domingo, 29 de septiembre de 2013

MI NOMBRE ES KARY ROJAS...

                                          


LLAMAME POR MI NOMBRE… Y ENSEÑAME A LLAMARTE POR EL TUYO…

Siempre que existe una condición física que marca diferencias visibles, surgen los problemas y conflictos con el término, sinónimos, palabras peyorativas y demás…

Aceptarse a sí mismo, no implica repetirse mil veces como un rótulo lo que puede ser el término de una condición que asume un nombre común, más no un nombre propio; porque aunque le da una clasificación científica a lo que el ser humano no se explica, no es lo que define ni describe a la persona, ni mucho menos, le mide la dignidad…

Tengo una condición llamada ACONDROPLASIA, quienes no la conocen como tal nos señalan como enanos, enano es una palabra usada peyorativamente, hay quienes prefieren que los llamen pequeños, peques, bajitos, talla baja, etc; pero si me preguntas cómo quiero que me llames, que me conozcas, que me señales, es muy sencillo, llámame por mi nombre y dime cómo te llamas…

Lo que me hace diferente y especial, no es una condición, raza, color, ni siquiera cultura ni religión; lo que me da identidad por sobre todas las cosas es mi nombre, cómo lo asumo, lo que hago, lo que soy…

Llámame por mi nombre, empieza por ahí, aprende a conocerme, aprendiendo cómo me llamo, ese es el primer paso que se da, para conocer a alguien y respetarlo…

Llámame por mi nombre, KARY ROJAS… y cuando hables de mí, si alguien no sabe quién soy, no digas la enanita, ni la peque o la bajita… dí aquello que me define, lo que hago, la Maestra, la Escritora, la Conferencista, la hija de Horacio y Toñita, la hermana de Horacio, Joche e Inés, la Colombiana que vive en Cartagena, la que trabaja en el Eucarístico, la tia de Juanda, Angie, Nata, Jose, Estefi, Ivan, Alejo, Irene y Vice, la que toca el piano en la Iglesia… Seguro que en todo eso que aprendas a conocer y expresar de mí, los que te escuchan dirán, ah sí ya sé y si no me conocían, se harán una idea de quien

realmente soy… y Cuando me presentes en persona, recordarán todo esto que dijiste y nadie verá que mido 1,20 de estatura, ni se darán cuenta de mi condición, porque realmente eso no es lo que me define…

Llámame por mi nombre, KARY ROJAS… y seguro aprenderás a conocerme más allá de lo que a simple vista se ve… Y si quieres saber cómo vivo, qué siento, qué sueño, si me enamoro, si como, si rio, si lloro o me enojo; piensa en lo que tu vives, sientes y sueñas, así tal cual lo vivo, a mi manera, como cada quien lo hace a la suya, pero no es nada fuera de lo común, porque soy como Tu…

Llámame por mi nombre, y seguro podré llamarte amigo o amiga, porque aprenderé a llamarte por el tuyo y eso nos permite vernos cara a cara, sin sentirnos menos o más, valorando nuestras diferencias, porque tu eres tu y yo soy yo, no me definas por una condición…


No te compliques como llamarme, no te apures si mientras lo aprendes se te sale alguna palabra sin ninguna mala intención, no trates de rebuscar términos para no incomodarme, no es necesario nada de eso para referirme a mí o para hablarme, te lo pondré más sencillo, más justo y más humano, llámame por mi nombre, mucho gusto, KARY ROJAS, y tu?... 

No hay comentarios.: