domingo, 22 de junio de 2014

DECIR LO QUE QUIERES ESCUCHAR


Le pregunté a la loca de la casa, qué podemos hacer para que no dañemos a nadie con nuestras palabras y luego de pensarlo me dijo: Hay que aprender a decir lo que quisiéramos escuchar…
Habla como quisieras que te hablen, en el mismo tono de acuerdo al momento que vivas, piensa lo que quisieras escuchar de alguien estando en el mismo lugar que esa persona pisa..
Piensa qué quisieras que te dijeran, cuando logras algo o tienes un proyecto; usa esas mismas palabras con quien vive lo mismo en su propio momento…
Di lo que necesitarías escuchar cuando estás triste o sientes soledad; seguro que esas palabras que anhelas en ese instante, pueden hacerle mucho bien a alguien más…
Expresa el amor como quisieras que te lo expresaran, háblale a quien amas como le pedirías que te hablara, seguro que es el amor y sus detalles los que sacarían las palabras…
Y si escuchas hablar de alguien, cosas que lo dañarían; cambia su nombre por el tuyo y haz lo que quisieras que en ese momento hicieran contigo… Seguro que el chisme ahí moriría…
No hables cuando sea el enojo quien te domina, porque la rabia te vuelve cruel y egoísta… Es mejor guardar silencio y distanciarse un poco mientras pasa; piensa lo que sentirías si con violencia te hablan…
Si vas a mentir piensa si desearías vivir sin creer en lo que escuchas; la persona que dice mentiras vive incrédula, de todo el mundo duda… ¿Eso es vida? Entonces no mientas…

No hay que pensarlo mucho, más bien hay que sentirlo; colocarse en el lugar del otro, y decir lo que quisiéramos que nos dijeran, bastaría para que las palabras nunca dolieran. 

No hay comentarios.: