sábado, 14 de mayo de 2011

Y YA EN EL 4 DIA, PORQUE SE NOS DIFICULTA TANTO CREER Y SENTIRNOS AMADOS?

* Vieron, pero no habían entendido que debía resucitar de entre los muertos” Jn 20, 1-9

Qué fácil es perder la esperanza y morir a los sueños; qué difícil es volverlo a intentar, tratar de recuperar y creer en que todos tenemos otra oportunidad. Somos testigos de tantas cosas y muchas de ellas no las entendemos… Para poder resucitar, tenemos que morir a todo lo que no nos deja sentir y compartir el Amor de Aquel que dio la vida por ti y por mí… Suena fácil lo que suele ser tan difícil, pero si lo intentamos convencidos, es posible…

* ¡Alégrense y no teman! Avisen, vayan y me verán… Mt 28, 8-15

Acomodados en el pesimismo y el dolor, preferimos muchas veces quedarnos en ello y negarnos a morir a todo aquello que nos ata y nos impide realmente vivir, abrirnos, compartir.

La experiencia de descubrir y sentir a Jesús resucitado, debe llenarnos de una alegría tal, que no hay por qué temer a nada más, y es necesario movernos, ir, reconocer a quién ahora Vive en ti y en mi…

* Por qué lloras?... María… y ella lo reconoció y le dijo: Maestro… Jn 20, 11-18

Por qué lloras, si está vivo?... por qué sientes soledad, si está ahí contigo?... te llama por tu propio nombre, no quiere que sientas ausencia del amor, porque El es AMOR… Escúchalo, siéntelo, reconócelo y diles a todos lo que en El has visto, oído y vivido, para que muchos experimenten la alegría que solo nos puede dar Cristo.

* Se acercó pero sus ojos no lo reconocieron; algunos fueron, pero no vieron; qué duros somos de entendimiento, cómo nos cuesta crecer… Contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo reconocieron al partir el Pan… Lc 24, 13-35

Tantas veces se nos acerca, tantas veces lo buscamos, y aún si, muchas de esas veces no lo vemos ni lo reconocemos; qué difícil es entender el misterio del Amor que da la vida y renace, que se nos ofrece gratis aún sin merecerlo; cómo cuesta entender que somos tan amados que hemos sido perdonados. Ahora es el tiempo y el momento justo, para contarle al mundo lo que nos ha pasado en el camino y cómo por fin lo reconocimos al partir el Pan y de EL alimentarnos… No podemos quedarnos con esto, hay que también ser discípulos y Misioneros de Cristo Redentor, en la experiencia de ser y hacernos pan partido y compartido.

* La paz esté con ustedes… Por qué tienen dudas y se sienten turbados? LC 24, 35-48

Qué más necesitamos ver y saber, para creer?... Por qué si está vivo, seguimos tristes, enojados, confundidos, distanciados?... A qué tememos?... Por qué seguimos encerrados?... Si la paz que buscamos y soñamos, de EL la recibimos y en El la encontramos… no podemos quedarnos con nuestros sueños muertos y las esperanzas enterradas, no podemos seguir con las puertas y ventanas cerradas, aferrados y apegados al pasado… Cristo está vivo y supera todo aquello que nos hace sentir muertos a tantas experiencias y sentimientos, porque está vivo y su paz nos ha regalado…


* Vengan a Comer, les dijo… Y nadie se atrevió a preguntar quién eres? Porque sabían que era el Señor. Jn 21, 1-4

Vamos a comer, vamos a sentarnos en su mesa, lancemos las redes de nuevo, no renunciemos, ha vuelto y ahí está a nuestro lado… Hagamos lo que nos ha dicho, Amemos como nos ha Amado… No dudemos de su presencia en el Pan, en mi Vida, en Tu Vida, en la de los demás… No nos angustiemos si nada hemos pescado, si las cosas no salen como queremos, si el camino parece largo… No hay necesidad de preguntar si es Cristo, porque está vivo, ha vencido, nos ha salvado.

* Ahora crees porque me has visto, dichosos los que creen sin haber visto… Jn 20,19-31

Creemos en lo que nos dicen, cuando lo comprobamos, y aún muchas veces ni en lo que vemos, confiamos; qué difícil es creer cuando tanto engañamos y nos han engañado; hasta decimos muchas veces creer y aún así, en el fondo dudamos… Elegimos la duda, para que no duela tanto el prepararnos para el fracaso; preferimos no confiar, para así no comprometernos ni crear lazos… Creer implica proclamar, sustentar y hacer vida, eso de lo que estamos convencidos y tanto confiamos… En la confianza existe un gesto de expresión de sentirnos resucitados…

¡!! No busquemos entre los muertos, al que está vivo, porque ha resucitado!!!

No hay comentarios.: