jueves, 28 de marzo de 2013

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN…




No todo es como a simple vista se ve, a veces quien sonríe por fuera, llora por dentro, quien parece tenerlo todo, en realidad siente que no posee nada realmente valioso…

Hay fachadas de familias, parejas, padres e hijos, que parecen ser felices y unidos, pero tras las cortinas de su casa, hay indiferencia, tristeza, discusiones, muchas cosas se quiebran…
Hay chicas hermosas que parecen tener o ser lo que muchas quisieran, pero en el fondo se sienten vacías, admiradas solo por su belleza, la felicidad no está en la apariencia…

Las apariencias engañan, no siempre el malo o el ladrón es quien se viste mal o anda andrajoso, muchas veces esos son de más transparencia y mejor corazón que los que andan en saco y corbata, fingiendo lo que no son…

Las apariencias engañan, la rudeza no es siempre falta de amor, a veces ama más quien lo calla que quien lo grita y no muestra lo que de verdad hay en su interior…
Muchas veces dejamos pasar de largo personas valiosas y grandes oportunidades porque nos fijamos en las apariencias y no vimos más allá de ellas, a veces optamos por lo que mejor pinta y no es lo que nos conviene realmente…

Las apariencias engañan y se oculta mucho tras el silencio pero quizás se ocultan más tras las muchas palabras, porque quienes más hablan son quienes más cosas guardan…
Hay casas lujosas con hambre de amor y unión, hay fachadas de pobreza que guardan una riqueza humana en su interior…

Hay mentes brillantes con poco amor propio, hay pensamientos fugaces con mucho sentimiento, no hay nada perfecto y lo que se muestre así es porque es más imperfecto de lo que se puede creer…
No nos quedemos con lo que a simple vista se ve, hay que buscar y mirar más allá… Porque las apariencias siempre nos muestran algo y disfrazan otra realidad…

TODOS HABLAN Y OPINAN...


                               
Hay una realidad, cuando pasa algo bueno o malo, todos hablan y opinan aunque nada de eso sepan…
Muchas veces y por lo general no hay conocimiento profundo de lo que sucede, pero la gente habla igual, por lo que se supone o lo que cree…
Ante lo que escuchan y ven, todos hablan y opinan… Como un teléfono roto que nunca se termina, así llega la información a cada persona y así mismo la distorsiona…

Todos hablan y opinan a costillas de cualquiera, sin importar de fondo cual sea la realidad, por lo general se dejan llevar de las apariencias y lo que más agrada es señalar y juzgar…
Todos hablan y opinan de cualquier tema, menos de la vida propia cuando otros la toman por su cuenta, ahí es donde se sabe lo que hablar y opinar realmente cuesta…
Todos hablan y opinan pero muy pocos actúan, es más fácil señalar, criticar que hacer las cosas mejor que aquellas que tanto se comentan…

Todos hablan y opinan más de las cosas malas que de las buenas, el ser humano tiene la capacidad de ser amarillistas de cualquier clase de temas…
Todos hablan y opinan, pero nadie hace nada para superar aquello que tanto señalan… Qué fácil le es a la lengua moverse pero no salir de donde está para superar lo que critica sin conocerlo realmente…
Todos hablan y opinan, basta que pase algo para ver comentarios de todo tipo y color por todos lados, los hay buenos y malos, los hay centrados y totalmente desenfocados…
Todos hablan y opinan de la vida y de la muerte, de los triunfos y derrotas, de las cosas que sabe y las que no entiende, y es una necesidad hablar, pero no usemos lo que decimos para dañar…

Tratemos que nuestras opiniones no se basen en nuestros sentimientos personales, ni en la frustración de querer hablar por hablar, pensemos en la trascendencia de todo y sobre todo pongámonos siempre en el lugar de los demás…
Todos hablan y opinan, sobre todo cuando se trata de juzgar, no demos papaya para que no haya tantos que también de nuestra vida quieran hablar y opinar…

Si tanto nos golpea la realidad del mundo y la que vivimos, hablemos menos y actuemos más, en nuestras manos está el transformar la realidad de los que nos rodea y nuestra propia realidad…

YO NO SE MAÑANA...


Yo no sé mañana quien se vaya o quien venga, por eso prefiero hoy darme cuenta de los que realmente están a mi lado, agradecer su presencia y valorarlos…
Yo no sé mañana si las cosas estén bien o mal, el hoy es lo que tengo y es hoy cuando debo luchar y enfrentar lo que la vida me quiere deparar…
Yo no sé mañana donde voy a estar, solo se que hoy quiero florecer y dar frutos donde Dios me quiere sembrar…
Yo no sé mañana qué tendré o qué me va a faltar, solo quiero aprender a valorar hoy lo que tengo, para después no tenerme que lamentar…
Yo no sé mañana  si mis sueños se van a realizar, solo sé que aunque parezca incierto, yo voy a luchar por ellos, porque ese es mi ideal…
Yo no sé mañana cuál será mi destino, hay quienes dejan vivir el hoy, se les escapan las oportunidades, por lo incierto del futuro…
Yo no sé mañana, dice una canción… Yo cuento con lo que Dios me regala cada día, con las experiencias ganadas de lo que viví y la oportunidad de ser mejor y amar más hoy…
No me estancaré a pensar o llenarme de miedos por lo que será mañana, del futuro solo guardo la esperanza de que me permitirá llegar hasta donde anhelo con la ayuda del Amigazo Dios…
Yo no sé mañana, solo sé que hoy estoy aquí con lo que tengo y las personas que caminan conmigo, lo demás vendrá y estaré lista para eso…