miércoles, 6 de noviembre de 2013

NO TENGO LAS MEDIDAS, PERO SI DOY LA TALLA...


En tiempos de Reinados de belleza, en un mundo que propone modelos a seguir, para alcanzar una belleza definida más en la forma que en el fondo, me veo en el espejo y reconozco que no tengo las medidas ni la estatura, pero si doy la talla y estoy a la altura de cualquier circunstancia que me toque vivir…
De qué sirve tener dichas medidas, si muchas de ellas son impuestas, todo por vivir de apariencias y poder ser llamada modelo o reina de belleza, mientras el tiempo lo permita, porque con el paso de los años, todo pasa, solo existe una belleza que permanece, la del alma…

No tengo las medidas, para usar la moda que me proponen, tengo mi propio estilo, con el que me siento cómoda y original, no tengo que someterme a dietas extremas ni quirófanos que enriquecen a algunos para que otras se sientan atractivas dentro de una sociedad que así como las alaba, las critica…
No tengo las medidas, lo digo a mucho honor, pero si doy la talla de los sueños que construyo, sin venderlos o alcanzarlos a través de los ojos ni el qué dirán de los demás; sino que son frutos de mi propio esfuerzo, de mi trabajo y capacidad de alcanzar lo que me esmero aunque a simple vista no parezca que lo pueda lograr…

Admiro la belleza natural, que no necesita ayudas extras de cuchillas y maquillajes, sino aquella que se puede apreciar así no más y sobresale cuando el alma y la personalidad de quien la porta refleja la dulzura, el amor y la bondad que resplandece más de lo que se ve por fuera, porque muestra el tesoro que muy dentro se sabe guardar…
No tengo las medidas, ni siquiera el peso que se dice que debe ser ideal, no encajo quizás en ese grupo de chicas que necesitan mostrarse para sentirse bellas, mientras muchos las aplauden y otros buscan con lupa exigente, qué defectos encontrar para señalar…

No tengo las medidas, ni mi belleza se compara con otras, ni tampoco la define un jurado que según parece que sabe más de lo lindo que el mismo Creador… Sólo sé que doy la talla como mujer, profesional, y ser humano que soy, y por eso no me siento menos ni más…
No tengo las medidas, ni necesito que otros me digan linda, ni hagan negocio conmigo para sentir que en ello está mi futuro y mi carrera profesional… No quiero entretener a otros con mi apariencia, ni necesito alimentarme de miradas y aplausos, para sentirme bella o que valgo…

No tengo las medidas, lo veo en mi espejo, pero contemplo la imagen de una mujer que no necesita matarse poco a poco con dietas ni exponerse a cirugías para verse sin miedo y decir gracias Dios porque me has imaginado y dibujado así tal y como soy…
No tengo las medidas, ni fabrico una apariencia y si por eso no me dicen reina de belleza, no me afecto, ni me considero menos, porque mi valor no lo da el tamaño, ni la forma, ni tampoco se mide con el metro de una sociedad superficial…

No tengo las medidas, pero si doy la talla en lo que me propongo, me siento feliz con mi belleza natural, porque cada parte de mi cuerpo así como es, funciona, me permite alcanzar lo que quiero, me hace experimentar milagros, aunque no encaje en la moda de los demás…
No tengo las medidas que propone la humanidad, soy del tamaño del amor de Dios, tengo la altura de mis sueños, el peso de mi fe y la belleza que imagino mi creador… Qué más puedo pedir? Si soy la Reina de belleza de mi Amigazo Dios!!!

viernes, 25 de octubre de 2013

UN DIA PARA EL RESTO DE LOS DIAS


Existe un día especial que nos prepara y nos anima a vivir el resto de los días…
No es un día para ser recordados y luego olvidados… Sino un día en el que más que por una condición o tamaño, nos llames por nuestro nombre y así no nos veas como raros o extraños…
No es un día para llamar la atención, sino para concientizar el resto de los días,  a quienes no conocen nuestra condición…
No es un día para ser protagonistas de un show, sino, lograr a partir de hoy, para el resto de los días, reescribir la historia y ocupar en ella un papel de igualdad de condiciones, sin discriminaciones ni diferencias entre tu y yo…

Sabes quiénes somos?...
No somos los enanos, ni siquiera la gente pequeña, ni pitufos, ni gnomos, ni nada por el estilo… No somos los bajitos, ni los peques, somos  seres humanos, con características diferentes, debido a muchas condiciones o patologías de crecimiento, la más común ACONDROPLASIA… No somos tampoco los Acondroplásicos, somos personas, con Acondroplasia… y eso quiere decir, que nuestros huesos largos (brazos y piernas) no crecen, pero sí crecen normal nuestros órganos, nuestro corazón, nuestro cerebro…
Por lo tanto tenemos las mismas facultades que cualquier otro ser humano…

                       
Qué queremos en este día? A partir de hoy y para el resto de los días, sentirnos parte de este mundo, construido en grande, donde todo lo han colocado tan alto; más que limitaciones físicas, tenemos limitaciones sociales, debido a la poca accesibilidad con la que contamos… Es como si se hicieran las cosas sin pensar en nosotros, en que tenemos una talla diferente y a veces nos cuesta alcanzar a lo más básico como servicios, cabinas, cajeros, mostradores, calzadas, aceras, transporte, etc…

Qué queremos en este dia? A partir de hoy y para el resto de los días, que por un instante te pongas no en nuestros zapatos, sino en nuestras piernas y en nuestro corazón, para que sepas lo que sentimos y los esfuerzos que realizamos, para que comprendas lo que se siente cuando te ries y nos señalas, cuando nos limitas o nos miras raro, cuando te fijas solo en nuestras apariencias…

Qué queremos en este día? A partir de hoy y para el resto de los días, que tomes conciencia de nuestras necesidades, que bajes un poco la mirada y te des cuenta que no queremos tratos especiales, sino dignos, que no nos rotules con mitos y leyendas, que nos des la oportunidad de trabajar y realizarnos en algo distinto a los shows, la comedia y los espectáculos…

Qué queremos en este día? A partir de hoy y para el resto de los días, que formes a tus niños, para que nuestros niños puedan asistir sin miedo a la escuela, que eduquemos juntos a la sociedad en la diversidad y la inclusión, que no ignores nuestras necesidades, pero que tampoco resaltes, señales o te rias de nuestras diferencias…
                            

Qué queremos en este día? A partir de hoy y para el resto de los días, que transformemos las realidades y hagamos historia, que no nos fijemos , ni resaltemos ninguna clase de condición o apariencia, que nos solidaricemos unos a otros, que aprendamos a llamarnos por nuestro nombre, porque en este mundo cabemos todos y aunque cada uno es distintos, valemos como seres humanos lo mismo…

No queremos hacer de este día, un día más como muchos que se celebran y que después durante el resto del año, solo existe la apatía y la indiferencia… Queremos que en este día y a partir de hoy, cuando nos veas, sepas que no nos interesa mucho crecer, sino estar a la altura de las circunstancias, que cuando nos veas, logres ver más allá de las apariencias, que no te fije en si no corremos, porque nuestros pasos son cortos pero con pisadas firmes y para alcanzar lo que queremos, solo necesitamos subirnos a una silla y hacer un poquito más de esfuerzo


Con todas estas expectativas y anhelos, nos unimos a conmemorar un día de CONCIENCIA SOCIAL, porque en países como el mio, mi amada  COLOMBIA, los pequeños de estatura más que vistos, somos señalados; más que tenidos en cuenta, somos muchas veces ignorados, más que tomados en serio, somos burlados; y nos hace falta una voz, un alto, para concientizar, educar y transformar a la sociedad, para que así las nuevas Madres no tengan miedo de dar a luz a niños de talla baja que pueden soñar en alcanzar sus más grandes sueños y sentirse plenos, en un mundo sin medidas que se construye a la altura de las necesidades y circunstancias del mundo… 

domingo, 29 de septiembre de 2013

MI NOMBRE ES KARY ROJAS...

                                          


LLAMAME POR MI NOMBRE… Y ENSEÑAME A LLAMARTE POR EL TUYO…

Siempre que existe una condición física que marca diferencias visibles, surgen los problemas y conflictos con el término, sinónimos, palabras peyorativas y demás…

Aceptarse a sí mismo, no implica repetirse mil veces como un rótulo lo que puede ser el término de una condición que asume un nombre común, más no un nombre propio; porque aunque le da una clasificación científica a lo que el ser humano no se explica, no es lo que define ni describe a la persona, ni mucho menos, le mide la dignidad…

Tengo una condición llamada ACONDROPLASIA, quienes no la conocen como tal nos señalan como enanos, enano es una palabra usada peyorativamente, hay quienes prefieren que los llamen pequeños, peques, bajitos, talla baja, etc; pero si me preguntas cómo quiero que me llames, que me conozcas, que me señales, es muy sencillo, llámame por mi nombre y dime cómo te llamas…

Lo que me hace diferente y especial, no es una condición, raza, color, ni siquiera cultura ni religión; lo que me da identidad por sobre todas las cosas es mi nombre, cómo lo asumo, lo que hago, lo que soy…

Llámame por mi nombre, empieza por ahí, aprende a conocerme, aprendiendo cómo me llamo, ese es el primer paso que se da, para conocer a alguien y respetarlo…

Llámame por mi nombre, KARY ROJAS… y cuando hables de mí, si alguien no sabe quién soy, no digas la enanita, ni la peque o la bajita… dí aquello que me define, lo que hago, la Maestra, la Escritora, la Conferencista, la hija de Horacio y Toñita, la hermana de Horacio, Joche e Inés, la Colombiana que vive en Cartagena, la que trabaja en el Eucarístico, la tia de Juanda, Angie, Nata, Jose, Estefi, Ivan, Alejo, Irene y Vice, la que toca el piano en la Iglesia… Seguro que en todo eso que aprendas a conocer y expresar de mí, los que te escuchan dirán, ah sí ya sé y si no me conocían, se harán una idea de quien

realmente soy… y Cuando me presentes en persona, recordarán todo esto que dijiste y nadie verá que mido 1,20 de estatura, ni se darán cuenta de mi condición, porque realmente eso no es lo que me define…

Llámame por mi nombre, KARY ROJAS… y seguro aprenderás a conocerme más allá de lo que a simple vista se ve… Y si quieres saber cómo vivo, qué siento, qué sueño, si me enamoro, si como, si rio, si lloro o me enojo; piensa en lo que tu vives, sientes y sueñas, así tal cual lo vivo, a mi manera, como cada quien lo hace a la suya, pero no es nada fuera de lo común, porque soy como Tu…

Llámame por mi nombre, y seguro podré llamarte amigo o amiga, porque aprenderé a llamarte por el tuyo y eso nos permite vernos cara a cara, sin sentirnos menos o más, valorando nuestras diferencias, porque tu eres tu y yo soy yo, no me definas por una condición…


No te compliques como llamarme, no te apures si mientras lo aprendes se te sale alguna palabra sin ninguna mala intención, no trates de rebuscar términos para no incomodarme, no es necesario nada de eso para referirme a mí o para hablarme, te lo pondré más sencillo, más justo y más humano, llámame por mi nombre, mucho gusto, KARY ROJAS, y tu?... 

sábado, 27 de julio de 2013

NO DEJES DE CREER...


No Dejes de creer en la luz, aunque haya días en que solo veas oscuridad…
No dejes de creer en el amor, aunque alguna vez amando te haya tocado perder y llorar…
No dejes de creer en la felicidad, aunque existan en la vida momentos de tristeza que hacen dudar…
No dejes de creer en la Amistad, aunque alguna vez, alguien a quien llamaste amigo, te supo fallar…
No dejes de creer en la meta que quieres alcanzar, aunque el camino se vea incierto y aparezcan muchos obstáculos que te hagan tropezar…
No dejes de creer en que todo es posible, si a veces pareciera que fuera imposible…
No dejes de creer en las oportunidades, aunque hayas perdido tantas y sientas que no hay más que te ayuden a lograr lo que tanto anhelas…
No dejes de creer en el perdón, aunque aun te duelan las heridas o sientas que no has podido enmendar tu error…
No dejes de creer en la Palabra, de quien te demuestra con su vida, que es coherente en su pensar, actuar y sentir…
No dejes de creer en tus capacidades, aunque falles y los demás te señalen o no confíen más en ti…
No dejes de creer en que cada día trae su afán y mañana puede ser mejor, aunque hoy las cosas no salieron como esperabas que fueran y así se lo pediste a Dios…
No dejes de creer en lo que has cultivado, los sentimientos que brotan cuando aprendes a amar, si confías y lo alimentas, se harán eternos y no morirán…
No dejes de creer en el sol y el arco iris, aunque la lluvia no te deje ver más allá…
No dejes de creer en las miradas, en las palabras, en la buena voluntad de las personas que a Dios aman…

No dejes de creer en el Amigazo, aunque a veces solo veas un par de huellas en la arena, confía que es ahí cuando en tus brazos te alza… 

NO DEJES QUE LLEGUE LA DUDA...


No dejes que llegue la duda a tus oídos, porque si toca lo que escuchas, necesitarás amar demasiado para creer en lo que es verdad y no dudar ni mucho menos desconfiar…
No dejes que llegue la duda a un sentimiento que cultivas, porque empezará a debilitarse, te confundirás y no sabrás si lo que sientes aún existe o ya no está…

No dejes que llegue la duda a un pensamiento, porque no encontrarás las respuestas que buscas y por más que te ayuden con ellas, vas a dudar cual es la correcta…
No dejes que llegue la duda con las cosas que te dicen, porque lograrán debilitar lo que piensas y lo que sientes, por muy fuertes que sean…

No dejes que llegue la duda, al corazón de quien amas, trata siempre de aclararle lo que le inquieta, porque mientras haya duda no habrá confianza ni certeza de nada…
No dejes que llegue la duda, no la siembres, ni la alimentes, porque termina robándose la paz y las cosas hermosas que tienes, aún las que parecían más fuertes y eternas…

No dejes que llegue la duda, no la provoques, habla siempre con la verdad, no te alejes demasiado, ni juegues con ella, que es como la candela, cuando menos pienses, te quema…
No dejes que llegue la duda, por muy pequeña que sea, porque se instala, tortura, te ataca la mente, los sentimientos, te quita todo aquello en lo que te apoyas, desconfías de todo, no crees nada…

De la duda surgen los celos, la desconfianza, la inseguridad en lo que te dan y aun en lo que estás sintiendo y ofreciendo… La duda le roba la fuerza y credibilidad a las palabras, enceguece el corazón, adormece el alma…


No dejes que llegue la duda, no le abras las puertas de tus sentidos, cuando intente entrar en ti, reza mucho, pídele al Mejor de los Amigos que te de fuerzas y luz para que no te haga dudar nunca nada…  

YO NO SE MAÑANA…


Yo no sé mañana quien se vaya o quien venga, por eso prefiero hoy darme cuenta de los que realmente están a mi lado, agradecer su presencia y valorarlos…
Yo no sé mañana si las cosas estén bien o mal, el hoy es lo que tengo y es hoy cuando debo luchar y enfrentar lo que la vida me quiere deparar…
Yo no sé mañana donde voy a estar, solo se que hoy quiero florecer y dar frutos donde Dios me quiere sembrar…
Yo no sé mañana qué tendré o qué me va a faltar, solo quiero aprender a valorar hoy lo que tengo, para después no tenerme que lamentar…
Yo no sé mañana  si mis sueños se van a realizar, solo sé que aunque parezca incierto, yo voy a luchar por ellos, porque ese es mi ideal…
Yo no sé mañana cuál será mi destino, hay quienes dejan vivir el hoy, se les escapan las oportunidades, por lo incierto del futuro…
Yo no sé mañana, dice una canción… Yo cuento con lo que Dios me regala cada día, con las experiencias ganadas de lo que viví y la oportunidad de ser mejor y amar más hoy…
No me estancaré a pensar o llenarme de miedos por lo que será mañana, del futuro solo guardo la esperanza de que me permitirá llegar hasta donde anhelo con la ayuda del Amigazo Dios…

Yo no sé mañana, solo sé que hoy estoy aquí con lo que tengo y las personas que caminan conmigo, lo demás vendrá y estaré lista para eso… 

sábado, 13 de abril de 2013

A LO INEVITABLE, ENFRENTARLE Y SEGUIR ADELANTE…


                                     

En la vida siempre van pasar cosas inevitables, que algunas veces nos sorprenden y otras nos avisan, pero no podemos evadirlas, solo hay que enfrentarlas y seguir adelante…

La muerte de un ser querido, es algo que suele pasar, no podemos evitarlo, son cosas del destino, pero tampoco podemos rendirnos, hay que enfrentarlo y seguir adelante…

El rompimiento del amor o de la amistad, cuando se enfrentan muchas dificultades y las cosas no dan para más, a veces se hace inevitable, pero hay que seguir adelante y enfrentar la realidad…

Es inevitable el paso del tiempo, que todo lo que comienza tenga un final, que las oportunidades vengan y se vayan, que llegue el momento de la partida o de soltar, hay que enfrentarlo tal cual… y no mirar hacia atrás

Es inevitable que luego de muchas crisis, se derrumben las cosas, cuando una familia se quebranta, y que algunos tomen otro camino, que otros vuelen del nido, que nada sea como antes, pero hay que enfrentarlo y seguir adelante…

Es inevitable que duelan las heridas, que surgen del amor cuando nos ofrece sus espinas, pero es algo que no se evade, se siente, se asume, se supera y para adelante…

Es inevitable que una mentira se robe la confianza, que una oportunidad perdida jamás sea la misma, que luego de una herida las cosas no sean como antes, pero hay que enfrentarle y seguir adelante…

Es inevitable que surja un sentimiento, después de muchos momentos compartidos, es inevitable que se experimente el miedo luego de muchos intentos fallidos, pero nada puede detenernos hay que enfrentarle y salir adelante…

Es inevitable querer escuchar algo a cambio cuando expresamos lo que sentimos, es inevitable que se llegue a extrañar a quien ha sido compañero de camino… Pero hay que enfrentar lo que venga sin espera más y seguir adelante…

Es inevitable lo que sucede cuando salen a flote las verdades que duelen… Es inevitable que no duela la apatía y la indiferencia en algunos momentos de convivencia, pero hay que enfrentarle…

Es inevitable las consecuencias de nuestros actos, las caídas y estrellones al ir sin ver y demasiado rápido, pero no podemos rendirnos, hay que enfrentarlo y levantarnos…

Es inevitable que duela cuando alguien ama más y más entrega, pero es ahí donde el amor, usa su fuerza para darle ánimos al corazón y no se detenga…

Es inevitable que pase lo que sabemos que va a pasar, cuando algo se acaba, cuando un error se comete, cuando se hacen las cosas mal o no se piensa al actuar, pero así es la vida, lo inevitable siempre sucede, pero no debemos detenernos, sino enfrentarlo y seguir adelante…

SI TODO LO SUPIERAMOS…


                            

Qué pasaría si supiéramos lo que va a pasar mañana o más adelante, lo que hay dentro del corazón del otro, lo que esconden las cajas de sorpresas, lo que es mentira y es verdad?
Qué pasaría si supiéramos cuándo se va a acabar el mundo, cuándo llega la muerte por nosotros o por los que amamos, qué es lo que nos tocará…
A veces hablamos y suponemos que todo lo sabemos, nos adelantamos a opinar o juzgar, nos prevenimos y reprimimos, pero en realidad nada sabemos…

Si supiéramos lo que va a pasar mañana, ya no tendría ningún sentido esperar, viviríamos programados, sin ninguna clase de emociones, porque aún para reir y llorar estaríamos preparados…

Si supiéramos lo que hay en el corazón del otro, no haríamos nada por descubrirlo ni conquistarlo, sería muy difícil sentir amor, porque es un sentimiento que sorprende y llega sin avisar al corazón…
Si supiéramos lo que hay dentro del otro, no nos esforzaríamos por conocerlo, seríamos más razón que corazón, no brotarían los sentimientos…

Si supiéramos lo que esconden las cajas de sorpresas, ya no serían cajas de sorpresa, perdería emoción abrir los regalos, las guardaríamos hasta que necesitáramos lo que están guardando…
Si supiéramos lo que hay dentro de las cajas de sorpresas, se elegiría la que más nos conviene, discriminaríamos, perderíamos la capacidad de asombro, dejaríamos de creer en la magia…

Si supiéramos lo que es mentira y verdad, nuestra Fe sería programada, creeríamos en lo que vemos y sabemos, la confianza sería por efecto y causa y no por mérito y sentimiento…
Si supiéramos lo que es mentira y verdad, no nos esforzaríamos a descubrirlo, no entenderíamos lo que significa hablar y vivir en la verdad…

Si supiéramos cuando se va a acabar el mundo, estaríamos preparados, no aprenderíamos de la vida, ni viviríamos sorprendidos, se nos acabarían las emociones y los sentimientos serían programados…
Si supiéramos cuando llega la muerte, tal vez diríamos te amo, pero sería más por calmar nuestra conciencia y no porque brote voluntariamente en el momento menos esperado…
Si supiéramos cuando se acaba todo, la vida sería monótona y aburrida, contaríamos los minutos y las horas, no esperaríamos nada nuevo solo que llegue ese día…

Si supiéramos todo, no nos esforzaríamos a conocer, explorar, luchar por nada… Perderíamos la capacidad de sorprender y asombrarnos, la Fe sería circunstancial y programada…
Si supiéramos todo, no sabríamos realmente nada, porque no sabríamos de sentimientos que nacen y brotan de repente, ni de emociones fuertes, ni de la esperanza del mañana…

Ante todo eso, es mejor no saber nada… Para buscar, luchar por lo que queremos, aprender a valorar lo que tenemos y esperar siempre en el amor de Dios que nunca nos falla… 

HAY QUE MIRAR HACIA OTRO LADO


                          
Algo que afecta y resalta los apegos, las frustraciones y sentimientos negativos, es que siempre fijamos la mirada en lo mismo y no quitamos el dedo del renglón… 

Nos aferramos a la persona que ocupa un lugar en nuestra vida y si se va, nos torturamos mirando la silla vacía, pensamos que no hay más, no miramos más allá todos aquellos que a nuestro lado están…
Nos apegamos a las cosas, el pc, el celular, ocupamos nuestro tiempo en ello, y si nos falla, no somos capaces de mirar hacia otro lado y hacer otras cosas más productivas que nos quiten esa ansiedad…
Hay que mirar siempre hacia otro lado y no torturarnos pensando o recordando el error que tuvimos, el fracaso la desilusión y nos estancamos en lo mismo, sin mirar hacia otro lado y buscar una nueva oportunidad para dar otro paso…

Hay que mirar hacia otro lado, ante lo que nos ata y nos crea dependencia, ante lo que sentimos más grande que nuestras fuerzas, porque si seguimos pensando y fijándonos en lo mismo, nunca vamos a soltarnos o superarlo…
Hay que mirar hacia otro lado, sobre todo cuando sentimos que no encontramos lo que buscamos, ya que no somos capaces de alzar la vista y ver más allá, quizás eso está más cerca de lo que pensamos…

Nadie se muere por nadie, ni porque perdió algo que valoraba, ni porque cometió un error que lo derrumbo, mientras estemos vivos tenemos una oportunidad de ver más allá y salir del hoyo y de la oscuridad…
La vida sigue no se acaba ni se detiene por nada, nosotros elegimos si nos quedamos viendo lo que nos hace daño o lo que perdimos, o si nos damos la oportunidad de mirar hacia otro lado y descubrir la luz, las personas, las oportunidades que por no verlas nos negamos…
Cuesta hacerlo, el dolor, el vacío, la frustración nos llama la atención para que fijemos en ello la mirada; pero si queremos superarlo, tenemos que mirar hacia otro lado y encontrar lo que se nos tiene reservado…

Nos cuesta cambiar el pensamiento, porque no sabemos ver hacia otro lugar o de otro modo, aún estando ciegos no pedimos ayuda a quienes pueden guiarnos mejor… Le damos peso e importancia a aquello que siempre vemos y si lo perdemos, se nos daña y oscurece todo y no buscamos ninguna solución…
Hay que mirar siempre hacia otro lado, no fijarnos en la herida porque así nos duele más, no detenernos en el error porque lo agrandamos, no concentrarnos en el vacío porque lo profundizamos y no quedarnos en lo malo porque lo eternizamos…

Hay que mirar siempre hacia la luz, hacia donde encontramos al Amigazo, buscarlo, llenarnos de su amor, levantarnos, tomar nuestra vida y seguir andando…

HAY QUE CORRER RIESGOS…




Todo en la vida implica correr riesgos, lo que decimos y lo que callamos, a veces hablar nos puede significar muchas cosas y callar quizás otras más, hay que hacer lo que nos diga el corazón al respecto…

Dar un paso es un riesgo, de acertar o fallar, de avanzar o caer, pero nunca lo sabremos sino hacemos lo que creemos sea lo correcto…

Tomar decisiones es un riesgo, a veces aprovechamos las oportunidades, otras veces se nos escapan, decidir nos cuesta, pero hay que hacerlo…

Expresar un sentimiento como lo experimentamos por dentro es un riesgo, a veces puede ser correspondido, otras veces la otra persona no siente lo mismo, pero cómo saberlo sino lo decimos?

Darnos permiso de amar y ser amados es un riesgo, de reir o llorar, de perder o ganar, pero hay que asumir ese riesgo si queremos vivir de verdad…

Los grandes sueños se realizan asumiendo riesgos, haciendo mil intentos, no rendirnos ni renunciar aunque nos toque padecer las consecuencias de lo que arriesgamos, hasta que llega el día en que nuestro sueño realizamos…

Para saber qué decisión tomar o qué camino elegir hay que asumir riesgos, el creer y confiar implica riesgos, el sentir amerita riesgos, sino los corremos, nos estancaremos…

Los riesgos de la mano de Dios, tienen la garantía que de El recibimos la fortaleza que nos reanima y la luz que nos guía…

Hay que asumir los riesgos, de intentarlo de nuevo, de expresar lo que sentimos, de soñar y avanzar hacia la realización de nuestro destino…

jueves, 28 de marzo de 2013

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN…




No todo es como a simple vista se ve, a veces quien sonríe por fuera, llora por dentro, quien parece tenerlo todo, en realidad siente que no posee nada realmente valioso…

Hay fachadas de familias, parejas, padres e hijos, que parecen ser felices y unidos, pero tras las cortinas de su casa, hay indiferencia, tristeza, discusiones, muchas cosas se quiebran…
Hay chicas hermosas que parecen tener o ser lo que muchas quisieran, pero en el fondo se sienten vacías, admiradas solo por su belleza, la felicidad no está en la apariencia…

Las apariencias engañan, no siempre el malo o el ladrón es quien se viste mal o anda andrajoso, muchas veces esos son de más transparencia y mejor corazón que los que andan en saco y corbata, fingiendo lo que no son…

Las apariencias engañan, la rudeza no es siempre falta de amor, a veces ama más quien lo calla que quien lo grita y no muestra lo que de verdad hay en su interior…
Muchas veces dejamos pasar de largo personas valiosas y grandes oportunidades porque nos fijamos en las apariencias y no vimos más allá de ellas, a veces optamos por lo que mejor pinta y no es lo que nos conviene realmente…

Las apariencias engañan y se oculta mucho tras el silencio pero quizás se ocultan más tras las muchas palabras, porque quienes más hablan son quienes más cosas guardan…
Hay casas lujosas con hambre de amor y unión, hay fachadas de pobreza que guardan una riqueza humana en su interior…

Hay mentes brillantes con poco amor propio, hay pensamientos fugaces con mucho sentimiento, no hay nada perfecto y lo que se muestre así es porque es más imperfecto de lo que se puede creer…
No nos quedemos con lo que a simple vista se ve, hay que buscar y mirar más allá… Porque las apariencias siempre nos muestran algo y disfrazan otra realidad…

TODOS HABLAN Y OPINAN...


                               
Hay una realidad, cuando pasa algo bueno o malo, todos hablan y opinan aunque nada de eso sepan…
Muchas veces y por lo general no hay conocimiento profundo de lo que sucede, pero la gente habla igual, por lo que se supone o lo que cree…
Ante lo que escuchan y ven, todos hablan y opinan… Como un teléfono roto que nunca se termina, así llega la información a cada persona y así mismo la distorsiona…

Todos hablan y opinan a costillas de cualquiera, sin importar de fondo cual sea la realidad, por lo general se dejan llevar de las apariencias y lo que más agrada es señalar y juzgar…
Todos hablan y opinan de cualquier tema, menos de la vida propia cuando otros la toman por su cuenta, ahí es donde se sabe lo que hablar y opinar realmente cuesta…
Todos hablan y opinan pero muy pocos actúan, es más fácil señalar, criticar que hacer las cosas mejor que aquellas que tanto se comentan…

Todos hablan y opinan más de las cosas malas que de las buenas, el ser humano tiene la capacidad de ser amarillistas de cualquier clase de temas…
Todos hablan y opinan, pero nadie hace nada para superar aquello que tanto señalan… Qué fácil le es a la lengua moverse pero no salir de donde está para superar lo que critica sin conocerlo realmente…
Todos hablan y opinan, basta que pase algo para ver comentarios de todo tipo y color por todos lados, los hay buenos y malos, los hay centrados y totalmente desenfocados…
Todos hablan y opinan de la vida y de la muerte, de los triunfos y derrotas, de las cosas que sabe y las que no entiende, y es una necesidad hablar, pero no usemos lo que decimos para dañar…

Tratemos que nuestras opiniones no se basen en nuestros sentimientos personales, ni en la frustración de querer hablar por hablar, pensemos en la trascendencia de todo y sobre todo pongámonos siempre en el lugar de los demás…
Todos hablan y opinan, sobre todo cuando se trata de juzgar, no demos papaya para que no haya tantos que también de nuestra vida quieran hablar y opinar…

Si tanto nos golpea la realidad del mundo y la que vivimos, hablemos menos y actuemos más, en nuestras manos está el transformar la realidad de los que nos rodea y nuestra propia realidad…

YO NO SE MAÑANA...


Yo no sé mañana quien se vaya o quien venga, por eso prefiero hoy darme cuenta de los que realmente están a mi lado, agradecer su presencia y valorarlos…
Yo no sé mañana si las cosas estén bien o mal, el hoy es lo que tengo y es hoy cuando debo luchar y enfrentar lo que la vida me quiere deparar…
Yo no sé mañana donde voy a estar, solo se que hoy quiero florecer y dar frutos donde Dios me quiere sembrar…
Yo no sé mañana qué tendré o qué me va a faltar, solo quiero aprender a valorar hoy lo que tengo, para después no tenerme que lamentar…
Yo no sé mañana  si mis sueños se van a realizar, solo sé que aunque parezca incierto, yo voy a luchar por ellos, porque ese es mi ideal…
Yo no sé mañana cuál será mi destino, hay quienes dejan vivir el hoy, se les escapan las oportunidades, por lo incierto del futuro…
Yo no sé mañana, dice una canción… Yo cuento con lo que Dios me regala cada día, con las experiencias ganadas de lo que viví y la oportunidad de ser mejor y amar más hoy…
No me estancaré a pensar o llenarme de miedos por lo que será mañana, del futuro solo guardo la esperanza de que me permitirá llegar hasta donde anhelo con la ayuda del Amigazo Dios…
Yo no sé mañana, solo sé que hoy estoy aquí con lo que tengo y las personas que caminan conmigo, lo demás vendrá y estaré lista para eso…