sábado, 15 de octubre de 2011

EN OTROS LO DE NOSOTROS...


Muchas de las cosas que pasan en nosotros, las proyectamos en los otros…

Nos desgastamos por convencer a otros de lo que necesitamos convencernos nosotros…
Señalamos en otros, lo que más caemos y fallamos nosotros…

Le pedimos a otros que nos perdonen, aquello que más nos castigamos y nos cuesta perdonar no solo en otros sino también en nosotros…
Culpamos a otros, de los errores que así mismo cometemos nosotros…

Delegamos a otros, muchas de las responsabilidades que evadimos y de fondo nos corresponden a nosotros…
La mejor manera de lograr que otros actúen, es que vean que primero damos el paso nosotros…

Nos pasamos de largo y por encima, sin respetar en los otros, lo que exigimos que respeten en nosotros…
Pensamos más en nosotros y los beneficios que tenemos aunque eso signifique un sacrificio para otros…
Vemos en los otros las debilidades que disimulamos y ocultamos nosotros…

No podemos tampoco afirmar que amamos a otros si realmente no sabemos amarnos nosotros…
Y cuesta reparar en los otros lo que anda mal y quebrantado en nosotros…

A veces cuando una relación se daña, decimos que fue por la indiferencia y las fallas de los otros, cuando una relación no se trata de un yo ni un tu, sino un nosotros…

Nos angustiamos al hacer que los otros entiendan lo que no sabemos comprender ni expresar nosotros…
No podemos culpar del fracaso a otros si tampoco nos comprometemos ni actuamos nosotros…

No pretendamos llenar con otros, los vacios que hacen parte de nosotros…
Ni exijamos a que otros den y hagan, lo que no somos capaces de dar ni hacer nosotros…
No podemos guiar a otros si estamos más perdidos y en oscuridad, nosotros…

No tiene coherencia que aconsejemos a otros lo que no sabemos hacer vida nosotros…
En la vida es necesario que exista coherencia y transparencia, en lo que hay y hacemos en nosotros, con lo que esperamos exista y hagan los otros…

No nos olvidemos que nosotros somos los otros de otros por eso, hay que ponernos en el lugar de otros, tratarlos como queremos nos traten a nosotros y no hacer lo que no nos gustaría nos hicieran otros a nosotros... Si logramos eso, que distinto sería todo entre los otros y nosotros…

No hay comentarios.: