lunes, 29 de diciembre de 2014

FELIZ AÑO!!!! LO QUE ME LLEVO Y LO QUE DEJO...

Y le pregunté  a mi Loca: Cómo te preparas para vivir el Fin de año? Y me dijo sonriendo, hago inventario de lo que me llevo para el nuevo año y una lista de lo que dejo en el pasado.
Hago inventario de las personas que han estado conmigo en el camino de la vida, las que quisieran que estuvieran para siempre y agrego aquellas que llegaron este año y que deseo que continúen caminando a mi lado.
Así mismo dejo en el pasado, aquellos nombres que solo estuvieron de paso, y le coloco corrector, a los que me dejaron marcas o me causaron daño.
Guardo en el baúl de los recuerdos, los momentos que no quisiera olvidar jamás, los instantes que viví intensamente, los que me sirven de impulso para lograr mucho más.
Reciclo aquellos ratos que al ser difíciles y complicados, trataron de enseñarme algo; dejo atrás las piedras con las que tropecé, para no volver a estrellarme con ellas; le pongo punto final a páginas que no cuentan nada bueno, para empezar a escribir un nuevo capítulo en este año que viene.
Renuevo mis propósitos, mejoro estrategias, evalúo los pasos que di, las metas que logré y las que no pude cumplir; fabrico nuevos sueños, reparo mi silla, para subirme en ella y legar un poco más lejos.
Reemplazo sentimientos, rencor por perdón, miedo por confianza, inconstancia por perseverancia, angustia por esperanza y sobre todo me recargo de mucha Fe, para que el año que viene sea aún mucho mejor de lo que este fue.
Reparo lo que aún tiene arreglo, me libero de aquello que no me deja avanzar, reviso lo que no me permite ser feliz y si no es posible transformarlo, me desprendo y lo dejo aquí.
No te aseguro que con todo esto, mi año nuevo sea perfecto; pero si te doy la certeza, que lo recibo con la mejor actitud, con una mirada positiva y un corazón agradecido por todo lo que Dios le regaló y confiado por las bendiciones que vendrán.
Sin pesos que cargar, sin pendientes que no me dejen avanzar, sin miedos que me nublen la mirada, sin agüeros que me llenen de superficialidad, simplemente con mucha Fe y entusiasmo, con toda la pasión que guardo en mi corazón, así me dispongo a despedir el año viejo y a darle la Bienvenida al nuevo año.

jueves, 25 de diciembre de 2014

EN NAVIDAD TAMBIEN ES POSIBLE…


Y me dijo mi loca, sabes, hay tantas cosas que se pueden hacer en navidad, si en realidad la vivimos con el sentido y el valor que tiene.
¿De qué me hablas?, le pregunté.
Si no se puede lograr el amor y el perdón, es posible por lo menos, hacer el propósito de evitar las discusiones y las peleas que tanto duelen y dañan.
Si no se puede lograr un acercamiento, es posible hacer el intento de vivir en armonía y evitar que se dé aún más el rencor y el distanciamiento.
Si no se puede lograr calmar el hambre y la sed, es posible esforzarnos porque nuestras acciones no contribuyan a que sean más los que la padezcan.
Si no se puede lograr estar unidos, porque la distancia es mucha, es posible buscar la forma de lograr una cercanía, para que no se ahonden los vacíos que deja la ausencia de los que amamos. 
Si no podemos revivir a los que se han ido al cielo, es posible rezar con amor y devoción y darle gracias a Dios por el regalo que fue su vida para nosotros. 
Si no se puede hacer que las cosas sean como alguna vez fueron, es posible empezar algo nuevo, para no quedarnos estancados en los errores y resentimientos. 
Si no se puede hacer feliz a alguien, hagamos el propósito de no hacer sufrir a nadie. Y si no puedes hacerle sentir bien, tampoco hagamos que se sienta mal, es posible eso a partir de esta Navidad. 
Si no se puede hacer un milagro, hagamos que otros sientan que en la Vida Dios realiza cada día muchos milagros. 
Si no se puede dar o recibir regalos materiales, regalémosle a los demás un abrazo, una oración, una sonrisa, algún gesto que le haga sentir que hoy es Navidad y que eso marca la diferencia a los demás días, porque celebramos el Cumpleaños del Niño Dios, que quiso Nacer y hacer posible lo imposible en nuestra Vida. 
Porque de nosotros depende que esta no sea una Navidad más, sino una Nueva y Hermosa Navidad, y son justo las cosas que hagamos en silencio, las que marcan la diferencia, aunque nadie más las vea, Dios las recibe contento y siente que todo ha valido la Pena, porque nosotros sus hijos, sabemos celebrar como se debe estas fechas… Con pequeños detalles y gestos que contribuyan a que haya Paz en la tierra. 

domingo, 17 de agosto de 2014

¿COMO QUIERES QUE TE RECUERDEN?




En estos días le pregunté a la loca: Cómo nos recordarán las personas que conocemos?... Ella me miró con cara de que la loca soy yo, por el tipo de preguntas que le hago y me dijo: Te recordarán de acuerdo a donde dejes escrito tu nombre…

Piensa dónde quieres dejar escrito tu nombre en la vida de los demás…
Si lo escribes en un sueño, serás esa persona con la que sueñan o la que hizo posible que lo soñado se hiciera realidad…
Si escribes tu nombre en una sonrisa, los recuerdos la evocarán y cuando piensen en ti, sonreirán…
Si escribes tu nombre en una herida, cada vez que se lastime o piensen en ti, dolerá…
Si escribes tu nombre en una lágrima, que sea en aquella que haz enjugado y no en una que hayas provocado, para que recordarte sea sentir paz…
Si escribes tu nombre en una enseñanza,  lo aprendido será para siempre, y créeme que jamás te van a olvidar…
Si escribes tu nombre en una ilusión, cada vez que piensen en ti, el corazón se llenará de emociones y recordarte traerá esperanza y paz…
Si escribes tu nombre en un dolor o traición, pensarte llenará de miedo el corazón y tu nombre impedirá volver a confiar…
Si escribes tu nombre solo en los buenos momentos, habrán tantos nombres escritos que seguro el tuyo será uno más…
Si escribes tu nombre en los momentos más difíciles, brindando apoyo, serás de las personas que se recuerden cuando se piense en la palabra incondicional…
Si escribes tu nombre en un sentimiento, estarás siempre en los pensamientos, porque el corazón se encargará de que nunca te vayan a olvidar…
Si escribes tu nombre en una oración, Dios mismo se encargará de que nunca te olviden y que pensarte sea una bendición…

Así de sencillo es… piensa como quieres que te recuerden y escribe tu nombre ahí donde desees que te piensen

viernes, 15 de agosto de 2014

PARA SER FELIZ, SOLO HAY QUE FINGIR DEMENCIA Y DISFRUTAR…


Hoy le pregunté a la loca de la casa: ¿cómo se puede ser feliz? Y con una sonrisa me dijo, aprende a disfrutar lo que te hace bien  y a fingir demencia de lo que te hace mal…
Y es que los que quieren ser felices, no se preocupan tanto por tener, sino por aprovechar lo que ya tienen; luchan por no dejar que  les afecte el mal que siempre en el camino se aparece…
Es feliz quien disfruta las pequeñas cosas de la vida, sabe dar sin que le pidan y recibir con humildad y alegría…
Finge demencia de los malos comentarios, de las apariencias que engañan y de las piedras que le lanzan; no le da gusto a la humanidad de verse rendir ni renunciar…
Para ser feliz hay que aceptarse como es, sin confundir eso con imponer ni llevarse a los demás por delante, solo porque es su manera de ser…
El que se acepta como es, no necesita darse alardes de grandeza, ni obligar a otros que le quieran, porque amándose y respetándose, inspira a los demás a que lo hagan…
Para ser feliz, hay que disfrutar desde una sonrisa, hasta una gota de agua, desde un día lleno de sorpresas, hasta aprender a descubrir algo bueno en las cosas malas que pasan…
Para ser feliz, hay que pensar y sentir con equilibrio, sin irse al extremo, sin engañarse a sí mismo, sino enfrentando con fe y paz lo que la vida nos depara…
Para ser feliz, hay que sentirse bendecidos, porque seguro los que más tienen son los que más se quejan y los que menos poseen son los que disfrutan más y se sienten agradecidos… 

viernes, 11 de julio de 2014

NO ES RARO NI FANTÁSTICO, ES NORMAL Y DIGNO...



No es raro ni fantástico que veas a alguien como yo cruzarse en tu camino, no entiendo entonces porque me miras con morbo y curiosidad, si es algo normal y digno…
No es raro ni fantástico si te das cuenta que voy a la escuela o a la universidad, si eso es algo que los seres humanos hacen, así que por qué me aplaudes, si es normal y digno…
No es raro ni fantástico que me enamore y tenga una pareja; el amor es don de Dios y hemos sido creados para vivirlo, entonces porque lo comentas con amarillismo?... es normal y digno…
No es raro ni fantástico que decidamos tener hijos, por qué te causa asombro? acaso no nacimos para reproducirnos? Es normal y digno…
No es raro ni fantástico que logre mis metas aunque tenga que esforzarme un poco más porque muchas veces la sociedad nos limita, pero soñar y luchar por los sueños es algo normal y digno..
No es raro ni fantástico que hagamos una convención, todos en algún momento necesitamos crear comunidades con los que tenemos cosas en común, es algo normal y digno…
No es raro ni fantástico que bailemos, que vayamos a una fiesta, que tengamos arte, que queramos pasarla bien, todos lo hacen, es algo demasiado normal y digno…
No es raro ni fantástico que ocupe un cargo luego de haberme preparado, no tienes que dudar de nuestras capacidades o aplaudirnos, es parte de nuestro esfuerzo, es algo normal y digno…
No es raro ni fantástico que existamos, no es tampoco una anormalidad ni un castigo; solo tenemos una condición diferente a la tuya, pero somos personas, es normal y digno…
No es raro ni fantástico que conozcas a alguien como yo, no tienes que tocarnos o mirarnos raros como si fuéramos de otro mundo, somos seres humanos, es normal y digno…

No es raro ni fantástico que exista un término en el diccionario que defina mi condición, pero no me define como persona, yo tengo mi nombre y es normal y digno que me llames por él… 

miércoles, 9 de julio de 2014

MISPA

Tantas veces estuvimos en el mismo lugar pero no nos unía aún ningún lazo especial, siempre he creído que las cosas pasan cuando deben pasar, y las personas cruzan sus caminos en la estación precisa para que florezca ese sentimiento que no permitirá, que el tiempo ni la distancia pueda a las almas separar…

Aprendimos a conocernos, a ir compartiendo nuestro sentir y pensar; y en ese ir y venir, rompiendo barreras y acercándonos cada día un poco más, entre tantas otras rosas que habían, elegimos la nuestra que apenas florecía y le pusimos por nombre "Amistad"… 

La cultivamos con gotitas de amor, la alimentamos con tiempo, escucha, paciencia, respeto y sobre todo mucha comprensión; la acompañamos siempre y la cubrimos para que no la maltratara ni la lluvia ni el sol; cuidamos de no tocar sus espinas, de hablar siempre mirándonos a los ojos y expresarlo todo con confianza, para que no nos sangrara el alma ni nos causáramos dolor…

Nos pusimos alas para convertirnos en ángel o mariposa y volar para estar siempre ahí cuando nos fuéramos a necesitar; llenamos nuestros espacios de color, de tal forma que en cada tormenta de la vida, se nos encendiera una estrella y nos apareciera un arcoíris que nos ilumine en los momentos de más oscuridad…

No hay nada programado, no hay presiones ni exigencias, es un sentimiento noble y libre que se forja en el día a día, en la cuál se comparte sin forzar las experiencias; solo existe la certeza de la verdadera amistad, que supera todo vacío y soledad, y que aparece cuando más se espera, porque en el fondo sabemos y sentimos cuando nos hemos de necesitar.

Y aunque existe una plena unión entre las almas, cada quien tiene su propio camino y misión, y en ocasiones se nos presentan momentos de separación; pero cuando una amistad se fundamenta en la manera de amar que nos enseñó Dios y sabemos que El fue quien nos unió; no existe tiempo ni distancia, no se siente la partida; por eso cada vez que de ti me despido, así sea por un ratico, porque no te veré mañana o porque llegó la noche y se acaba el día, sabiendo que quizás algún día tomaremos un nuevo rumbo que nos lleve a explorar corazones y cultivar nuevas flores, yo le hablo siempre al Amigazo de ti y te doy mi bendición, te digo desde lo más profundo de mi corazón: MISPA, para que Dios esté siempre entre tu y yo, cuando nos hayamos separado y nos toque decirnos hasta pronto o adiós… 

Sin darte cuenta me haces cada día mejor persona, porque por ese deseo enorme de poder siempre ofrecerte lo más puro y hermoso que hay en mi corazón, mantengo mi alma en contante renovación y reparación, y la confío junto con la tuya, en las manos del Amigazo Dios… "MISPA Gen 31, 49"

lunes, 23 de junio de 2014

EN LA NOCHE SE SUELTA LA LOCA


Cuando llega la noche y todos duermen, en muchas cabezas se suelta la loca…
Y es ahí donde aparecen las tristezas no expresadas que quedan escritas con lágrimas en la almohada…  y salen a flote todos los miedos, que se empeñan en robarnos los sueños que aún tenemos…
Hay noches en que  a la loca le gusta hablar con sus propios pensamientos; y si tiene musa se inspira; y si se desvela, cuenta ovejas o se aferra a lo que la asusta o mortifica…
En la noche, cuando todos callan, se desbordan de la loca de la casa, todas las palabras; se confiesan amores, se confrontan sentimientos, salen a relucir las frustraciones…
Se esconden las máscaras que nos salvan en el día de ser descubiertos en aquello que no queremos que el mundo note, pero que somos o tenemos dentro…
Es en la noche cuando en todo lo que nos decimos y pensamos, nunca nos engañamos ni nos mentimos; hasta las culpas salen a recordarnos los errores que cometimos…
Y se suelta loca a sacar todo lo que guardamos, a decir lo que no nos atrevemos a mostrarnos lo que escondemos, a enfrentarnos cara a cara con nuestros miedos…
Solo cuando logras aplacar todo eso, empiezan a pesar los párpados, surge el cansancio y llega el sueño; solo estando en paz con Dios, con los demás y con nosotros mismos, elevando una oración al cielo, es que prefiere descansar y dormir plácidamente, la loca con sus pensamientos… 

domingo, 22 de junio de 2014

LOS PREJUICIOS NOS HACEN JUECES INJUSTOS



Dice la loca de la casa, que hay quienes son expertos en el acto de juzgar, de creer que saben todas las respuestas y que opinan de lo que suponen está bien o está mal…
Muchas veces juzgan por las apariencias, otras veces saben el por qué los demás dicen o callan las cosas, lo curioso de sus prejuicios, es que nunca son positivos, siempre negativos…
Para ellos, es malo porque sí y malo porque  no, se suponen el pensar y sentir de los otros, sus palabras favoritas son: supongo que hiciste esto por tal cosa, o que no hiciste por esta otra…
Suponer y juzgar son sus pasatiempos favoritos, lo que los hace jueces egoístas e injustos de todo el mundo…
Los prejuicios discriminan, cortan las alas de los demás, dañan los sentimientos de quienes escuchan los comentarios sin fundamentos que solo crean mal ambiente y desunión…
Quienes lanzan prejuicios se las dan de que piensan mucho y saben todo, pero en realidad hablar y actuar sin pensar ni saber lo que dicen y lo que hacen…
Son muchas veces moralistas de doble faz, que no se dan cuenta que lo que juzgan lo cometen peor que los demás…

Con la misma vara que midas serás medido; todo el mundo critica de lo que no sabe ni vive; quienes lanzan prejuicios son inexpertos en el arte de colocarse en los zapatos de los demás antes de criticarle… 

DECIR LO QUE QUIERES ESCUCHAR


Le pregunté a la loca de la casa, qué podemos hacer para que no dañemos a nadie con nuestras palabras y luego de pensarlo me dijo: Hay que aprender a decir lo que quisiéramos escuchar…
Habla como quisieras que te hablen, en el mismo tono de acuerdo al momento que vivas, piensa lo que quisieras escuchar de alguien estando en el mismo lugar que esa persona pisa..
Piensa qué quisieras que te dijeran, cuando logras algo o tienes un proyecto; usa esas mismas palabras con quien vive lo mismo en su propio momento…
Di lo que necesitarías escuchar cuando estás triste o sientes soledad; seguro que esas palabras que anhelas en ese instante, pueden hacerle mucho bien a alguien más…
Expresa el amor como quisieras que te lo expresaran, háblale a quien amas como le pedirías que te hablara, seguro que es el amor y sus detalles los que sacarían las palabras…
Y si escuchas hablar de alguien, cosas que lo dañarían; cambia su nombre por el tuyo y haz lo que quisieras que en ese momento hicieran contigo… Seguro que el chisme ahí moriría…
No hables cuando sea el enojo quien te domina, porque la rabia te vuelve cruel y egoísta… Es mejor guardar silencio y distanciarse un poco mientras pasa; piensa lo que sentirías si con violencia te hablan…
Si vas a mentir piensa si desearías vivir sin creer en lo que escuchas; la persona que dice mentiras vive incrédula, de todo el mundo duda… ¿Eso es vida? Entonces no mientas…

No hay que pensarlo mucho, más bien hay que sentirlo; colocarse en el lugar del otro, y decir lo que quisiéramos que nos dijeran, bastaría para que las palabras nunca dolieran. 

sábado, 21 de junio de 2014

AMAR NO ES SUFICIENTE


Hablando con la loca de la casa, me puse a pensar en el amor y sacamos la conclusión de que amar no es suficiente…
Amar no es suficiente porque amor sin confianza no es amor, y se va muriendo en medio de la duda, los celos, las mentiras y los miedos…
Amar no es suficiente, en el amar sin limites hay que delimitar los espacios, para que no haya presiones ni abusos y exista la tolerancia y el respeto..
Amar no es suficiente, se puede sentir un amor profundo, pero sino nos sentimos libres de ser quienes somos, de actuar y pensar sin dañar a nadie más, se muere el amor porque no tiene alas para volar…
Amar no es suficiente, es necesario aprender a ser feliz con la alegría del otro y sufrir con su dolor, para que no sintamos envidia ni indiferencia en el amor…
Amar no es suficiente, se puede herir al otro aunque lo amemos más que nada; el amor no manipula ni presiona, el amor más que causar daño, hace bien y sana…
Amar no es suficiente, porque cuando amando se sufre demasiado, es porque solo estamos sintiendo, pero no estamos pensando en que nos estamos estancando…

Amar no es suficiente, lo dice la loca de la casa, a ella la domina muchas veces el amor, pero sabe que con sentir el corazón no basta para ser feliz y amar al estilo de Jesús, el que es verdadero Amor...

EL OLVIDO...


Hablando con la loca de la casa, le pregunté, ¿qué es el olvido?...
En el libro de la vida, el olvido no es la hoja que se arranca, que siempre deja sus rastros como cicatrices que nos recuerdan que un dolor fue escrito y quisimos despojarnos de él a la fuerza.
Es el olvido, un rincón escondido, entre los nuevos capítulos que escribimos y que van quedando atrás, como letras desgastadas entre páginas amarillas, que demuestran el paso de muchas estaciones y las huellas de las manos que las van pasando para dejarlas atrás en el pasado…
Es el olvido más que una opción, algo involuntario, cuando borra todo lo que por su paso en nuestra vida fue dejando…
Es el olvido síntoma de sanación, cuando dejamos de pensar y no recordamos al pie de la letra algo que en su momento nos causó daño…

Es el olvido un escondite en lo más profundo de nuestros rincones, ese lado silencioso y oscuro que abandonamos, ya sea porque huimos de él o porque nos fuimos alejando…

EL TIEMPO PERDIDO


No hacemos nada sinos quedamos esperando a que alguien venga a pedirnos perdón para perdonarlo y mientras nos revolcamos en el orgullo y el rencor y no hacemos nada para superarlo.
Es tiempo perdido el fabricar miles de excusas para no hacer algo con tal de no sentirnos comprometidos… Se aprovecha más el tiempo si nos lanzamos a luchar por lo que realmente queremos y nos entregamos a eso..
Es tiempo perdido llorar por lo que se perdió o se fue, en vez de valorar lo que aún nos queda…
Se pierde más el tiempo si nos sentimos las víctimas de una relación para que alguien venga a socorrernos, en vez de enfrentar de una vez y vencer todas esas frustraciones que tenemos…
No hacemos nada inventando pretextos en vez de motivos para dar ese paso que necesitamos…
Es tiempo perdido el que no se aprovecha para el descanso  y se malgasta en el ocio…
Es tiempo perdido el que se arroja a la basura peleando, en vez de disfrutarlo con caricias e instantes más bonitos…

Es tiempo perdido el que usamos la loca de la casa para llenarla de basura, complejos y miedos, en vez de llenarnos de pensamientos sanos, positivos y buenos… 

miércoles, 14 de mayo de 2014

CON UNA SOLA PALABRA

 Con una sola palabra se puede construir o destruir…  Causa tanto efecto que no solo basta el sentimiento de quien la dice sino también la emoción con la que es escuchada…
Pronunciar una sola palabra puede ser muy difícil o si es por impulso o con sentimiento, quizás sea muy fácil, pero borrarla luego que se dice es casi imposible de hacerlo…

Con una sola palabra puedes devolver o quitar algo; puedes romper o reparar, puedes herir o sanar;  por eso hay que pensar muy bien antes de hablar…
Así mismo sucede con las palabras que son calladas, pueden estar tan llenas de sentimiento o es tan esperada, que el silencio que se experimenta ahoga y hasta mata…

Con una sola palabra puedes ganar o perder; puedes encontrar o soltar, puedes unir o separar, porque la palabra escrita o pronunciada tiene demasiado poder aunque sea falsa…
Con una sola palabra que digas sin pensar o movida por un sentimiento negativo, puedes romper un corazón o robarle la ilusión a alguien que no tiene culpa de lo sucedido…

Con una sola palabra puedes darle vida y dejar fluir un sentimiento, que se alimenta con palabras llenas de amor que se dicen desde dentro…
Con una sola palabra puedes consolar e iluminar a alguien que esperaba escuchar esa palabra que le devolviera la esperanza y la paz…

Con una sola palabra puedes orar; con una sola palabra puedes demostrar quien eres y expresar todo lo que sientes, así no digas más…
Con una sola palabra puedes hacer caer o levantar a alguien más; es tan delicado lo que se dice que hay que pensar demasiado antes de hablar y sobre todo ponernos en otro lugar…

Con una sola palabra puedes hacer sonreír o hacer llorar; puedes decir que si o que no a algo decisivo en tu vida o vital; por eso no hay que hablar por impulso, sino con la verdad…
No hay que decir lo primero que se ocurre, ni hablar por hablar, no hay que decir a otros lo que es para alguien más, porque una sola palabra toma fuerza, depende de quien vengan o a donde llega, aunque sea de muy pocas letras…


Piensa muy bien lo que vas a decir, así sea una sola palabra… 

sábado, 19 de abril de 2014

¿QUE TAN LEJOS O QUE TAN CERCA ESTAMOS?



¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que no sabemos casi nada de nosotros o tan cerca que aún a mil kilómetros de distancia yo sé todo de ti y tu de mí…
Tan lejos que ni viéndome reír o llorar sabes lo que estoy sintiendo o tan cerca que aún sin que te lo digas ya sientes lo mismo que yo y apareces en el momento justo sin que te lo pida…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ya no sabemos de qué hablar porque se nos agotaron los temas y todo se nos hace rutina o tan cerca que siempre hay algo que contar o qué decir, porque nos gusta compartir la vida…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ni con mil palabras expresamos lo que sentimos y cuesta demasiado demostrar gestos de afecto y cariño o tan cerca que solo basta una mirada para desnudar el alma y experimentar el amor verdadero y la plena confianza…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que aún sentados al lado tenemos que gritarnos y llamarnos mil veces porque no entendemos ni escuchamos, o tan cerca que con solo vernos a los ojos y sonreír, decimos mucho más de lo que queremos decir…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ni viendo,  no hay confianza ni certeza de que es verdad lo que se dice; tan cerca que no hay distancias para creer plenamente en la fidelidad de un sentimiento verdadero que existe…
¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ni viéndonos todos los días sabemos con certeza lo que el otro necesita: tan cerca que sabemos cuando decir te amo o dar un abrazo sin que alguno lo pida…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que ya poco a poco se están acabando las palabras y los ritos, o tan cerca que cada día inventamos cosas nuevas para fortalecer e inmortalizar el sentimiento que experimentamos…

¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos? Tan lejos que necesitamos oírnos, pedir y hasta ver para sentir que de verdad estás a mi lado, o tan cerca que no importa el tiempo o la distancia, sabemos que pase lo que pase nada podrá separarnos…


¿Qué tan lejos o qué tan cerca estamos de Dios? Tan lejos que rezamos sin Fe, sentimos miedo y angustia de lo que pueda pasarnos; o tan cerca que confiamos plenamente en su Amor y sabemos que más allá de la tormenta El nos regala la paz y viene siempre algo mejor…  

EN LA AMISTAD CADA UNO TIENE SU LUGAR



Quiénes son los amigos?... Son aquellas personas que encuentran la llave de tu corazón y van abriendo cada una de sus puertas, ocupando el lugar que van hallando en la medida que caminan más adentro, que cuidan lo que van viendo, que adornan y decoran tu vida, con lo mejor de sí mismos, que desprenden de su alma sentimientos y otros con detalles los cultivan y en el tiempo van floreciendo…

Algunos crean rituales, que llenan los espacios vacíos y le van dando sentido a cada día, no se dejan ganar de la rutina, no se alejan con el tiempo, sino que cada día van caminando más adentro, esos amigos, siguen siendo presentes y son los que conocen todo lo que estás viviendo…

Hay amigos que ganan un lugar tan grande y tan profundo, que aunque queden a veces en silencio, nadie los saca de ahí adentro, y cada vez que reaparecen, con una palabrita, un gesto o saludo, la vida se hace una fiesta y la amistad se renueva y fortalece más allá de la distancia y el tiempo, ellos saben confidencias, aparecen cuando todos se han ido, están atentos a cualquier llamados, no se van, sabes que ahí están aunque se hagan invisibles algunas veces…

Cada amigo tiene su espacio, en el que no se compara con nadie más, ahí es único y es libre de engrandecerlo y cuidarlo, con todo lo que cada día se vive,  con lo que ofrece y recibe, así va cultivando sentimientos Sus secretos son bien guardados, y lo que se le confía, sabe también que debe cuidarlo, porque todo en la amistad es sagrado…

Pero así mismo, hay amigos que se van, muchas veces sin avisar, arrancan las hojas de todo lo escrito, con abandono y olvido, dejan tirado lo que ahí había, rompen algunos sentimientos con la indiferencia y la rutina, se llevan lo mejor de los momentos compartidos, se marchan dejando solo soledad, heridas en el alma, desierto y vacío en ese lugar que algún día fue florecido…

El lugar vacío que deja algún amigo, nadie puede volverlo a ocupar, es un lugar que cierra sus puertas y pasa al olvido, cuando los demás amigos, le siguen dando fuerza y valor a la verdadera amistad…
Esa es la riqueza de la Amistad, el privilegio de tener grandes y verdaderos amigos, el saber que hay quienes ocupan en tu vida un inmenso lugar, que valoran la silla que les has concedido… El sentir que de la misma manera, buscamos las llaves que abren los corazones de nuestros amigos, ganamos espacio en ello, y así mismo debemos embellecerlo y cuidarlo, porque es un privilegio saber y sentir que habitamos en lo más profundo del alma de aquellos que llamamos y nos llaman amigo…


Para entender y vivir a plenitud todo esto, debemos darle las llaves de nuestra vida al Amigazo, JESUS, EL MODELO DE AMIGO… 

miércoles, 8 de enero de 2014

6. ALGO PUEDE CAMBIAR…



Cada día se puede dar la oportunidad de cambiar algo…
El día oscuro, puede convertirse en un día de sol… o un dia soleado puede ser luego una tormenta…
Lo que te hizo feliz, puede hacerte llorar; lo que te había entristecido te puede alegrar…
Lo que no había llegado, puede llegar en cualquier momento… y cambiarte la vida…
Lo que tenías lo puedes perder sin darte cuenta; o lo que habías perdido, se puede recuperar, si lo intentas, confías y esperas… y todo cambia si eso pasa…
No todo será siempre como es, cuando menos lo pensemos, puede cambiar…
Hay cosas que cambian para bien, se transforman, otras quizás para mal, se deforman, pero se nos da la oportunidad de poderlas renovar y mejorar…
Cambian los sentimientos, se fortalecen o se hacen débiles, pero nunca son lo mismo, cada día van cambiando de acuerdo a lo que se vive…
Un mal día puede cambiar a uno bueno, o por el contrario, algo que iba muy bien, puede llegar a ser mal…

Es esa otras de las oportunidades que se nos dan cada día, la de cambiar lo que vivimos, lo que tenemos, lo que vemos, la de hacer que sea mejor o empezarlo de nuevo…

5. APRENDER DEL ERROR…

Más que enseñar el acierto, lo que más nos enseña es el error…
El error vale la pena cuando nos deja una experiencia para no repetirlo ni caer en lo mismo…
Cada día estamos ante el riesgo de cometer un error, pero se nos da la oportunidad de enmendarlo y aprender algo nuevo de lo cometido…
Error al elegir, nos da la oportunidad de poder elegir mejor…
Error al hablar, nos da la oportunidad de callar o pensar antes de pronunciar alguna palabra…
Error al omitir, nos da la fuerza para dar ese paso que no nos atrevimos en su momento, tenemos la oportunidad de enmendarlo si nos atrevemos a hacerlo…
Cada día del año, podemos cometer errores, es nuestra naturaleza humana, pero mientras tengamos vida se nos da la oportunidad de aprender de las caídas y fallas…
Sacar una enseñanza del error, es la oportunidad que se nos da de recomenzar, cambiar el rumbo, reparar, levantarnos, decir, hacer, callar, pero logrando aprender… 

4. REACOMODARSE Y ADAPTARSE A LOS CAMBIOS…

Cada día trae cosas nuevas y en ellas, surgen quizás conflictos, dificultades, miedos, porque nos cuestan los cambios…

Todo eso nos brinda la oportunidad de reacomodarnos, limar asperezas mientras nos vamos adaptando y así aprender y asumir los cambios…
Descubrir en todo lo nuevo que se nos brinda, esa oportunidad de cambiar, dar un paso hacia adelante, conocer, ir más allá, reacomodarse y adaptarse, ayuda a crecer y madurar…
No podemos pretender que todo sea igual… Los cambios renuevan, permiten avanzar, en ellos encontramos la oportunidad de aprender algo nuevo de la vida…
Soltar implica cambios, Culminar es empezar algo nuevo, caer nos lleva a levantarnos y cambiar la ruta de nuestros pasos, en ellos cada día tenemos una nueva oportunidad…
No hay que revelarse a lo nuevo, no hay que tener miedo de comenzar otro capítulo, hay que aprender a soltar, despojarse, iniciar algo más…

Un nuevo año nos da la oportunidad de REACOMODARNOS Y ADAPTARNOS A LOS CAMBIOS… es hora de comenzar…

3. DECIR LO QUE HAY QUE DECIR, PERO SABERLO DECIR…


A veces el silencio otorga…
Y al no decir lo que tenemos que decir, las reprimimos, las suponemos, las omitimos…
Al callar se pierden muchas veces, grandes oportunidades… De expresar, de dar a conocer, de avanzar, de reparar, de recuperar, de ganar…
A veces no es tanto lo mucho o poco que se diga, sino como se dice…
Aunque quizás lo que querías decir hoy lo digas mañana, tal vez no suene ni se sienta igual, si se pierde la oportunidad de pronunciarlo en el momento preciso…
Cuando no se habla en su momento, se tiene que callar, porque las palabras no harán el mismo efecto…
Para decir lo que se siente, también hay que descubrir y saber aprovechar la oportunidad que se presente…

Hay palabras que no se deben esperar mucho o perder la oportunidad de decirlo. Te amo, perdóname, gracias, no te vayas, te necesito…     Quizás logres empezar algo, salvar, reparar, conservar, fortalecer… Y si dejas escapar y esperas otro momento, tal vez sea muy tarde hacerlo…

2. HOY AQUÍ MAÑANA NO SABEMOS DONDE…

Hace un año, es más hace unos meses, ni imaginé que estaría aca donde hoy estoy… al otro lado del mundo en el que vivo, compartiendo unos días con los que amo y crecen en la distancia, sabiendo que en cualquier momento, el tiempo que se me dio para vivir esta experiencia, se acaba y vuelvo a mi vida, pero ahora aprendiendo, que todo de repente nos cambia…

Es el segundo día del año y realmente pienso en las personas que pensaron y soñaron llegar y que no lo lograron… Se me viene a la mente, el nombre, la presencia, la imagen y la vida de mi exalumna  Maria Cristina… Cuántos planes y proyectos no tenía para este 2014 y para muchos años más en sus cortos 20 años y de repente la vida se le acaba…

Hoy estamos aquí, con las personas que vemos, con las que tenemos la oportunidad de abrazar, con las cosas que podemos hacer, y disfrutar, vivirlo al máximo, porque no sabemos dónde estaremos mañana…

Se me acaban los días aca y volveré a casa… dejo a mi familia española que tanto amo, pero voy a donde mi familia colombiana, donde mis amigos, a mi trabajo… No imaginé estar aca, pero estoy y ha sido una hermosa oportunidad que me regaló el 2013 y que comparto en este 2014, para que descubra y valore las oportunidades que día a día se me dan…

No hay que dejarlas pasar porque se acaben… Hay que disfrutarlas al máximo!!!
No hay que aferrarse a ellas y soltar lo demás… Porque tarde que temprano hay que poner los pies en la tierra y continuar, esperando a ver a donde nos llevará la otra oportunidad que el mañana nos traerá…


Y con las personas que tenemos hoy a nuestro lado, disfrutémolas como una hermosa oportunidad, porque no sabemos mañana donde estaremos o dónde estarán…

365 OPORTUNIDADES DEL 2014…


1. REPARAR LO QUE ESTA ROTO…

Primer día del año, mi hermana coloca un par de adornos nuevos en la mesa y mi cuñado sin querer rompe uno… Pensé: Nada es perfecto en el día a día, siempre accidental o por algún error, rompemos algo en el camino… Hay cosas que se pueden reparar, otras no, algunas nunca llegan a ser lo mismo que fueron, otras solo hay que desecharlas porque no tienen arreglo… pero eso no quiere decir que todo en la vida vaya a ser así…
Somos frágiles, seres humanos, tanto o más que ese adorno navideño de mesa, que luego de quedar reducido a mil pedazos, tuvo su final en la basura…
Mi cuñado se cuido de barrer o desechar hasta la más mínima astilla, para que nadie se lastimara con los trozos de lo que fue y ya no es ni será…


Esa es una oportunidad que tenemos día a día REPARAR, DESECHAR, CUIDAR, PERO SOBRE TODO, PASE LO QUE PASE, CONTINUAR…