sábado, 15 de octubre de 2011

Y SI HABLARAN...


Y si hablaran las paredes, dijeran todo lo que ven y escuchan, cuánto no contarían de tantas cosas que ellas encierran… Las paredes son las testigos más fieles de todo lo que ocurre en el universo, porque se encuentran en todos lados observando y oyendo, sin decir nada y guardando todo en secreto…

Y SI hablaran las almohadas, que cada noche nos acompañan, contarían las confesiones que les hemos dicho entre insomnios y lágrimas… Hablarían de eternas horas, oscuras y silenciosas, en que la soledad aparece y se vuelve confidente y consoladora… Si las almohadas hablaran, le llevarían a Dios cada una de nuestras profundas oraciones y silenciosas plegarias…

Y si hablaran las puertas y las ventanas que se abren y se cierran con la fuerza de los sentimientos que las mueven a cada paso del que sale o entra… contarían las historias que se entretejen en los mundos que protegen, expresarían lo que guarda y siente el dueño del reino que las crea, y como se revelan o se vencen ante cada corazón que pretende vencerlas, con la llave exacta que encuentran cuando el amor verdadero florece…

Y si hablaran las piedras del camino y pudieran explicar su naturaleza, si expresaran la verdad de su destino y la misión que en si encierran… SI aprendiéramos a conocerlas, entenderíamos que no son tan duras como se piensa, quieren hacernos más fuertes, desviarnos cuando se dan cuenta que tomamos la ruta equivocada o el camino más fácil hacia la meta…

Y si hablaran cada una de las vidas que el ser humano termina a su manera, el bebe que sintiendo latir su corazón, alguien su luz apagó… tantos hombres y mujeres que dejaron de existir, por el odio y el rencor que muchos guardan dentro de si… Y si hablaran los árboles que se talan, los animales que se matan, la naturaleza que se acaba por cada mano que la quiere destruir, nos dirían lo que se llevan consigo, la belleza, el oxígeno, las riquezas que quisieron darnos, que no vimos y destruimos…

Y si hablaran las madres que han visto morir bruscamente a sus hijos, y si pudieran hablar también los hijos que no se han sentido queridos; si hablaran los que se sienten discriminados y excluidos, aquellos que son castigados porque nadie ha escuchado la voz de la justicia que expresa lo que realmente ha visto; si hablaran los invisibles que viven y enfrentan tantas cosas…  si pudieran hablar y salir todos los gritos escondidos, cuántos sentimientos ocultos e ignorados descubriríamos, porque muchas veces a aquellos que no lo viven, se les cierran los ojos y oídos…

Y si hablaran los vidrios empañados, los corazones de hierro, los pájaros enjaulados?... y si hablaran las niñas y mujeres maltratadas y violadas, expresando lo que realmente sienten al ver su inocencia robada?... Y si hablaran los niños de la calle, los bebes en basureros abandonados, los ancianos olvidados y tantos sentimientos reservados?... Si hablaran los que murieron con la tristeza de dejar a sus seres más amados, si hablaran aquellos que no dicen nada pero que tienen tantas voces atrapadas en lo más profundo de su alma?...

Y si hablaran aquellos que son burlados, las piernas que se han paralizado, los ojos que se han que se han apagado?... Y si hablaran los miedos y vacios que habitan y dominan a tantos que los han callado?... si hablaran los corazones rotos que el amor y los sueños les han saqueado?... Y si hablaran las obras de los artistas que como confidentes de los sentimientos que las han inspirado?... Cuántas verdades conoceríamos, cuántas realidades descubriríamos… cuánto comprenderíamos lo que dicen y callan aquellos que encontramos en el camino…  

Y si hablara el mismo Dios y nos dijera lo que contempla en cada vida… qué nos diría? Cuánto nos ha dicho quizás y no le escuchamos?... Hay que tener afinados y despiertos nuestros sentidos, para estar atentos ante el sentir de los sin sentidos…  

No hay comentarios.: