen a recordarnos los errores que cometimos…
Y se suelta loca a sacar todo lo que guardamos, a decir lo que no nos atrevemos a mostrarnos lo que escondemos, a enfrentarnos cara a cara con nuestros miedos…
Solo cuando logras aplacar todo eso, empiezan a pesar los párpados, surge el cansancio y llega el sueño; solo estando en paz con Dios, con los demás y con nosotros mismos, elevando una oración al cielo, es que prefiere descansar y dormir plácidamente, la loca con sus pensamientos… 

No hay comentarios.: