lunes, 31 de diciembre de 2012

SEA COMO SEA QUE HAYA SIDO, HAY QUE DARLE UN BUEN FINAL, COMENZAR EN PAZ Y CON OPTIMISMO…


No siempre los finales dejan sensación de paz, por lo general cuando algo termina, no se hace bien, causa dolor y queda una invasión de miedo y frustración para volverlo a intentar… Sea como sea que haya sido, hay que darle un buen final, para regalarnos la oportunidad de comenzar en paz y con optimismo…

Aunque al revisar nos demos cuenta que fue más lo que perdimos que lo que quedó, mientras tengamos paz, podemos dar gracias por lo que aún tenemos y así comenzar con esperanza y fe en Dios… Si se libraron muchas batallas y en muchas de ellas fuimos vencidos, lo importante es que no nos rendimos y seguimos buscando una oportunidad de hacerlo mejor…

Estar aquí da testimonio de que seguimos, que no renunciamos al camino y empezamos de nuevo cada vez que sea necesario… Reconociendo a las personas que aún caminan a nuestro lado, valorando los dones que nos quedan y podemos usarlos para intentar de nuevo alcanzar lo que soñamos…

Hay finales justos y necesarios, que se dan cuando ya se dio todo, cuando hay que cerrar ciclos, cuando se finaliza un capítulo para darle a otro inicio… Hay finales sanos, otros que duelen, algunos son esperados, otros nos sorprenden, pero en ninguno de ellos el mundo se acaba ni el tiempo se detiene…

Por eso hoy me detengo a pensar, en todo lo vivido, lo que perdí, lo que gané, lo que entregué, lo que no supe dar, lo que vencí, lo que logré, lo que me hizo falta alcanzar… Hoy pienso en lo que aún tengo, lo que he conservado hasta el momento, lo que permanece, lo que seguirá conmigo para el nuevo comienzo…

Hoy simplemente cierro este año, este ciclo, dejando atrás lo que pasó, elevando una oración de acción de gracias al Amigazo por todo lo vivido, aferrándome a su amor que es lo que elijo para iniciar con fe y esperanza, con sueños nuevos, ilusiones nuevas, propósitos nuevos, con los verdaderos sentimientos que aún conservo, renuevo y llevo conmigo…  

Si llegue hasta aquí, es porque vencí, no renuncié a nada, superé los obstáculos que se me atravesaron… y Si estás conmigo, es porque en todos los momentos que viví, nunca me soltaste, seguiste caminando a mi lado… Por eso, hoy cierro este ciclo, dejo este año en el pasado y miro hacía el nuevo año como una nueva oportunidad que Dios me ha regalado…  Muchas gracias Amigazo por todo lo vivido, no me sueltes que allí vamos…

No hay comentarios.: