sábado, 15 de octubre de 2011

LOBOS VESTIDOS DE OVEJAS


Aléjate de tus enemigos y cuídate de tus amigos.   Un amigo fiel es una protección segura; el que lo encuentra ha encontrado un tesoro
Eclesiástico 6, 13-14

Aquellos que rezan y proclaman la palabra de Dios, pero no conocen el significado del amor, viven envidiando lo que el otro tiene y buscan cualquier pretexto para causarle ira, resentimiento y dolor…

Y se muestran como mártires ante el mundo, pero con doble intención, mientras algunos le admiran y le compadecen, ellos descargan su amargura con aquel que tiene la paz que su propia alma no posee…

Lobos vestidos de ovejas, aquellos que comulgan y cuestionan la fe y experiencia de Dios de quien encuentra en su camino, no se sienten tranquilos porque realmente no conocen ni saben el mandamiento de Amor que Jesús con su vida nos ha ofrecido…

Lobos vestidos de ovejas, pueden ser tus hermanos, compañeros o aquellos que se llaman tus amigos, fingen que te tienen consideración, pero se arriman a ti en tu dolor, para gritarle al mundo lo que te aconseja y le hace su mejor amigo… Cuando en realidad se satisface de verte caído…

Lobos vestidos de oveja tantos que con su vida lo que hacen es robarle la fe  y la esperanza a los demás, nombran a Dios en todo lo que dicen y actúan, pero en realidad es incoherente su vivir con lo que tratan de proclamar…

Nadie que quiere verte pelear y discutir con los que amas puede asegurarse tu amigo o hermano; ninguno que al verte bien se aleja por envidia y cuando estás caído te acompaña para recordarte que estás mal, puede llegar a sentir algún sentimiento honesto de amor o amistad…

No quiero ser pesimista y decir que en el mundo hay más lobos que ovejas, lo que si puedo quizás asegurar que los lobos son los que más nos asechan y rodean, atentos a vernos caer, para aparecer y fingir que nos ayudan a levantar… Cuando en realidad ven tus heridas y sigilosamente aprovechan para causarte otras más…

No hay que estar prevenidos, pero si muy atentos, a ver quienes en realidad se alegran contigo y comparten los triunfos que alcanzas con tu esfuerzo… Observa también quién en vez de animarte y mostrarte el camino del amor, busca dañar tus sentimientos con comentarios y acciones que logren alejarte de todos y colmar tu corazón de rencor…

No es de Dios aquello que intente dañar un corazón, no es de El nada que vaya en contra de la dignidad y el verdadero Amor… Aunque existan quienes actúen en su nombre yendo en contravía de la paz y la unión…

Hay muchos lobos vestidos de ovejas que confunden la fe y el sentir de los que están en búsqueda de la verdad… Pero es muy fácil distinguirlos, lo que no hable de Amor y lo exprese con su testimonio, no es de Dios…

Pensemos: somos del rebaño de Dios o de la manada de lobos que quieren dañar a los que anhelan sentir paz en su corazón?....

EL que tenga oidos que oiga y el que tenga ojos que vea... AMEN

No hay comentarios.: