domingo, 31 de julio de 2011

ME INSPIRA...


Me inspira la idea de soñar y la adrenalina que experimento cuando me propongo luchar por ese sueño; me inspira lo que a simple vista no se ve y con los ojos del alma lo contemplo; me inspiran las voces del universo que de una u otro forma interpreto; me inspira los aromas que no percibo pero que en colores imagino y así los siento… Me inspiran las palabras que me

hacen decir y escribir, cada ser humano que me encuentro…


Me inspira el alma que me desafía a conocerla y se me presenta como un largo camino lleno de puertas y ventanas que para abrirlas, debo encontrar en el momento exacto, la llave correcta. Me inspira en el parque ver la silla que a veces unos usan y otros al pasar por su lado no se dan cuenta que ahí está y siempre ha estado; me inspira el silencio de quien prudentemente observa y no dice nada para no hablar por hablar como muchos hablan; me inspira la sonrisa tímida que cuando brota llena el lugar de luz y de calma, me inspira la paz de quien lucha con todo lo que vive, expresa o calla.


Me inspira el sentimiento de amistad que se hace libre, cambia y no se estanca, se renueva en cada prueba que sin darse cuenta pasa; me inspira el amor capaz de darlo todo aunque cause dolor y aún así sigue dándose sin temor, porque hace fuerte a todo aquel que ama intensamente con el corazón. Me inspira el perdón que brota sinceramente y como por arte de

magia, todo lo repara, lo renueva y sana…


Me inspira el orar y en ese diálogo profundo con mi Creador, ser capaz de descubrir en cada corazón, la presencia del mismo Dios… Me inspira la humanidad que lucha por superarse, el corazón que aún sintiéndose roto no deja de dar y experimentar amor por aquel que lo rompió y también por el que lo descubrió y lo curó… Me inspira la herida que se sana, el vaso quebrantado que se repara, el sentimiento perdido que se rescata, la confianza que se recupera, la oportunidad que se aprovecha, la sonrisa que se regala…

Me inspira contemplar el ánimo de la naturaleza que se expresa en cada día, la veo llorar en la lluvia que derrama y luego sonreír, cuando pasa la tempestad y dibuja en el cielo un arcoíris que demuestra su calma… Me inspira la valentía de la rosa, que en su ternura y delicadeza,

conserva sus espinas para proteger tanta belleza…

Me inspira la magia de la obra, llamada universo, que así tal como fue soñada, la pintó el mismo Dios en el más valioso de los lienzos, por eso es que todas las criaturas del Señor, no tienen precio.

Me inspira lo que descubro en cada corazón que se me abre, luego que logro encontrar su llave; me inspira la valentía de quien lucha y no se rinde por muy difícil que sean las batallas de cada uno de sus días; me gusta la fortaleza de aquel que luego que los enfrenta, se da cuenta que puede vencer sus miedos; me inspira la creatividad del que puede hacer de su limitación una bendición, la convierte en escalón para alcanzar y tocar con sus manos el mismo cielo…


Me inspira tu vida, la fragilidad que percibo y veo como la conviertes en fortaleza; la nobleza de tus sentimientos, la perseverancia que mantienes para levantarte en cada tropiezo; me inspira el sentimiento que nos une, tan profundo y pleno, la transparencia de tu alma, la calma que con tu presencia me regalas, el abrazo que sostiene y cura, la bendición que protege como escudo y me hace sentir más segura… Me inspira todo aquello que me haces sentir y crecer en todo lo que compartimos…

Me inspira la vida que se me regala cada día como oportunidad para vivirla y en ella descubrir todo lo que me inspira…


No hay comentarios.: