jueves, 17 de febrero de 2011

A VECES...

A veces quien menos crees en quien más te enseña, y a quien menos le das, es de quien más recibes…

A veces donde menos buscas, es donde más encuentras y de quien menos esperas es quien más te entrega…

A veces en quien menos piensas, es quien más te recuerda; a quien menos amas, es quien más te perdona…

A veces, cuando menos buscas a Dios, es cuando más lo necesitas; y entre menos le rezas es cuando El más te escucha.. …

A veces el que más habla, es el que menos oye; quién más promete, es quien menos cumple…


A veces los que ubicas más lejos, son los que a la ahora de la verdad más cerca están; y los que quizás menos quieres, son los que realmente te aman más…

A veces lo que menos logras decir, es lo que más necesitas expresar; y cuando manifiestas que las cosas están bien, es porque tal vez están mal …

A veces cuando más intentas dar, es cuando menos lograr donar; y cuando más temes perder, es cuando en realidad más puedes ganar…

A veces la vida no es, como a simple vista se ve; a veces y cuando menos quieres pedir, es cuando más lo has de necesitar…

A veces cuando más quieres que se detenga el tiempo, más rápido se ha de pasar; a veces cuando menos crees que pasen las cosas, más pronto ocurrirán…


A veces quién menos dice quererte, es quien más te demuestra lo mucho que te ha de amar; a veces, los que en las buenas se sientan más cerca, son los que más rápido en las malas se alejan…

A veces lo que más intentas negar, es lo que menos puedes comprobar; a veces, cuando más quieres creer, es cuando las dudas más te invadirán…

A veces entre menos la quieres embarrar es cuando más te has de equivocar; a veces, cuando menos quieres emprender, es cuando realmente más vas a alcanzar…

A veces nos cuesta entender esta dimensión de vida, en ese constante sentir, pensar y creer que las cosas pueden ser menos, cuando realmente son más…


domingo, 13 de febrero de 2011

HAY...


Hay respuestas escondidas que sólo cuando nos atrevemos a cuestionarnos las encontramos y así descubrimos el para qué de muchas cosas que parecían sin sentido…

Hay pensamientos que vuelan queriendo escaparse y sólo cuando los aterrizamos, nos conscientizamos y de acuerdo a ello actuamos…

Hay sueños forjados que cuando los trabajamos, dejan de ser ilusión y los realizamos…

Hay pasos que evitamos y sólo cuando nos atrevemos a darlos llegamos y nos acercamos…

Hay vacíos y heridas ocultas que muchas veces evitamos, se remueven cuando con ellos nos tropezamos, es ahí cuando es el tiempo de llenarlos y sanarlos…

Hay sentimientos escondidos, los hay marchitos y también frustrados, que sólo cuando nos damos permiso de vivirlos y renovarlos, nos abrazamos a ellos y los experimentamos…

Hay personas valiosas que se nos pasan de largo; hay oportunidades únicas que no aprovechamos; hay tiempo para todo y ni cuenta nos damos…

Hay mil formas de hablarle al Amigazo y ni siquiera lo intentamos, Hay tanto para agradecer y sólo nos quejamos; hay tesoros en nuestra vida y no los valoramos; hay tantas palabras para decir y no las pronunciamos…

Hay abrazos para regalar y no los damos, hay sonrisas que dibujar y muchas veces las borramos; hay una hoja blanca que se nos regala cada día para escribir y nos cuesta demasiado, hay tantas cosas que no sabemos de aquellos que caminan a nuestro lado…

Hay, siempre hay tanto pero tanto, solo debemos permitirnos descubrirlo y enfrentarlo……

viernes, 11 de febrero de 2011

LA MEJOR MANERA...


La mejor manera de vencer los miedos es enfrentándolos, porque los miedos pretenden derrotarnos, maniatándonos cuando queremos atrevernos a dar nuevos pasos…
La mejor manera de superar un sentimiento que causa daño, es sanándolo… Hay sentimientos que nos hace sentir dolor y nos generan vacíos, solo al tener el valor de prestarles atención, sin esconderlos ni evadirlos, seremos capaces de sanarlos y así no permitir que nos sigan lastimando.

La mejor manera de ganar una discusión, es evitándola… no es más fuerte quien más grita, ni sabe más, el que más alega; tiene más cordura y madurez, aquel que puede dominar sus palabras y el tono de su voz, ese que no necesita decir tanto ni repetir mucho, para expresar firmemente lo que ha de sentir… La sabiduría está justamente en saber hablar menos y escuchar más…

La mejor manera de recuperar lo que por un error has perdido es pedir sinceramente perdón y darle tiempo a que se sane ese corazón herido… y si acaso ya no es posible que las cosas sean como algún dìa fue, la manera más sana de sentir que seguiste adelante, es aprendiendo de lo que pasó, despojarte de resentimientos y rencor y tratar de no cometer los mismos errores que antes…


La mejor manera de aprender a aceptar aquello que nos más nos duele y nos cuesta entender, es aprenderlo a ver todo lo que nos pasa, con los ojos de la FE… no pensemos que las cosas difíciles que nos suceden, son voluntad de Dios, tratemos de descubrir su Amor, en todo aquello que nos llena de fortaleza y no nos deja rendirnos ante el dolor…

La mejor manera de descubrir si un sentimiento es real, es cuando enfrenta la prueba y es capaz de mantenerse firme, en la oscuridad y en la tempestad… las relaciones que solo se viven en los momentos de gloria y abundancia sin pasar por la dificultad, no están 100 % seguras de que tan fuertes y reales son, es necesario que enfrenten otros tiempos y superen juntos todo aquello que el destino les deparó…

La mejor manera de hacer eterno un sentimiento, es alimentarlo y renovarlo en todos y cada momento… La mejor manera de saber que tan grande y profunda es tu manera de amar, es cuando te das cuenta que tanta es tu capacidad de pedir perdón y perdonar… La mejor manera de aprender a soltar, es asumiendo que hay cosas que ya no podrán ser igual… siendo conscientes de esta realidad, es la mejor manera de sanar y no sufrir por la silla que no volverás a ocupar… La mejor manera de no rendirte nunca ante la dificultad, es darte cuenta que mereces regalarte cada dìa una nueva oportunidad…
La mejor manera de no perder la esperanza de encontrar lo que necesitas, es no dejar nunca de buscar, ni cansarte de esperar… La mejor manera de llegar hasta donde anhelas, es no rendirte jamás ni dejes de confiar; inténtalo una y otra vez, con todo aquello que se te da para que hagas tus sueños realidad… La mejor manera de no perder nunca la Fe, es que aprendas a sentir el amor de Dios en todo lo que se te da, aunque muchas veces a simple vista, cueste ver…

Siempre habrá una mejor manera… descúbrela y elige esa opción que pase lo que pase te permitirá experimentar la PAZ en tu corazón…