sábado, 19 de abril de 2014

¿QUE TAN LEJOS O QUE TAN CERCA ESTAMOS?



¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que no sabemos casi nada de nosotros o tan cerca que aún a mil kilómetros de distancia yo sé todo de ti y tu de mí…
Tan lejos que ni viéndome reír o llorar sabes lo que estoy sintiendo o tan cerca que aún sin que te lo digas ya sientes lo mismo que yo y apareces en el momento justo sin que te lo pida…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ya no sabemos de qué hablar porque se nos agotaron los temas y todo se nos hace rutina o tan cerca que siempre hay algo que contar o qué decir, porque nos gusta compartir la vida…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ni con mil palabras expresamos lo que sentimos y cuesta demasiado demostrar gestos de afecto y cariño o tan cerca que solo basta una mirada para desnudar el alma y experimentar el amor verdadero y la plena confianza…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que aún sentados al lado tenemos que gritarnos y llamarnos mil veces porque no entendemos ni escuchamos, o tan cerca que con solo vernos a los ojos y sonreír, decimos mucho más de lo que queremos decir…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ni viendo,  no hay confianza ni certeza de que es verdad lo que se dice; tan cerca que no hay distancias para creer plenamente en la fidelidad de un sentimiento verdadero que existe…
¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ni viéndonos todos los días sabemos con certeza lo que el otro necesita: tan cerca que sabemos cuando decir te amo o dar un abrazo sin que alguno lo pida…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ya poco a poco se están acabando las palabras y los ritos, o tan cerca que cada día inventamos cosas nuevas para fortalecer e inmortalizar el sentimiento que experimentamos…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que necesitamos oírnos, pedir y hasta ver para sentir que de verdad estás a mi lado, o tan cerca que no importa el tiempo o la distancia, sabemos que pase lo que pase nada podrá separarnos…


¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos de Dios? Tan lejos que rezamos sin Fe, sentimos miedo y angustia de lo que pueda pasarnos; o tan cerca que confiamos plenamente en su Amor y sabemos que más allá de la tormenta El nos regala la paz y viene siempre algo mejor…