martes, 4 de enero de 2011

SI QUIERES SABER...

Si quieres saber qué tan fuerte es el Amor, permítele sin temor, que experimente dificultades, tormentas, silencios, carencias y dolor… el amor que solo habita en la armonía, prosperidad y alegría, puede acomodarse y llegar a convertirse en costumbre y rutina…

Si quieres saber qué tan grande es tu fe, ponla a prueba… busca en tu vida a Dios, cuando crees todo perdido y nada logras ver… si aún en la tristeza, vacío y dificultad, puedes llorar y experimentar paz, es porque sabes y sientes que el Amigazo te ama más que nadie y está ahí siempre contigo, entonces puedes afirmar que tu Fe es real y no circunstancial…

Si quieres saber qué tanto sabes amar, pregúntate que tanta es tu capacidad de pedir perdón y perdonar, cuando logras acudir y regalar perdón a quién más daño ocasionaste o te ocasionó, estás dando testimonio del inmenso amor y la nobleza que hay en tu corazón…
Si quieres saber, si realmente entiendes lo que es la solidaridad, descubre en el otro su necesidad, bríndale lo mejor de ti, pero no lo hagas cuando todo el mundo lo hace o te ven los demás, no digas todo lo que das; la solidaridad se mide, en la medida que entregamos todo silenciosamente, somos capaces de ver lo que más nadie ve y de recordar al otro cuando más olvidado está…

Si quieres saber qué es lo que realmente sientes, date permiso de hablar contigo mismo y caminar en soledad; muchas veces creemos que la verdad está en lo que se supone debe ser, en lo que muchos dicen, o en lo que idealizamos vivir o tener, recuerda que en la vida existe, tu verdad, mi verdad y la Verdad…

Si quieres saber, si algo es realmente tuyo, suéltalo aunque sientas temor de perder, ten presente que soltar no es abandonar… de acuerdo al tiempo que esperes sin forzar, será el tamaño de tu fidelidad, pero no te aflijas si en el silencio y la distancia encuentras otro corazón en el cual habitar, nada es para siempre, todos tenemos derecho a otra oportunidad… Pero si en la espera regresa, abraza con fuerza el sentimiento que ya sabes que es verdadero, porque al dejarlo libre, supo libremente regresar.
Si quieres saber que tan grandes y reales son tus sueños, demuéstrate a ti mismo y al mundo, qué tanto eres capaz de luchar por ellos... los sueños por los que se trabaja, se hacen realidad; los demás, son solo fantasia se quedan en las nubes y no se pueden alcanzar...

En la calma, en la luz y en la prosperidad, todo es más fácil, siempre habrán personas ahí y es muy sencillo hablar de Dios, de amor, de alegría y de paz… Pero en la vida, para entender y aprender el verdadero sentido y significado de tan grandes sentimientos, es necesario intentar definirlos y encontrarlos en nosotros mismos, cuando algo se nos ha roto, se nos ha perdido o se nos ha oscurecido el camino…

Con todo esto, le encontraremos respuestas a todas las dudas que surgen humanamente en todos los momentos que en la vida se atraviesan…

No hay comentarios.: