sábado, 27 de julio de 2013

NO DEJES DE CREER...


No Dejes de creer en la luz, aunque haya días en que solo veas oscuridad…
No dejes de creer en el amor, aunque alguna vez amando te haya tocado perder y llorar…
No dejes de creer en la felicidad, aunque existan en la vida momentos de tristeza que hacen dudar…
No dejes de creer en la Amistad, aunque alguna vez, alguien a quien llamaste amigo, te supo fallar…
No dejes de creer en la meta que quieres alcanzar, aunque el camino se vea incierto y aparezcan muchos obstáculos que te hagan tropezar…
No dejes de creer en que todo es posible, si a veces pareciera que fuera imposible…
No dejes de creer en las oportunidades, aunque hayas perdido tantas y sientas que no hay más que te ayuden a lograr lo que tanto anhelas…
No dejes de creer en el perdón, aunque aun te duelan las heridas o sientas que no has podido enmendar tu error…
No dejes de creer en la Palabra, de quien te demuestra con su vida, que es coherente en su pensar, actuar y sentir…
No dejes de creer en tus capacidades, aunque falles y los demás te señalen o no confíen más en ti…
No dejes de creer en que cada día trae su afán y mañana puede ser mejor, aunque hoy las cosas no salieron como esperabas que fueran y así se lo pediste a Dios…
No dejes de creer en lo que has cultivado, los sentimientos que brotan cuando aprendes a amar, si confías y lo alimentas, se harán eternos y no morirán…
No dejes de creer en el sol y el arco iris, aunque la lluvia no te deje ver más allá…
No dejes de creer en las miradas, en las palabras, en la buena voluntad de las personas que a Dios aman…

No dejes de creer en el Amigazo, aunque a veces solo veas un par de huellas en la arena, confía que es ahí cuando en tus brazos te alza… 

NO DEJES QUE LLEGUE LA DUDA...


No dejes que llegue la duda a tus oídos, porque si toca lo que escuchas, necesitarás amar demasiado para creer en lo que es verdad y no dudar ni mucho menos desconfiar…
No dejes que llegue la duda a un sentimiento que cultivas, porque empezará a debilitarse, te confundirás y no sabrás si lo que sientes aún existe o ya no está…

No dejes que llegue la duda a un pensamiento, porque no encontrarás las respuestas que buscas y por más que te ayuden con ellas, vas a dudar cual es la correcta…
No dejes que llegue la duda con las cosas que te dicen, porque lograrán debilitar lo que piensas y lo que sientes, por muy fuertes que sean…

No dejes que llegue la duda, al corazón de quien amas, trata siempre de aclararle lo que le inquieta, porque mientras haya duda no habrá confianza ni certeza de nada…
No dejes que llegue la duda, no la siembres, ni la alimentes, porque termina robándose la paz y las cosas hermosas que tienes, aún las que parecían más fuertes y eternas…

No dejes que llegue la duda, no la provoques, habla siempre con la verdad, no te alejes demasiado, ni juegues con ella, que es como la candela, cuando menos pienses, te quema…
No dejes que llegue la duda, por muy pequeña que sea, porque se instala, tortura, te ataca la mente, los sentimientos, te quita todo aquello en lo que te apoyas, desconfías de todo, no crees nada…

De la duda surgen los celos, la desconfianza, la inseguridad en lo que te dan y aun en lo que estás sintiendo y ofreciendo… La duda le roba la fuerza y credibilidad a las palabras, enceguece el corazón, adormece el alma…


No dejes que llegue la duda, no le abras las puertas de tus sentidos, cuando intente entrar en ti, reza mucho, pídele al Mejor de los Amigos que te de fuerzas y luz para que no te haga dudar nunca nada…  

YO NO SE MAÑANA…


Yo no sé mañana quien se vaya o quien venga, por eso prefiero hoy darme cuenta de los que realmente están a mi lado, agradecer su presencia y valorarlos…
Yo no sé mañana si las cosas estén bien o mal, el hoy es lo que tengo y es hoy cuando debo luchar y enfrentar lo que la vida me quiere deparar…
Yo no sé mañana donde voy a estar, solo se que hoy quiero florecer y dar frutos donde Dios me quiere sembrar…
Yo no sé mañana qué tendré o qué me va a faltar, solo quiero aprender a valorar hoy lo que tengo, para después no tenerme que lamentar…
Yo no sé mañana  si mis sueños se van a realizar, solo sé que aunque parezca incierto, yo voy a luchar por ellos, porque ese es mi ideal…
Yo no sé mañana cuál será mi destino, hay quienes dejan vivir el hoy, se les escapan las oportunidades, por lo incierto del futuro…
Yo no sé mañana, dice una canción… Yo cuento con lo que Dios me regala cada día, con las experiencias ganadas de lo que viví y la oportunidad de ser mejor y amar más hoy…
No me estancaré a pensar o llenarme de miedos por lo que será mañana, del futuro solo guardo la esperanza de que me permitirá llegar hasta donde anhelo con la ayuda del Amigazo Dios…

Yo no sé mañana, solo sé que hoy estoy aquí con lo que tengo y las personas que caminan conmigo, lo demás vendrá y estaré lista para eso…