sábado, 13 de abril de 2013

HAY QUE CORRER RIESGOS…




Todo en la vida implica correr riesgos, lo que decimos y lo que callamos, a veces hablar nos puede significar muchas cosas y callar quizás otras más, hay que hacer lo que nos diga el corazón al respecto…

Dar un paso es un riesgo, de acertar o fallar, de avanzar o caer, pero nunca lo sabremos sino hacemos lo que creemos sea lo correcto…

Tomar decisiones es un riesgo, a veces aprovechamos las oportunidades, otras veces se nos escapan, decidir nos cuesta, pero hay que hacerlo…

Expresar un sentimiento como lo experimentamos por dentro es un riesgo, a veces puede ser correspondido, otras veces la otra persona no siente lo mismo, pero cómo saberlo sino lo decimos?

Darnos permiso de amar y ser amados es un riesgo, de reir o llorar, de perder o ganar, pero hay que asumir ese riesgo si queremos vivir de verdad…

Los grandes sueños se realizan asumiendo riesgos, haciendo mil intentos, no rendirnos ni renunciar aunque nos toque padecer las consecuencias de lo que arriesgamos, hasta que llega el día en que nuestro sueño realizamos…

Para saber qué decisión tomar o qué camino elegir hay que asumir riesgos, el creer y confiar implica riesgos, el sentir amerita riesgos, sino los corremos, nos estancaremos…

Los riesgos de la mano de Dios, tienen la garantía que de El recibimos la fortaleza que nos reanima y la luz que nos guía…

Hay que asumir los riesgos, de intentarlo de nuevo, de expresar lo que sentimos, de soñar y avanzar hacia la realización de nuestro destino…

1 comentario:

Anónimo dijo...

Bello me encanta lo que expresas!!!