sábado, 12 de marzo de 2011

EL EFECTO...


Qué efecto puede producir una mirada?... Qué expresan esos ojos, que muchas veces delatan lo que el corazón calla?… Hay miradas que derriten, otras que intimidan, hay las que regalan paz, otras que gritan el dolor, el amor, la emoción, el temor que las palabras no se atreven a mencionar… Qué se genera en el alma cuando se tropiezan esos ojos que se anhelan encontrar, qué ocasionan al decirse sin evadirse, todo aquello que es tan difícil manifestar.

Y qué pensar de las palabras… son caricias o espinas?... causan dolor o alegría?... matan sueños o regalan esperanzas?... no se es consciente que también se dice demasiado, aún cuando silenciamos… todo sería tan distinto, si nos preocupáramos en el efecto que al hablar o callar ocasionamos…

Y así mismo sucede con los oídos, cuando están abiertos a escuchar aún lo que se calla… lo que se expresa entre gestos y acciones, o lo que va escondido entre palabras que dicen una cosa, pero que realmente quieren gritar otra… La fuerza y efectividad de lo que causa, depende de quien pronuncia o se reserva esas palabras…

Cuál es el efecto de los abrazos? Esos que se dan o se reservan … qué produce en los demás un apretón de manos, sobre todo en quienes tienen miedo de caer porque sienten débiles sus pasos…

Qué efecto causan las presencias o ausencias, los aromas y recuerdos, los sentimientos y pensamientos que se perciben y se instalan?... algunas veces algo delata lo que pasa, pero muchas veces también es tan difícil darse cuenta… y en silencio se puede construir un sueño o levantar barreras; reparar un corazón o quebrantar el alma de quien recibe y percibe, o del que ofrece y se le escapa lo que piensa, siente y vive…

¿Somos conscientes o inconscientes del efecto que todo gesto y aún respiro, todo lo que brote de nuestros sentidos puede ocasionar, en cada persona que encontramos, tropezamos, llevamos o ignoramos en nuestro camino?… debemos estar muy atentos, para no ser causantes de dolor y desilusión, sino saber ser siempre un motivo y una razón de alegría, paz y amor en cada corazón…

No hay comentarios.: