jueves, 20 de diciembre de 2012

SEA CUAL SEA LA HISTORIA, NO HAY QUE REPETIRLA…


Si ya conoces la historia por muy buena que haya sido, no la repitas… 
Si es una historia de amor que terminó, procura que la historia nueva que escribas sea mucho mejor… 
Si ya sabes lo que vas a escribir si vives lo mismo de lo que ya pasó, no te acomodes ahí, escribe algo diferente en cada renglón… 
Si ya viviste algo que te causó mucho dolor, haz las cosas distintas, no repitas las acciones que te lastimaron y te llevarán a un mismo final…
No repitas la historia de lo que ya has vivido y mucho menos la que otros han escrito… 
No te quedes en lo que ya has vivido, no te quejes ni te conformes con lo mismo, busca siempre vivir cada día como único con todo lo que te ofrece nuevo… 
Es necesario conocer la historia que ya se ha escrito, ser conscientes de lo que hemos vivido nosotros mismos, para no repetir los errores, ni estancarnos en los logros con los cuales a veces nos vanagloriamos… 
No seas de los que quieren que una persona que llega sea como la que se fue; mucho menos pretendas que cada día nuevo sea igual que el ayer… 
Si las cosas no cambian al primer intento, date otra oportunidad, si siguen igual, inténtalo una vez más, pero si se repite, mira hacia otro lado, si te quedas en eso, te habrás estancado…  

No pretendas ser como otros fueron, por mucho que los admires, no imites a nadie, ni sigas sus pasos, si quieres recorre el mismo camino, pero deja tus propias huellas y a tu manera… 

Hay una historia que se hace nuestra a nuestra manera, y es la historia de Aquel que dio la vida por liberarnos y aprender a vivir el Amor siendo nosotros mismos y escribiendo nuestra propia historia… 

No hay comentarios.: