domingo, 24 de abril de 2011

NO BUSQUEMOS DONDE NO HAY QUE BUSCAR...


No busquemos en el pasado, lo que nos pesa y nos duele tanto, dejemos que el tiempo se encargue de borrar y sanar las heridas que se renuevan cada vez que echamos una mirada hacia atrás… Es el momento de empezar a escribir el hoy, para que mañana no nos cueste tanto releerlo cuando se convierta en ayer…

No busquemos en los miedos y vacios, motivos para detenernos y dejar de creer; ellos suelen aparecer para derrumbar nuestros sueños y hacernos detener; la experiencia de sentirnos aún con vida hoy, es lo que nos recuerda que hemos vencido todo aquello que pretende desviarnos del camino…

No busquemos tan lejos, lo que tenemos ahí cerca; muchas veces, nos perdemos de disfrutar de personas, oportunidades y momentos, simplemente porque no sabemos ni valoramos lo que tenemos… Aún estamos a tiempo, abramos nuestros sentidos y así nos sentiremos realmente bendecidos y vivos…

No busquemos en lugares equivocados, lo que necesitamos para llenar nuestros vacios humanos; muchas veces, ante tantas necesidades que tenemos y el afán que nos da el querer suplirlas a tiempo, elegimos erradamente personas y actitudes que no nos conducirán a ningún lado más que a sentir más ansiedad y soledad; pero no perdamos la esperanza, aún podemos encontrar en cada nuevo día, el tiempo y la oportunidad para encontrar el camino hacia una experiencia verdadera de paz…

No busquemos en nosotros mismos, lo que en los otros hay… Ni pretendamos encontrar en el otro, lo que en cada uno se ha de guardar… a Dios lo que es de Dios y a Cesar lo que es de Cesar, a veces nos quejamos porque no encontramos y lo que no entendemos es que estamos buscando en lugares equivocados…

No busquemos el afecto donde tengamos que mendigarlo, ni pretendamos que nos perdonen, si antes no hemos perdonado, no recemos y pequemos para sentir que empatamos; no busquemos lo que no se nos ha perdido, porque después estaremos realmente extraviados; no busquemos en el tiempo, lo que ya hemos soltado; no busquemos más motivos para sentirnos agotados y desilusionados, ya no es hora de seguir buscando entre los muertos, al que está vivo, porque ha resucitado…

No busquemos milagros entre luces de Neón y aplausos; no esperemos que las cosas nos caigan del cielo sin haberlas trabajado, no pretendamos encontrar amor, a donde no lo hemos dado; no anhelemos que las cosas se arreglen sin haber hecho nada para repararlo; hay cosas que no suceden, si no nos esforzamos y nos desprendemos de algo; solo el Amor de Dios, a través de Jesús y su Resurrección, gratuitamente se nos ha dado…

Ante la oportunidad de tener en este día una hoja en blanco para volver a empezar y todas las deudas saldadas para no acumular ni rebuscar más nada atrás; solo podemos pretender buscar y encontrar más razones para no rendirnos, muchos más motivos para soñar; hay que seguir buscando personas, momentos e instantes que nos hagan experimentar la nueva vida en Cristo, y es esa experiencia de sentirnos redimidos y vivos, la que a todo el mundo debemos compartir y llevar…

FELICES PASCUAS DE RESURRECCION…

1 comentario:

Escalante dijo...

Con la alegría de la Solemnidad de la Pascua, deseo saludarte entrañablemente agradeciendo al Padre celestial el Don de su Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, muerto y resucitado.

Que el Señor Resucitado te bendiga y te haga partícipe de su Vida en abundancia.