domingo, 27 de marzo de 2011

LO ETERNO...

Qué es lo eterno?

Aquello que permanece más allá del tiempo y la distancia, de la luz y la oscuridad, de la calma y la tempestad... Lo eterno es transparente e incondicional, no presiona ni se estanca, permanece libre, vence toda dificultad, lo puedes soltar y no se va y aunque a veces no lo veas, ahí siempre está...

Eterna se hace toda experiencia primera porque se graba para siempre y nada ni nadie la puede borrar…

Eterna puede ser la alegría aunque le toque vivir momentos de dificultad, se inmortaliza cuando no permite que nada ni nadie le robe la paz…

Eterna es la rosa que se cultiva, si la sabemos cuidar… no hay que quitarle las espinas, ni echarle demasiada agua que la ahogue, mucho menos descuidarla o dejarla de alimentar…

Eterno el instante mágico que se vive, cuando conservas en el alma, el sentimiento que te supo generar…

Eterna es la promesa que se hace, cuando se cumple y permanece firme, pase lo que pase…

Lo eterno no le tiene miedo a las pruebas, porque sabe que nada ni nadie lo puede borrar ni acabar… Lo eterno vence todas las calumnias, porque la confianza que lo nutre es más fuerte y le da el lado a la verdad…

Lo eterno supera la distancia, porque se inventa mil formas de estar cerca y permanecer unido a lo que ama, aunque todo lo demás lo intente separar…

Lo eterno no pone condiciones, se hace libre, porque no necesita exigir nada para comprobar su eternidad…

Eterno se hace aquello que logra sanar la herida… eterna la magia que devuelve lo que se creía perdido y enseña de nuevo a confiar… eterno es todo aquello que conduce a Dios y permite experimentarlo en lo que nos da…

Lo eterno se rompe y se repara… encuentra heridas y las sana… experimenta miedo y le gana… camina en lo oscuro y encuentra la luz en lo que siente, por eso no se pierde… Lo eterno no se guarda nada, expresa todo, sin miedo, sintiéndose libre de ser, hacer, sacar, porque sabe que siempre permanece y ahí está…

Lo eterno puede ser también el recuerdo de las personas que se van… lo eterno es el sentimiento que se instala y que nadie lo puede robar o terminar… lo eterno puede ofrecerlo una sola persona osurge de la entrega de dos almas que pretenden conservar para siempre ese algo que los une, para que nada ni nadie los vaya a separar…

Eterna la luz de la vela que se consume pero que no se desgasta porque su afán es iluminar para siempre… eternas las huellas en la arena que no se borran ni se dispersan aunque sople el viento más fuerte, porque fueron grabadas con pisadas firmes que se dieron con fuerza para permanecer eternamente…

Lo eterno no es un sueño imposible al que hay que esperar llegar a la eternidad para hacerlo realidad… lo eterno se puede tocar, abrazar, soltar aquí en la tierra y nunca se va… Lo eterno es todo aquello que conservarlo te llena de alegría y paz…

EL TIEMPO ES...

Regalo… Cuando se nos ofrece como una nueva oportunidad…

Excusa… Cuando decimos que no tenemos tiempo y lo usamos para justificar…

Medicina… Cuando se encarga de sanar las heridas…

Muralla… Cuando se interpone entre dos…

Camino… Cuando se hace aliado con el destino y logra unir…

Espina… Cuando al separar, causa dolor…

Desierto… Cuando viene acompañado de silencio y soledad…

Milagro… Cuando logra traer consigo lo que menos esperábamos…

Compromiso… Cuando mientras pasa, genera lazos…

Bendición… Cuando se disfruta al máximo

Maldición… Cuando se eterniza al añorar que pase rápido

Tortura… Cuando pretende contradecir todo lo que de él esperamos…

Traidor… Cuando no nos avisa el ritmo de su paso y silenciosamente se hace eterno o escaso…

Un Sueño… Cuando depende de él que alcancemos lo que Anhelamos…

Aliado… Cuando nos complace en lo que le solicitamos…

Incierto… Cuando no sabemos realmente lo que puede ocasionarnos…

Ofrenda… Cuando lo envolvemos con amor y lo regalamos…

Oro… Cuando descubrimos su valor y lo aprovechamos…

Fugaz… Cuando se nos escapa demasiado rápido…

Falso… Cuando dice que vendrá pronto y se demora demasiado…

Vacio… Cuando nos acomoda en su regazo o nos distrae y no produce nada con su paso…

Condena… Cuando nos ata a alguien o algo…

Injusto… Cuando se entrega más a unos que a otros…

El tiempo es eso y mucho más… cada uno lo define de acuerdo a lo que vive con él, o dependiendo de lo que le quita o le da…

viernes, 18 de marzo de 2011

LOS INSTANTES...

La vida se conforma de muchos instantes que suceden cada día, algunos cortos otros más largos, pero cada uno es único y no se repite…

Hay instantes que nos ofrecen risas, otros quizás nos desprenden lágrimas; están los que nos regalan sueños y otros nos pueden llegar a robar esperanzas… con cada uno de ellos vamos tejiendo la oportunidad que Dios nos regala de sentir que estamos viviendo…

Son tantas las cosas que pueden sucedernos en tan solo un instante de tantos; podemos ganar o perder, avanzar o caer; soltar o sostener, construir o destruir, todo eso y más en tan solo un momento…

Avanza el reloj en cada segundo, se puede destruir toda un nación en un instante, con un terremoto o una explosión; se quebranta un cristal y se rompe una relación de tantos años en menos de un minuto, y así son muchos de los instantes, efímeros, pero también hay demasiados que son tan poderosos y tan profundos…

Se siente pleno el instante en el que se disfruta un beso y un abrazo, aunque pareciera que duran muy poco; pueden ser tortuosos los instantes de ausencia en los que la distancia se interpone y el tiempo se roba momentos únicos…

Tantos instantes que se nos regalan cada día gratuitamente y se nos escapan o preferimos dejarlos ir sutilmente, porque no logramos verlos o descubrirlos oportunamente… y en esa capacidad o negación de profundizar o reflexionar, más aún cuando se nos pretende mover el piso y cuestionar, optamos mejor porque pasen, ya sea por miedo o ignorancia, cuando sabemos que en tan solo un instante, las cosas ya no serán como antes.

Lo triste es que se nos escapen esos instantes, en los que se nos da la oportunidad de compartir con las personas que amamos, los invadimos de reclamos sin sentido, los llenamos de discusiones con las que nos herimos, los evadimos para no adquirir otros compromisos, los ignoramos para no confrontarnos, los soltamos, porque quizás puedan exigir de nosotros el entregar más de lo que damos o el desacomodarnos…

Solo cuando sentimos que se nos acaba el tiempo de estar en un determinado lugar, de revivir muchos momentos, de compartir con alguien especial, de luchar por un sueño… justo cuando nos llenamos de miedo, de perder algo que amamos, de experimentar que se concluye una etapa o se nos escapa algo … Solo al percibir que las cosas pueden cambiar o se están deteriorando, y sentir la inmensa necesidad de reparar o recuperar lo que se nos rompió o perdió en los instantes que derrochamos… Tal vez solo ahí es que nos lamentaremos, de tantos momentos que pudimos vivir, de todos los que se nos fugaron, de aquellos en los que no usamos nuestros sentidos y de los que desaprovechamos… Ahí es quizás cuando aprendemos a valorar cada uno de los instantes que sin pedirlos, Dios nos ha regalado…

sábado, 12 de marzo de 2011

EL EFECTO...


Qué efecto puede producir una mirada?... Qué expresan esos ojos, que muchas veces delatan lo que el corazón calla?… Hay miradas que derriten, otras que intimidan, hay las que regalan paz, otras que gritan el dolor, el amor, la emoción, el temor que las palabras no se atreven a mencionar… Qué se genera en el alma cuando se tropiezan esos ojos que se anhelan encontrar, qué ocasionan al decirse sin evadirse, todo aquello que es tan difícil manifestar.

Y qué pensar de las palabras… son caricias o espinas?... causan dolor o alegría?... matan sueños o regalan esperanzas?... no se es consciente que también se dice demasiado, aún cuando silenciamos… todo sería tan distinto, si nos preocupáramos en el efecto que al hablar o callar ocasionamos…

Y así mismo sucede con los oídos, cuando están abiertos a escuchar aún lo que se calla… lo que se expresa entre gestos y acciones, o lo que va escondido entre palabras que dicen una cosa, pero que realmente quieren gritar otra… La fuerza y efectividad de lo que causa, depende de quien pronuncia o se reserva esas palabras…

Cuál es el efecto de los abrazos? Esos que se dan o se reservan … qué produce en los demás un apretón de manos, sobre todo en quienes tienen miedo de caer porque sienten débiles sus pasos…

Qué efecto causan las presencias o ausencias, los aromas y recuerdos, los sentimientos y pensamientos que se perciben y se instalan?... algunas veces algo delata lo que pasa, pero muchas veces también es tan difícil darse cuenta… y en silencio se puede construir un sueño o levantar barreras; reparar un corazón o quebrantar el alma de quien recibe y percibe, o del que ofrece y se le escapa lo que piensa, siente y vive…

¿Somos conscientes o inconscientes del efecto que todo gesto y aún respiro, todo lo que brote de nuestros sentidos puede ocasionar, en cada persona que encontramos, tropezamos, llevamos o ignoramos en nuestro camino?… debemos estar muy atentos, para no ser causantes de dolor y desilusión, sino saber ser siempre un motivo y una razón de alegría, paz y amor en cada corazón…

A DIOS...


A Dios no hay que definirlo, sino vivirlo…

A Dios no hay que entenderlo, sino simplemente amarlo…

A Dios no hay que cuestionarlo, sino respondernos a nosotros mismos qué es lo que realmente estamos buscando…

A Dios no hay que indagarle cuánto nos ama, sino darle gracias por amarnos tanto…

A Dios no hay que darlo a conocer solo hablando, sino también testimoniándolo…

A Dios no hay que preguntarle por qué, sino el para qué y con fe aceptarlo…

A Dios no hay que pedirle nada a cambio, sino demostrarle de lo que somos capaces de ser y hacer por El, porque libremente le amamos…

A Dios no hay que culparlo, sino pedirle perdón por todas las veces que de EL nos olvidamos y alejamos…

A Dios no hay que exigirle pruebas de su existencia, sino descubrirlo en toda su creación más allá de lo que diga y compruebe la ciencia…

A Dios no hay que intentar verlo y tocarlo para creerle, sino sentirlo y vivirlo en toda ocasión…

A Dios no hay que rezarle solo cuando lo necesitamos, sino darle gracias por cada día nuevo que nos ha regalado…

A Dios no hay que olvidarlo, sino siempre tenerlo presente, porque sin El nada somos y nada tiene sentido…

A Dios no hay que temerle, sino confiar plenamente en El, refugiarnos en su amor y estar convencidos que a su lado nada ni nadie puede vencernos ni hacernos daño…

A Dios Honor y Gloria, confiemos siempre en su Amor y Misericordia, porque nos ha regalado en Su Hijo nuestra Salvación y en María una Madre que intercede por nosotros y nos cobija con su Amor

POR QUÉ NO PREGUNTAMOS?

En la vida nos sucede con frecuencia, que por lo general nos la pasamos buscando respuestas para nuestras preguntas, pero nos cuesta demasiado cuestionarnos y formularnos preguntas para ubicar en ellas nuestros pensamientos, sentimientos y acciones que surgen como parte de nuestras respuestas, por eso muchas veces no sabemos qué hacer con lo que se nos da, con lo que tenemos o con lo que nos queda...

Las preguntas son como llaves que abren muchas de nuestras puertas, esas que a veces cerramos u otras que el tiempo o las circunstancias cierran, para guardar tras ellas, heridas, páginas escritas, rosas con espinas, sentimientos escondidos, velas encendidas, miedos definidos, barreras construidas, vasijas vacías y otras que aunque llenamos, tienen sus propias grietas… Nadie más que nosotros mismos, sabemos lo que nos duele o enoja, pero no lo expresamos porque la pregunta no ha brotado; simplemente lo que hacemos o decimos, es respuesta a eso que sentimos y tapamos; muchos nos juzgan sin cuestionarnos, qué es lo que nos afecta tanto?…

Y en el día a día en el que escribimos nuestra historia, quizás pudimos equivocarnos, plasmamos nombres que nos marcan, sentimientos que tachamos, ahí es cuando queremos arrancar esa página y esconderla, para que nadie pueda jamás leerla; tal vez algunos notan nuestro cambio, pero ninguno se atreve a preguntarnos, en qué momento de nuestra vida, las cosas nos cambiaron?...

Ahí en nuestro interior, sin avisarnos, puede nacer una flor, al principio parece una más de las que hay en el jardín, pero el tiempo nos avisa que esta rosa es distinta, y cuando es descubierta por la persona que más se acerca y quizás la sembró ahí, quiere protegerse y saca sus espinas… Entonces, hace falta preguntarnos, qué sentimientos oculta esa rosa? A qué le teme tanto?...

Hay pasos que no damos, sobre todo cuando se trata de acercarnos a personas que viven muy cercanas o que al andar nos encontramos, algunos son indiferentes, otras veces se buscan culpables, puede ser que nos desviemos o prefiramos callarlo; pero casi nunca surge la pregunta, cuáles son las barreras que nos están separando? En nosotros mismos están esas respuestas, pero las evitamos…

Y al callar lo que anhelamos y necesitamos, es difícil que alguien lo adivine o se anime a preguntarnos… y tal vez contemplando nuestras grietas, no hay quien nos examine, qué se nos escapa a través de ellas… muchas veces las preguntas se cohíben, por temor a violentar, es de valientes y prudentes, el que con amor y sutileza se atreva a abrir con sus preguntas las puertas que se cierran ocultando sus respuestas…

Hay que saber dar ese paso y preguntar con delicadeza, dejando en plena libertad al que es dueño de la respuesta… tal vez necesite una ayuda para expresar lo que lleva dentro, quizás un cuestionamiento, pueda dejar en libertad algún sentimiento o pensamiento, nadie puede suponer nada, sin realmente saberlo, es mejor aclarar; puede ser que preguntando, reflexionemos, sanemos y crezcamos respondiendo…

MIENTRAS QUEDE O EXISTA...

Mientras muchos buscan razones para dejar de creer, yo me lleno de motivos para seguir confiando y creyendo, porque la fuerza de la fe en algo o en alguien, nos permite encontrar siempre la fortaleza y luz, aunque el camino sea difícil y se esté oscureciendo…

Mientras sea testigo de un sueño realizado, seguiré soñando, confiando en que podré alcanzarlo; mientras exista un niño que aún sonría, guardaré la esperanza de que muchos niños y niñas más, conserven su inocencia y alegría… Mientras sepa de algún nacimiento y vea que alguien supere su discapacidad, mientras me de cuenta el efecto que causa un abrazo y la magia que tras la semilla y la mariposa hay… yo seguiré creyendo en los milagros aunque muchos afirmen que jamás ocurrirán…

Mientras pueda sentir que soy capaz de amar y permitirme ser amada, no me importa tener que llorar, no me negaré la oportunidad de llenar de amor mi vida; mientras vea a mi lado a un amigo o amiga en la cual confiar, no dejaré de creer jamás en que si existe la verdadera amistad. Mientras disfrute asi sea de uno de los miembros de mi familia, yo seguiré creyendo que es lo mejor que Dios nos pudo regalar…

Mientras quede un sacerdote o religiosa que de fiel testimonio de su vocación y entrega a Dios, yo seguiré creyendo fielmente en mi Iglesia y no buscaré motivos que me hagan renegar de ella o de mi religión; no debo buscar razones para justificar mi pecado con el pecado de los demás, ni soy quien para juzgar la parte humana de otros sea quien sea, olvidándome de mi propia humanidad…

Mientras sepa que existe un oasis en cualquier lugar, no temeré de atravesar el desierto y enfrentarme a las heridas que me causan los espinos, a la violencia de los alacranes que pretenden debilitarme, ni a la astucia de la soledad que busca a veces confundirme con su compañía y hacerme renunciar…

Mientras quede una flor y una gota de agua, mientras exista un árbol y alguna especie de animal; yo no me cansaré nunca de luchar por cuidar mi planeta y llenarme de esperanzas de que se puede salvar… Mientras vea un arcoíris adornar algún cielo, no dejaré que las tormentas me asusten, porque tarde que temprano pasarán… Mientras existe una sola estrella que rompa de la noche su oscuridad, yo sentiré que en el mundo aún escondidas, hay muchas estrellas más…

Mientras sigan existiendo palabras de consuelo y gestos de cariño o fraternidad, yo se que muchas heridas se podrán sanar; mientras alguien se atreva a pedir perdón y reconocer que supo fallar, siempre habrá alguien más que aprenda a perdonar…


Mientras sea posible descubrir almas buenas, aunque se escondan en el silencio y la soledad, yo estaré con mis ojos bien abiertos para encontrarlas y llenarme de personas que me ayuden a crecer en mi caminar…

Mientras se pueda escuchar una melodía… yo se que los ruidos jamás las opacarán; mientras se logre contemplar una sola sonrisa, yo se que nada ni nadie las podrá del todo borrar; mientras siga entendiendo el porque de las espinas, no sentiré miedo de que en mi jardín se cultiven nuevas rosas cada día, mientras pueda darme cuenta que dos corazones superan el tiempo y la distancia, yo estaré segura que hay sentimientos tan fuertes que nada ni nadie los podrá borrar…

Mientras exista un hombre honrado y una mujer que luche por su dignidad, yo seguiré creyendo que es posible este mundo transformar… Mientras se doble así sea un par de rodillas y tal solo una persona se acuerde de rezar, yo se que Dios tiene fijamente su mirada en esta humanidad a la que tanto ha sabido amar…

Ante las puertas que hay en la vida, si quieres entrar, busca la llave; si debes salir, entrega la llave; si deseas quedarte ahí, guarda bien la llave... si te abren las puertas, sin tocar, cuida la llave; si no quieres que nada se te vaya a escapar, cierra con llave...

Y si quieres sacar lo que escondes dentro de ti, encuentra tu propia llave…

Si quieres darte la oportunidad de que alguien más explore las habitaciones de tu corazón, deja sin seguro tus puertas, para que entren con cuidado, libremente y sin que sientas temor…

Si has perdido la llave que abre algún rinconcito de tu vida que decidiste algún día clausurar; haz memoria de aquel momento en que sellaste ese cuarto y colocaste un enorme candado para que nadie pudiera abrir y pasar…

Y si se te extravió la llave que te confiaron, y se cerró la puerta que un día abriste y deseas volver a pasar… reconoce en qué has fallado, recupera la confianza y gánate una copia que te permita reparar el daño y volver al lugar del cual saliste y ahora quieres regresar…

Muchas veces cuando nos sentimos violentados o que no han sabido cuidar las llaves que entregamos, cambiamos la cerradura, colocamos cadenas y candados, nos volvemos tan desconfiados, que nos cuesta demasiado poner en las manos de alguien más, esa llave mágica que abra nuestras puertas de par en par …

Por eso, cuando sientas que ya no perteneces ahí, devuelve la llave y deja que otro ocupe tu lugar; y si por el contrario, no quieres irte y estás feliz, cierra con llave y guárdala en lo más profundo de tu corazón… Las llaves que se entregan son la mayor prueba de confianza que hay, porque al tenerlas en tus manos, sabes que puedes libremente salir o entrar…

Aunque te confíen todas las llaves de una vida y sepas que puedas abrir cada candado que abre las puertas del interior, recuerda que hay rincones tan profundos y ocultos en los que no debes entrar, todos los seres humanos tenemos derecho a nuestra intimidad… Y así mismo, no todo lo que veas se puede tocar, hay sentimiento frágiles que se quiebran fácilmente, hay almas tan trasparentes que no debemos empañar, hay sueños que deben surgir libremente, hay pensamientos que no nos compete el manipular… las llaves que nos ofrezcan por muy mágicas y efectivas que sean, no nos dan el poder de influenciar en el pensar, sentir y actuar de los demás…

Hay llaves que guardan recuerdos o tapan heridas; hay llaves que resguardan sentimientos que anhelan salir y sentirse libres algún día; hay llaves que están a la vista de todos y parecen desapercibidas; hay llaves que alguien extravío y muchos pasan por encima de ella y las pisan… Hay llaves que otros descubren donde más las teníamos escondidas…

Siempre habrá una llave que buscar, que usar, que guardar, que esconder, que arrojar, que conservar, que cuidar, que devolver, que seleccionar… porque la vida está hecha de puertas con cerraduras y puertas abiertas, puertas con candados y puertas de par en par, puertas para entrar o salir, puertas para partir o llegar… puertas que quieren esconder o que anhelan dejar en libertad…

La vida es un constante descubrir las puertas que a diario se nos han de presentar

COMO USAS?

Cómo usas cada día que se te regala? Si es una nueva oportunidad que Dios te da para que hagas tus sueños realidad…

Cómo usas el amor que guardas en tu corazón? No lo escondas, porque el amor no basta con sentirlo, hay que darlo para aprender así realmente a vivirlo…

Cómo usas lo miedos que a veces tienes? Si la mejor manera que hay para vencerlos no es esconderlos, sino enfrentarlos porque así se dan cuenta que no les temes…

Cómo usas la amistad que se te ofrece? Si todo sentimiento que nace, crece y se hace más fuerte, cuando se usa en todo momento, acudiendo a ella y compartiendo cada instante libremente.

Cómo usas los vacíos que se forjan a lo largo de la vida? Si los llenas de Dios, no te van a afectar ni sentirás que te haga falta nada más…

Cómo usas los pedazos que te quedan cuando algo se rompe en tu interior? Acuérdate que reubicando muy bien las ruinas se pueden colocar las bases para emprender algo mayor…

Cómo usas el sentimiento que permanece aún cuándo se acaba una relación? Úsalo para perdonar y así sanarte y no cargar ningún resentimiento que te pese, ni mucho menos guardar ningún rencor que al recordar te cause dolor…

Cómo usas las ilusiones que se escapan, cuando aquello que te las fabricaba, de ti se alejó? Conviértelas en esperanza de encontrar algo más que te enseñe de nuevo a soñar…

Cómo usas tus grietas, esas que surgen por tu fragilidad? No tengas miedo que otros descubran que a veces te quebrantas, deja que por ellas se derrame todo el amor y la humildad que guardas y que podrá hacer renacer muchas cosas más en tu interior…

Cómo usas tus sueños, acaso los guardas?... los sueños se realizan cuando se sacan y aterrizan y se lucha por ellos…

Cómo usas tu fragilidad? No te das cuenta que reconocerla y vencerla, demuestra la fortaleza que en ti hay?...

Cómo usas tus capacidades? Ya las descubriste o sigues buscándolas por todas partes? A veces por pensar más en lo que no tenemos, se nos olvida poner a producir lo que realmente poseemos.

Cómo usas tus facultades y sentidos? Cómo usas las caídas y tropiezos, las equivocaciones y desaciertos, las espinas y piedras que a veces producen dolor y miedo? Se puede usar plenamente y aprender demasiado con todo esto… simplemente hay que estar demasiado atentos.

En la vida, por preocuparnos demasiado y renegar de lo que no tenemos, se nos olvida y no le hacemos caso a todo lo demás, por muy frágil e imperfecto, no nos damos cuenta que Dios hace milagros y usa plenamente todo eso, y de la misma forma, si nos permitimos amar de verdad, podremos aprender a usar, todo lo que la Vida nos quiere entregar y enseñar…

No guardes nada de lo que tienes, aunque parezca sin sentido conservar algo que nos haga sentir frustración y dolor… Usa todo lo que en el vivir se te ofrece, para consolidar la persona que eres y aprender a creer y fortalecerte mucho más; así podrás hacer todos tus sueños realidad y los demás seremos testigos de que simplemente hay que saber usar lo que la vida nos quita, nos promete o nos da…

COMO TRABAJA DIOS?

Cómo endereza el camino de quien se ha desviado y se siente extraviado?... Cómo devuelve la fe y la esperanza que muchos ante las cosas que otros causan, han perdido?... Cómo calma el hambre de quienes no tienen nada porque pocos han acaparado y mal administrado los bienes concedidos?... Cómo enseña lo que es el amor, a quienes solo maltratos y desamor han recibido?... Qué difícil es ser Dios y trabajar sin descanso para reparar y salvar a un mundo que lo ha olvidado, lo culpa de lo malo que pasa para lavarse las manos de los errores cometidos…

Cómo trabaja Dios? Me lo pregunto, cuando veo todas las cosas que pasan y muchos se alejan, otros le reclaman, hay quienes acomodan a su propia conveniencia su ley y su Palabra, también están los que le dejan de lado, cuestionándolo, para que nadie critique la injusticia y deshonestidad con la que actúan, queriendo acaparar lo que la tierra, nos regala…

Cómo trabaja Dios? Yo lo he visto y lo he sentido… reparando los sueños que otro rompió, sanando a tantos corazones heridos, dando nueva vida ahí donde quedó solo destrucción, llenando de fuerzas a quienes tienen miedo, para que enfrentándolos sean vencidos… Dios no descansa, ni duerme, porque acompaña a quién se desvela, preocupado por aquello que le causa pena y le regala otro día para que lo intente de nuevo y no se rinda hasta lograr lo que soñó… Dios se la pasa buscando razones y motivos que llenen todos los vacios y carencias que hay escondidos… Busca mecanismos y herramientas, a veces una que otra piedra, para que los que se han extraviado, encuentren de nuevo el camino; recoge la fe y la esperanza que ha sido desechada, para sembrarla de nuevo en el alma de quienes la han perdido… Dios se las ingenia para que puedan trabajar aquellos que no tienen nada porque otros acaparan los recursos ofrecidos; nos recuerda en su Palabra, la mayor expresión de amor que su Hijo Jesús en la Cruz por nosotros ha tenido, para que sintamos cuánto nos ama, al entregarnos lo que para El ha sido lo más querido…

Dios se viste de médico e ingeniero, abogado y arquitecto; Dios trabaja de Amigo, Padre, Artista y Maestro… y en todo eso a lo que se dedica, saca tiempo, para escuchar cada oración que le llega, las peticiones y acción de gracias, los reclamos y negociaciones, aún tantas expresiones que brotan del silencio reprimido de aquellos que dicen no saber hablarle y tienen sentimientos escondidos. Dios no trabaja solo, tiene muchos colaboradores, que prestan sus oídos y su voz, ofrecen sus manos y comparten los talentos que se les ha confiado… Dios nos habla usando muchas veces su creación, pronuncia un sentimiento, dibuja un pensamiento, crea un acontecimiento, siembra paz y consuelo en lo más profundo de quien lo necesitó… Dios envía a cada instante regalos tan perfectos, tan bien envueltos que solo se pueden ver y descubrir con los ojos del corazón… A veces parecen tan frágiles y humanos, otras veces son tan pequeños que ni los vemos, pero ahí están presentes, Dios nos los ofrece como expresión de su inmenso amor.

Y con todo esto, todavía lo cuestionamos, le culpamos y nos preguntamos, cómo trabaja Dios?

Y SI SABES...

Y si sabes cómo es el amor… ama y déjate amar…

Y si sabes lo que se siente ante el perdón… ofrécelo y pídelo cuando esto sea una necesidad…

Y si sabes lo que genera el sonreir… sonríe con más frecuencia y aprende a sonrisas dibujar…

Y si sabes lo que duele una traición… a nadie vayas a traicionar jamás…

Y si sabes qué es lo que quieres… No pierdas el tiempo y lucha por lograrlo con todo lo que posees…

Y si sabes lo que puedes generar en los demás, trata que sea el mejor efecto que logras causar…

Y si sabes quien ocupa en tu vida la silla principal… no dejes que se levante de ella jamás…

Y si sabes la que implica confiar… cuida lo que se te confía como lo más sagrado que se te da…

Y si sabes lo que siento por ti… dime ahora que tu sientes por mí…

Y si sabes que cada día se te regala una nueva oportunidad, aprovéchala demasiado y no la dejes pasar…

Y si sabes que hay muchas cosas que el dinero no puede comprar, no vendas tus sentimientos que nadie que te pague por ellos, te dará lo que valen en realidad…

Y si sabes que existen caminos diferentes para tomar, reza para que puedas elegir el que mas te vaya a ayudar…

Y si sabes lo mucho que duelen las heridas, no las ocasiones ni las escondas, porque muchas de ellas se recuerdan toda la vida…

Y si sabes lo difícil que es decir adiós, lucha con todas tus fuerzas para que no haya necesidad de soltar a quienes ya habitan en tu interior…

Y si sabes lo que puede causar dolor, evítalo al máximo para que no rompas un corazón…

Y si sabes quienes son tus verdaderos amigos, cuídalos como los tesoros más grandes con los que Dios te bendijo…

Y si sabes lo que significa y vale todo aquello que tienes, no esperes a perderlo para valorarlo como debes…

Y si sabes que los sueños pueden hacer realidad, no dejes nunca de soñar ni de luchar por lograrlos alcanzar…

Y si sabes demasiado de mí, permíteme conocer a mí también mucho de ti…

Y si sabes quién es Dios… búscalo, ábrele las puertas de tu corazón y enséñaselo a los demás…

Y si sabes muchas cosas más… Usalas y enséñale a los demás… porque así, todo aquello que quizás aún no sabes, la vida misma a través de lo que vives y de los otros te lo va a enseñar…

LOS MOTIVOS QUE ME DAS...

Hoy es uno de esos días en los que solo gracias quiero dar, porque entre más pienso en lo que significas en mi vida, siento que es tanto que no lo logro expresar, simplemente porque sin darte cuenta, son muchos los motivos que me das…

Al cruzarse nuestros caminos, cuando menos lo esperaba y más lo necesitaba, me das motivos para creer que el tiempo de Dios no es el instante en el que pretendemos que las cosas deban suceder tal y como lo anhelaba…

Y al abrirme tus puertas y permitirme entrar en tu corazón, me llenas de motivos, para contemplar y valorar todos y cada uno de los regalos maravillosos de Dios, ya que para mi te has convertido en su más grande bendición…

Me das motivos para creer y confiar, porque me siento libre de compartirte aquello que nunca antes me había atrevido expresar…

Y me colmas de motivos para fabricar muchos sueños, porque tu eres para mi el más profundo de ellos, que se me ha hecho realidad…

Me das motivos para sonreír en todo momento, porque en cada cosa que hemos compartido y en la ternura, paciencia y comprensión que de ti he recibido, mi alma has logrado sanar y renovar…

Tu Me llenas de motivos para sentirme libre de ser yo misma, no cohibirme de caer y no tema volverme a levantar… porque no me juzgas, sino que me impulsas a que pase lo que pase, no me rinda jamás…

Me renuevas en cada instante los motivos, para permitirme experimentar el amor de Dios que me anima a ser mejor persona ca da día y así sientas alegría y orgullo de conocer a alguien como yo...

Tu me inundas de tantos motivos que no logras imaginar, me das motivos para cuidarte con cada uno de mis pasos, me llenas de motivos para sentirme orgullosa de que a mi lado puedas caminar… Me motivas a creer no solo en Dios y en mí, sino también en los demás; me renuevas los motivos que me hacen sentir que lo que uno sueña, se puede hacer alcanzar…

Eres el mayor motivo con el que el Amigazo me manifiesta el inmenso amor que me ha de profesar, eres el motivo de los motivos por el que yo he aprendido a creer, agradecer, a orar con mi vida, a ser mejor persona cada día, porque todo eso y mucha más me motiva la Amistad que me das…

Y EL MILAGRO SE DIO…


A veces ante lo más significativo y valioso que nos ocurre, intentamos descubrir el principio de todo, y nos preguntamos: En qué momento se dieron las cosas?... cómo nació la flor?... cuándo se unieron los caminos?... si estando tan lejos y sin saber que existíamos, de un momento a otro ocurrió…

Sólo un Milagro del Dios Amor, puede hacer real algo así… en el que el tiempo no se mide para que pueda ocurrir… y estaba escrito que sucedería, aunque nadie lo sabía, cuando menos lo esperábamos, cuando no lo imaginábamos, simplemente no pasamos de largo, nos dimos la oportunidad de vivirlo e hicimos posible lo que para muchos es poco o nada creíble…



Y el Milagro brotó… cuando superando la distancia, la Amistad nació…

Y el milagro se dio… cuando sin pensarlo demasiado, la confianza surgió…

Y el milagro ocurrió… cuando di un paso, toqué a tu puerta y tu corazón me las abrió…

Y el milagro expresó, lo que Dios desde antes, imaginó, soñó y creó, cuando permitió que de lo que humanamente se ve demasiado frágil y pequeño, sucediera esto que hoy celebra lo que muchos buscan y anhelan, porque no todos fácilmente viven la experiencia de ver nacer en su jardín, una flor que no solo le adorna, sino que le regala la más grande y profunda bendición…

Y el Miagro sucedió, y no tiene explicación, no es posible definir de manera textual lo que significa realmente la Amistad… porque las palabras no alcanzan para medir lo que Dios nos regala como expresión de lo mucho que nos sabe amar…

Hay quienes aún les cuesta creer que pueda existir algo igual… tienen miedo de abrir el corazón, no se atreven a abrir sus puertas ni a entrar… dicen que solo un milagro puede hacer posible el vivir realmente la Amistad…

Tu me has ayudado a hacerlo y sentirlo tan real, cuando simplemente permitimos que fuera libre lo que Dios quiso sembrar… día a día, gota a gota, paso a paso, simpre orando yo por ti y tu por mi, cada quien a su manera, hizo de su vida el campo, donde se nos dio el milagro de que floreciera en nuestras vidas la verdadera AMISTAD…