viernes, 31 de diciembre de 2010

CADA FINAL UN NUEVO COMENZAR...

Un año termina y sin darnos cuenta, luego de doce campanadas, otro año comienza…
Y pensar en lo que realmente significa, hacerle la despedida, es dar una mirada atrás y recordar:

Cada uno de los momentos que vivimos…
Aquellos que fueron tan difíciles, que estar hoy aquí significa que vencimos y los superamos… Esos que disfrutamos y que sentimos como bendición y regalo…

Las metas que alcanzamos, de las cuales aprendimos que todo es posible y podemos lograrlo; los tropiezos y fracasos, que tanto nos enseñaron a levantarnos siempre y no tomar caminos equivocados…
Las sonrisas que regalamos, aquellas que dibujamos; las lágrimas que derramamos y tantas más que enjugamos… en ello nos dimos cuenta que somos capaces de sentir y en ello entendemos lo que es realmente vivir…

También vienen a nuestra mente, las personas amadas que perdimos, aquellas que creyéndolas perdidas, recuperamos, las que aun quedan y queremos conservar por siempre y las que este año conocimos, encontramos y para el año nuevo nos llevamos…

Y qué decir de los pasos que dimos, y los acontecimientos que nos marcaron?... esos que esperamos y preparamos, los que celebramos, los que afrontamos, también los que nos sorprendieron… con cada uno de ellos hicimos historia y la seguimos escribiendo…

No podemos quedarnos aferrados a nada… ni a lo que sentimos bueno, ni a lo que llamamos malo… porque cada segundo es diferente y en cada nuevo día de vida, una nueva oportunidad de volver a comenzar, Dios nos está regalando…

Ya casi finaliza este año… y aquí estamos… heridos o fortalecidos, cansados o animados; con miedo o seguros, solos o acompañados, enfermos o sanos, perdidos o en el camino… cada uno con su verdad, asumiendo una esperanzadora realidad, estamos aquí, no nos hemos rendido, hemos vivido y superado cada momento, hemos vencido y nunca hemos estado solos, a nuestra lado siempre ha caminado el AMIGAZO, el Mejor de los Amigos…
Ya casi finaliza este año, y antes de quejarnos o lamentarnos por cualquier cosa que haya pasado, debemos sentirnos agradecidos, por aquello que logramos, lo que aprendimos, lo que nos queda, lo que recibimos, lo que se nos ha dado, en todo lo que hemos vivido…

Y sin darnos cuenta, un año nuevo comienza, y en el se nos regala otra oportunidad, de volver a empezar, la hoja está en blanco, para este nuevo capítulo que vamos a escribir con nuestro vivir, dejemos que sea Dios quien nos inspire y nos lleve de la mano…

Muy pronto se cambia el calendario, con 365 días más para soñar y hacer nuestros sueños realidad, trazarnos metas y poderlas alcanzar, reparar, recuperar, construir, sanar, disfrutar cada instante que se nos da, aprender de todo lo que asumimos, amar intensamente y así sentirnos vivos… Porque aunque todo tiene su final, en la vida, cad final es un nuevo comenzar…

GRACIAS POR CADA DIA DEL 2010 QUE HOY FINALIZA…
BIENVENIDO 2011 CON TODO LO QUE NOS DEPARARA LA VIDA…

POR QUE?

Por qué si decimos amarnos los seres humanos, nos herimos?
Por qué no nos vemos? Por qué nos ignoramos?
Por qué nos gritamos? Por qué nos lastimamos?
Por qué nos hacemos daño? Por qué nos evitamos?
Por qué nos mentimos? Por qué nos olvidamos?
Por qué nos traicionamos? Por qué nos acostumbramos a vivir así?
Por qué perdemos el tiempo discutiendo y alejándonos?
Por qué, si podemos aprovechar la vida, compartiendo el amor que se nos ha dado?
Por qué pasan todas estas cosas? Por qué si debemos amarnos?

SUPE...

Supe que eras luz y que te necesitaba, cuando me sentí en la más profunda oscuridad y no veía claro nada…
Supe que eras camino y debía seguirte, cuando me perdí sin saber a donde dirigir mis pasos…
Supe que eras fuente de Agua Viva y Pan de Vida, cuando experimente hambre y sed de afecto y comprensión, y solo en ti encontré Aquello que saciara el vacío que había en mi interior…
Supe que eras consuelo y paz, cuando percibí dentro de mí el más profundo dolor y aunque muchos estaban ahí, nada ni nadie calmaba lo que sentía mi corazón…
Supe que eras compañía, cuando conocí la soledad, me di cuenta que siempre has estado ahí aunque muchas veces no te vi…
Supe que me perdonaste, cuando me perdí de tu rebaño, me buscaste y me encontraste.
Supe que me amabas, cuando entendí que moriste y resucitaste por MI…
Supe que eras vida, cuando encontré en Ti, mi AMIGAZO, mi razón de vivir…

EL EFECTO LO CAUSA...

No es lo que dices, sino cómo lo dices…
No es lo que ves, sino con los ojos, con el cual lo ves…
No es lo que oyes, sino como interpretas y a quien le comentas eso que oyes...
No es lo que haces, sino la intención con la que lo haces…
No es lo que sientes, sino lo que te produce eso que sientes…
No es lo que piensas, sino lo que realizas con eso que piensas…
No es lo que sabes, sino cómo usas eso que sabes…
No es lo que buscas, sino dónde lo buscas…
No es lo que necesitas, sino para qué lo necesitas…
No es lo que sueñas, sino qué haces con tus sueños…
No es lo que tienes, sino para qué te sirve eso que tienes…

Por eso a veces no logramos explicar lo que pasó…
Simplemente, porque no nos damos cuenta el efecto que causa lo que decimos, vemos, callamos, hacemos, sentimos, pensamos, sabemos, buscamos, necesitamos, tenemos , soñamos …

jueves, 23 de diciembre de 2010

NAVIDAD ES...

En un mundo donde cada uno define, celebra y vive a su modo la Navidad, me pregunté… cuál es su verdadero sentido?... Qué es realmente la Navidad?...

NAVIDAD ES
Anuncio…
Ser buena noticia, lograr que quien me piense o pronuncie mi nombre,
experimente verdadera PAZ, ser con mi vida, anuncio de Libertad…
Espera…
Qué espero y sueño?... qué esperan de mi los demás?...
en qué fundamento mi espera? Qué significa para mi saber esperar?...
Navidad es devolver la esperanza…
Abrir Puertas…
Qué sentimientos dejo entrar en mi vida?
A quién le abro la puerta y a quién dejo fuera?
Quién está esperando al pie de mi puerta esperando poder entrar?
Encender Luces…
Más que en el árbol y en las ventanas; urge encender luces, ahí donde hay oscuridad.
Luz que consuele y acompañe, al que se siente solo y triste… luces que muestren el camino al que está perdido y no sabe dónde ir, ni donde llegar…
Adornar…
Adornar mi vida de personas que Dios me regala…
ser también un adorno que embellezca y ennoblezca la vida de los demás…
hacerles sentir a otros, grande y hermosa su existencia,
contemplar en mi y en los otros,
la grandeza del Niño Jesús que quiere nacer en esta Navidad…
Regalar…
Sonrisas, abrazos, consuelo, compañía, perdón, comprensión, acogida,
calor humano, oportunidades, ilusiones, esperanza,
y en todo ello, brindar AMISTAD Y AMOR a la Manera del Niño Dios…
Compartir…
Mi tiempo, mi vida, mi mesa, mis brazos, mis sentidos, mis latidos, mis dones, lo que tengo, lo que sueño, lo que creo, lo que espero, lo que me hace falta, lo que me permite ser quien soy, lo que cada día por y con amor me regala Dios…
Unión… Comunión…
Con el qué se encuentra lejos, con el que se siente solo y distante, con el que está a mi lado, con el que veo, con el que ignoro, con el que recuerdo, con el que se esconde en la rutina y el olvido… con quien herí, con quien tal vez me ha ofendido… con quien hizo parte de mi,
con quien ahora hace parte de mi Familia y Amigos…
Navidad es… Renacer…
Dios se hace hombre en medio de nosotros… es sentir su Divinidad actuar en nuestra humanidad, es contemplar sus milagros en mi vida y en las de los demás… es permitirle nacer y renacer en mi alma una y otra vez, y en ello experimentar que trae consigo esperanza,
fe, amor, paz, una nueva oportunidad de volver a comenzar…
Con todo esto, con lo que entiendo y me esfuerzo por vivir en Navidad, yo escribo mi Carta al Niño Dios, para que traiga a nuestra vida todo lo que le da sentido a estos días, en los que le esperamos ilusionados y le decimos cantando y rezando:
Ven Jesús a nuestras Almas, Ven no Tardes Tanto…
FELIZ NAVIDAD…

ESAS PEQUEÑAS COSAS…

Esas pequeñas cosas que muchos quizás no ven, pero que marcan la diferencia y causan efectos tan grandes y profundos que son difíciles de imaginar o creer… Surgen como simples detalles, que le dan vida a un sentimiento, son tal vez muy sencillas pero con tanta magia y fuerza que pueden salvar una vida, hacer milagros en el alma, transformar un corazón, lograr experimentar lo que es tocar con las manos el cielo y llenar el mundo de color…

Esas pequeñas cosas, como romper con un mensaje o una llamada, el silencio; escribir en tus páginas mi nombre, plasmar en las mías tu imagen y no dejar que sean borrados por la distancia ni el tiempo; esas pequeñas cosas que me hacen recordarte que hay alguien que reza cada día por ti, para que nada te pase; esas pequeñas cosas, como regalarte una canción que al escucharla te llegue al corazón y se fortalezca el sentimiento, hacen que sea posible volver al principio de todo, cuando sintamos que la rutina nos envuelve y pretende alejarnos o acostumbrarnos a estar lejos…
Esas pequeñas cosas que darlas no cuestan, pero que recibirlas puede significar para alguien la conexión plena con el universo, muchas veces nos olvidamos de entregarlas o pasan a un segundo lugar cuando hay muchas actividades por realizar: esas pequeñas cosas que a veces creemos que no cambian nada, pero en realidad pueden transformar una vida, alejar la soledad, pintar un arcoíris en medio de la tormenta, lograr una fe que mueva montañas, devolver la paz y la esperanza, reparar lo que estaba roto, recuperar lo perdido, regalar un sueño, devolver el sentido…

Esas pequeñas cosas que permitieron que surgiera entre dos corazones un sentimiento único y especial que quiere vivir para siempre y no morir en el olvido; son cositas pequeñitas pero que tienen una fuerza tan poderosa que pueden vencer cualquier temor, ganarle una carrera al tiempo, una batalla a la tristeza y superar cualquier dificultad como desafío.--
Esas pequeñas cosas que hacen a una persona diferente y especial, son cositas que exigen constancia y perseverancia, y cuando alguien que las ha vivido, teme perderlas, hace lo que sea por llamar la atención, lanza un grito que suena a reclamo, abraza tan fuerte que causa dolor, mete la pata queriendo intentarlo, lucha de mil formas por renovar el sentimiento profundo que sabe que vale tanto, que no quiere dejar morir ni mucho menos que se vaya a salir de su corazón.

Esas pequeñas cosas que son como un rito y hacen única una relación, son como una alianza de vida, un pacto sagrado que vence cualquier obstáculo, se firma en el alma, para que nada ni nadie las borre, ni las acabe, y sintamos siempre en ellas la presencia y bendición de Dios…

Esas pequeñas cosas son las que a veces extraño demasiado, cuando el tiempo se pone en nuestra contra y pretende cambiarnos, haciéndonos creer que no son necesarias, pero son las cosas que tu y yo hemos inventado, para que todo parezca mágico y nada ni nadie logre nunca separarnos…

lunes, 20 de diciembre de 2010

EL EFECTO LO CAUSA...


No es lo que dices, sino cómo lo dices…
No es lo que ves, sino con los ojos, con el cual lo ves…
No es lo que oyes, sino como interpretas y a quien le comentas eso que oyes...
No es lo que haces, sino la intención con la que lo haces…
No es lo que sientes, sino lo que te produce eso que sientes…
No es lo que piensas, sino lo que realizas con eso que piensas…
No es lo que sabes, sino cómo usas eso que sabes…
No es lo que buscas, sino dónde lo buscas…
No es lo que necesitas, sino para qué lo necesitas…
No es lo que sueñas, sino qué haces con tus sueños…
No es lo que tienes, sino para qué te sirve eso que tienes…

Por eso a veces no logramos explicar lo que pasó…
Simplemente, porque no nos damos cuenta el efecto que causa lo que decimos, vemos, callamos, hacemos, sentimos, pensamos, sabemos, buscamos, necesitamos, tenemos , soñamos …

CUANDO TODO NOS RESULTA UNA CONTRADICCION...

Hay momentos en los que al no saber expresar lo que sentimos, nos contradecimos… es ahí cuando creemos que nadie nos entiende y todo se nos hace un enorme conflicto… Por eso veces cuando alguien nos ve llorar, y decimos que no pasa nada; es realmente cuando más nos duele el alma… Y al pedir a otro que no se preocupe y siga de largo, es cuando más cerca le necesitamos…
Y cuando intentamos tratar de fingir que no nos dolió, es porque es muy profunda la herida y más grande el dolor… Y al decir que nos suelten y que es mejor que se alejen, tal vez lo que estamos diciendo es, que nos abracen aun mucho más fuerte y nunca nos dejen… Es que hay cosas que cuesta demasiado expresarlas y decimos lo contrario a lo que realmente se siente…
Queremos hacer bien… y nos resulta mal. Fingimos que no extrañamos a alguien, cuando realmente no le hemos dejado de pensar… Intentamos recuperar a quien amamos, pero hacemos cosas que logran alejarlo… Decimos lo que no sentimos, hacemos lo que no pensamos, porque es muy difícil a veces conectar y equilibrar, sentimiento y pensamiento, y al intentarlo nos contradecimos y fallamos…

Luchamos por reparar lo que dañamos y a veces entre más nos esforzamos por arreglarlo, más lo arruinamos… Nos levantamos para caminar y poder llegar, pero de nuevo y con la misma piedra, tropezamos… No es que el universo conspire, es que que a veces la humanidad se nos sale de las manos…

Y en ese espíritu de contradicción que suele en ocasiones invadirnos, hacemos daño a quien más amamos, perdemos lo que más hemos querido, sentimos lejos a los que están cerca, buscamos a los más lejanos, vemos más las cosas malas y las buenas las ignoramos, se nos olvida dar gracias, mientras a cada rato nos quejamos…

Es la lucha que a diario tenemos para vencer nuestros miedos, aquellos que nos inculcaron las circunstancias, los demás, y están los que nos inventamos, esos que a veces intentan dominarnos, también aquellos que en el vivir enfrentamos…

Pero esto no es un pecado, es esa batalla campal que solemos tener los seres humanos, cuando reímos al querer llorar, y lloramos cuando más felices estamos…
Nos callamos en los momentos en que más necesitamos hablar; y hablamos más de la cuenta cuando urge que nada digamos… soltamos a quien nos ama más y nos quedamos al lado de lo que nos hace daño, parece que camináramos contracorriente, en un mundo donde para vencer, toca a veces fingir ser un poco demente…

Por eso nos cuestionamos, a quién o qué le hacemos caso? A lo que nos dicen o nos hacen, a lo que suponemos pero realmente nadie sabe, a lo que a simple vista se ve pero parece que así no es, a lo que se observa al derecho o se percibe al revés? A lo que afirman unos o a lo que otros niegan, a lo que buscan muchos o a lo que tantos dejan… A lo que sentimos o a lo que pensamos, a lo que necesitamos o a lo que nos conviene pero asumirlo es muy complicado…

Es ahí donde lo que más necesitamos fortalecer y cuidar es la FE, porque pase lo que pase, sea lo que sea, nunca debemos dejar de CREER…

viernes, 17 de diciembre de 2010

MIS PENSAMIENTOS... MIS SENTIMIENTOS...


Cómo puedo darme cuenta si he crecido?
para ello pienso y mido: que tan profundo son ahora mis pensamientos? que tan pleno y transparente es todo lo que siento? que tan grandes son mis sueños? me cabe todo eso en mi mente, corazón y cuerpo? Si acaso se me escapan y desbordan mis pensamientos, sueños y sentimientos, es porque tengo el alma y corazón gigantes aunque muy pequeño sea mi cuerpo...

**********
Mírame con los ojos de Dios, y asi siempre vas a creer y confiar en mi aunque haya fallado o caido.Escúchame con los oidos de Dios, y asi siempre escucharas que lucho, aunque exprese reclamos y quejidos. Abrázame con los brazos de Dios y asi siempre te sentiré a mi lado, aunque a veces no te vea conmigo... Ámame con el amor de Dios, y asi sabré que pase lo que pase, yo contare contigo y tu contaras conmigo...

**********
Si escribiera solo para mí, mis letras serían como la riqueza que se acumula y no se comparte, nadie podría disfrutar de ella y no me daría cuenta realmente de todo lo que tengo y puedo dar... Por eso, entre más escribo y le regalo al mundo mis escritos, más siento que vivo y que regalo vida... No son solo palabras, son mis latidos...

***********
A veces sentimos que no tenemos tiempo y Dios cada día nos regala más tiempo, queremos que las cosas ocurran a nuestro tiempo, pero mi tiempo no es tu tiempo y mucho menos el Tiempo de Dios... Le damos tiempo a lo urgente y no a lo importante. ¿Por qué a pesar de sentir que se nos escapa el tiempo, perdemos el tiempo? ...

***********
Y yo me pregunto… qué es lo que se muestra y qué es lo que se esconde?... qué son las apariencias?... Es el síndrome de aparecer y que parezca ser lo que realmente no es, para que los demás, lo vean y se lo crean… de esto vive la humanidad, por eso muchas veces uno no sabe que es lo que realmente es y no lo que aparenta ser…

***********
NO es lo mismo, a la altura que con estatura; fortalecer el corazón que endurecerlo, levantarte que alzarte, experimentar grandeza que superioridad. Lo primero te ayudará a ver lo profundo, lo segundo te dejará en la superficialidad... de acuerdo a lo que elijas, asi te harás sentir y te sentirás...

**********

SE APRENDE DEL ERROR...

Cuando sentimos que hemos tropezado con la misma piedra una y otra vez, es porque hay cambiar la ruta, hemos elegido el camino equivocado hacía la felicidad que tanto hemos soñado… Tal vez duela sentir que en cada oportunidad que nos damos, volvemos a fracasar y nos preguntamos, qué estoy haciendo mal?... es posible aprender del error y volverlo a intentar…

Cuando por nuestra humanidad y en el afán de hacer las cosas bien, las hacemos mal, fallándole a quien amamos, sintiendo frustración al ver cómo en la medida que intentamos arreglarlo, más la embarramos… puede que sea necesario soltar, aunque tengamos miedo de perder, hay momentos en que el tiempo, el silencio y la distancia aunque son inciertos, ayudan a sanar; y si es para uno, eso que tanto amábamos, volverá, nos perdonará… pero si le perdemos, no hay que rendirse sino guardar lo mejor y aprender a no cometer el mismo el error con alguien más…
En ocasiones, damos el paso que no es, colocamos la ficha donde no va, decimos lo que no debíamos decir, pensamos antes de tiempo, vemos y escuchamos cosas que no son y de acuerdo a ello nos apresuras a actuar, nos dejamos llevar; por lo que estamos viviendo y sintiendo, por lo que tememos perder o anhelamos ganar; duele demasiado sentir que en todo ello, tropezamos o nos equivocamos, herimos o nos lastiman, derrumbamos lo que quizás ya había o nos damos cuenta que realmente lo que creíamos tener, nunca existió… duele y hace mucho daño, sentir que al fallar, hemos perdido, pero rendirse no es el camino, sino aprender de lo que pasó para no repetir lo mismo y experimentar de nuevo la tristeza y el vacío que queda en el alma cuando se comete un error…

Y es que a veces pareciera que todo nos saliera al revés, hacemos el mal que no queremos y dejamos de realizar el bien que soñamos hacer… nos esforzamos por ganar y a cambio nos toca perder; damos un paso adelante y dos para atrás, intentamos reparar y la volvemos a embarrar, parece que fuera imposible lograr que se pueda ver o nos logren creer los verdaderos sentimientos que guardamos y anhelamos entregar… Ahí cuando sentimos que quizás las cosas no dan para más, no podemos rendirnos, ni renunciar, porque la oscuridad no es eterna, Dios nos regala en cada día una nueva oportunidad para volverlo a intentar, empezar desde cero, aún con las manos vacías y teniendo en contra al mundo entero, pero llevando como experiencia, los errores y las heridas, las pérdidas y caídas, que son los mejores Maestros de la Universidad de la Vida, de los cuales aprendemos para intentar no volver a caer o tropezar…
Se aprende del error, pero siempre los seguiremos cometiendo, no podemos evitarlo porque no alcanzaremos la perfección de nuestros actos ni nuestros sentimientos; es tan necesario en la vida este camino de avances, retrocesos, caídas y tropiezos, para sentir que estamos viviendo, pues debemos asumir y superar todo esto, con las heridas que surgen y los muchos tropiezos, que nos hacen ser una persona mejor, y saber definir lo que es realmente la alegría y el dolor, el amor y el desamor y ponernos en el lugar de los demás, no apresurarnos a juzgar, porque así como nosotros fallamos, así nos fallarán, es parte de la humanidad…

El milagro sucede, cuando en toda esa miseria y vacío que experimentamos, al tocar fondo y sentir que ya no hay salida, nos aferramos al Dador de la Vida y dejamos que sea El quien actúe, llene los vacíos y sane cada una de las heridas… El haré de nuestra debilidad, la mayor fortaleza, y nuestra tristeza se convertirá en alegría, sentiremos que todo es posible y podemos empezar desde cero cada día.

lunes, 13 de diciembre de 2010

NO ABANDONES…

No abandones… el sentimiento que ha brotado en tu interior, porque necesita que lo alimentes con detalles, gestos, palabras y acciones que lo fortalezcan y le permitan superar cualquier dificultad que le depare el destino…

No abandones… el sueño que en tu corazón y en tu mente ha surgido, porque si lo pierdes de vista y no escuchas su voz, sino trabajas por su realización, perderá fuerza y se convertirá en un sueño imposible, o en tan solo una vana ilusión….

No abandones… el corazón herido que algo de ti lo lastimó; si pasas de largo ante lo que ocurrió, el tiempo llenará sus vacíos con orgullo, resentimiento y rencor…
No abandones… el alma fiel y comprometida que respetando tus procesos, tiempos y espacios, al pie de tu puerta se quedó; recuerda que la esperanza no es eterna, hay sentimientos que por más fuertes que sean, se hacen vulnerables al tiempo, la distancia, el vacío que deja la ausencia y el dolor que causa una desilusión… Hay esperas que no son sanas para el alma porque se aferra a algo que ya no existe o quizás nunca existió…

No olvides, ni abandones a quien te espera, tal vez cuando regreses o le abras la puerta, ya se marchó…

No abandones… lo que se te ha confiado, ya sea un sentimiento, un favor, una labor, un secreto o un corazón; todo lo que se coloca en tus manos, requiere de ti que lo cuides como algo sagrado que alguien te depositó…

No abandones a los que amas y te profesan amor, no te acomodes, ni te conformes con que sepan que ocupan un lugar privilegiado en tu corazón… Cuando se trata de un sentimiento, no es suficiente solo saber que existe, es necesario retroalimentarlo para que permanezca por siempre y no se marchite…

No abandones tu fe, es necesario ponerla a prueba para sentir realmente que tan fuerte es…

No abandones tus propios vacíos, sin darte cuenta que pueden ser invadidos por sentimientos que te roban la paz y te causan dolor…

No abandones tus heridas, ni aquello que guardas o acumulas en tu mochila, porque con el tiempo dominarán tus sentidos y perderás el equilibrio que debe existir entre el corazón y la razón…

No abandones aquello que a tu vida puede darle un nuevo sentido y devolverle la paz y la alegría a tu corazòn… NO abandones las oportunidades que se te regalan cada día porque no se repiten y son bendiciones de Dios…

LA PIEDRA QUE NO SABIA QUE ERA UNA ESMERALDA...

Una pequeña parábola para quienes a veces sienten que es difícil que alguien valoré las riquezas que guardan en su corazón...

Todo en la vida tiene su razón de ser... cada uno da lo que tiene en el corazón, cada uno recibe con el corazón que tiene...

LA PIEDRA QUE NO SABIA QUE ERA ESMERALDA

Había una vez una piedra que no sabia que era esmeralda, por lo tanto no sabia su valor… Muchas veces se ocultaba o se encerraba en sí misma, porque no se conocía y tenía miedo que le hicieran daño o le causaran dolor…

Muchos la encontraban y se detenían en ella porque les llamaba la atención, otros seguían de largo pues era muy difícil que lograran descubrir a simple vista la grandeza de su corazón…
- ¡Qué piedra bonita!, decían algunos… Tiene algo que llama la atención… Tal vez es solo algo de su apariencia… seguro encontraremos algo mucho mejor…

Era lo que expresaban y la soltaban, y cada caída era un golpe que le dolía demasiado, pero sin darse cuenta, la pulía y la liberaba de aquello que le pesaba y no valía…

Paso mucho tiempo, experimentó momentos malos y buenos, mas de una vez creyó encontrar lo que tanto buscaba, alguien a quien confiarle su corazón… Pero siempre sentía que se equivocaba, que nadie podría ver más allá y no habría quien la supiera valorar…

Cada golpe le desprendía algo de sí misma, experimentó la fuerza del pico y la dureza de la piedra, sintió lo que es vivir sumergida en la oscuridad y abrazada por la soledad de una cueva donde muchas veces se escondió, para que los golpes no le causaran más dolor…
Con el tiempo y sin darse cuenta, fue resplandeciendo su brillo y su belleza, porque supo hacer de los golpes la oportunidad para liberarse de orgullos y vanidades, dejando salir lo que realmente había dentro de ella…

Hay quienes se dejaban impresionar, de lo que veían a simple vista, pero no ahondaban más allá, no sabían el tesoro que ante ellos tenían…

Pero existen en el mundo muchos que aprenden a ver lo que a simple vista no se logra vislumbrar, y fue así, como cuando menos lo esperaba y creyendo que la vida era vacía y no valía la pena nada… Sintiéndose muy cansada de golpes, cizañas, mentiras y traición… Apareció aquel minero que supo descubrir el brillo y transparencia de su corazón… la tomó en sus manos, sintiendo algunas asperezas, la limpió con mucha delicadeza aunque eso le causaba dolor, eso le dolía a la piedra, sentía miedo de que la quebrantara, pero fue sintiéndose segura porque lo hacía con mucho cuidado, para no romperle el corazón…
Y así cuando quedó lista, se renovaron en el minero las esperanzas, al descubrir el color verde profundo de aquella alma, y fue cuando supo que tenía un tesoro, al que le llamó ESMERALDA, el cual siempre cuidó y conservó…

Muchos que tantas veces le hicieron daño y la rechazaron, se dieron cuenta que lo esencial es invisible a los ojos, solo se ve bien con el corazón… que triste es pasar de largo sin descubrir en las personas que encontramos, su verdadero valor, mucho más doloroso es darnos cuenta de lo que tuvimos, cuando ya fue demasiado tarde y lo perdimos…

PUEDO...

Puedo dibujarte el rostro de Dios, porque muchas veces lo he visto y me ha mirado; puedo reconocer también su voz, de tanto que al oído me ha conversado…
Puedo decirte el efecto que causa una sonrisa, porque la he regalado y así mismo la he recibido…

Puedo describirte la textura del cielo, porque aún siendo pequeña lo he tocado cada vez que realizo mis sueños y lo he experimentado al lado de las personas que mas quiero…

Puedo contarte todo lo que quiere expresar una lágrima, porque por mí han hablado y también las he contemplado en tantos ojos que no me pasan desapercibidos…

Puedo explicarte que tan grande y fuerte puede ser el miedo, porque con él he luchado, me ha ganado y también lo he vencido…

Puedo dar testimonio del efecto mágico de un abrazo, porque lo he sentido en los abrazos que he dado y los que aún espiritualmente he recibido…

Puedo asegurarte que existen los milagros, porque todos los días, Dios me hace de ellos su testigo…

Puedo expresarte lo que siente un corazón herido, porque el mío también se ha quebrantado y tantas más he escuchado el lamento de otros corazones cansados y heridos…

Puedo asegurarte que muchas veces no habla el corazón, ni la razón, sino la herida que tenemos y ella no se mide ni piensa lo que lanza o expresa, porque sus palabras son lamentos de dolor, desilusión y miedo de ver todo perdido…

Puedo decirte exactamente lo que cuesta pedir perdón y perdonar, porque ambos zapatos me he puesto y he recorrido con ellos muchos caminos…

Puedo describirte cómo es la soledad, porque a mi lado se ha sentado y a los ojos la he visto…
Puedo escribirte profundamente de muchos sentimientos, porque son tantos los sentimientos que desde siempre me han invadido…

Puedo hablarte claramente de superación, porque ningún obstáculo me ha vencido…
Puedo darte testimonio de lo grande que pueden ser los vacios, por tanto que he intentado llenarlos y ni con todas las cosas del mundo lo consigo…

Puedo contagiarte del amor de Dios, porque desde que nací de El me ha llenado y por eso quiero compartirlo y expresarlo…
Puedo escribir todo lo que a diario escribo, porque cada palabra cuenta lo que oigo, veo, toco, siento, abrazo, suelto, enfrento, vivo y percibo…

Puedo decirte que no hay palabras para expresar lo que es amar de verdad, porque aunque lo siento en mi alma y lo vivo en todo momento, no puedo explicar lo profundo y grande que es este sentimiento…

A TIEMPO EN EL TIEMPO…

A veces sentimos que no tenemos tiempo y Dios cada día nos regala más tiempo, queremos que las cosas ocurran a nuestro tiempo, pero mi tiempo no es tu tiempo y mucho menos el Tiempo de Dios... Le damos tiempo a lo urgente y no a lo importante. ¿Por qué a pesar de sentir que se nos escapa el tiempo, perdemos el tiempo?...

El tiempo de Dios… Se anuncia por Fe y pase lo que pase hay que saber esperar lo que vendrá y no dejar de creer en eso que a simple vista no se ve…
El tiempo de Dios, se vive y no se mide… se recibe, pero no se condiciona…se pide pero no se exige… se espera, se añora, pero no se sabe el día ni la hora…

Mi tiempo no es tu tiempo, yo camino a mi paso y a mi tiempo, puedo caminar a tu lado, pero cada quien vive su momento… yo sonrío, lloro y me enojo de acuerdo a lo que siento, tu lo haces conmigo pero no puedes saber que es lo que realmente llevo dentro… yo lo supero a mi modo y en ello, puedes acompañarme, respetando mi tiempo… así mismo me pasa contigo, porque cada uno vive su proceso a su manera y a su tiempo… No hay tiempo que decida cuando empieza o se acaba un sentimiento, llega o se va sin avisar, a veces aliado o enemigo se hace el tiempo, depende como se viva y se cultive eso que ha nacido en el corazón de quienes se han permitido sentir y vivir algo profundo y especial llamado amor o amistad, y del tiempo depende que llegue a ser tan solo un instante o eterno …

Pedimos tiempo y se nos da, pero nos cuesta demasiado entender lo que significa ese tiempo, creemos que lo estamos aprovechando mientras lo gastamos en aquello que creímos urgente pero realmente no es importante, y cuando algo cumple su ciclo y para ello no hay más tiempo, nos lamentamos diciendo, que no supimos aprovecharlo y que hemos perdido lo más valioso del tiempo…

Algo sé y me lo ha enseñado el tiempo que he vivido y es que cada día que se nos regala, es tiempo que se nos ha concedido para aprender a valorar cada momento, con las personas que están a nuestro lado y las oportunidad que se nos presentan a cada instante, porque es nuestro tiempoy de nosotros depende que lo vivamos de tal forma que sea pasajero o un para siempre…

Hay quienes no creen en eso, por eso se les pasa su tiempo perdiendo el tiempo y se quejan de no tener tiempo, hay que saber y aprovechar cada momento y vivirlo de tal modo que lo hagamos eterno... sin olvidarnos que el tiempo no es realmente tu tiempo ni mi tiempo, sino el tiempo de Dios y solo El sabe la verdad de su tiempo...

HOY LE PIDO A DIOS...

Hoy pido a Dios, me conceda ver cómo hizo la Flor para ser flor y la mariposa para ser mariposa, quiero contemplar la semilla que muere y la larva que se olvida de si misma, quiero ver lo que sienten ambas al morir para dar vida. Esos son los Milagros que pido al Amigazo, me permita contemplar sin ignorar, en cada ser humano, cada día. Así nunca los juzgaré, sino que siempre los entenderé y amaré sin condición ni medida.

Hoy le pido a Dios, que me ayude a comprender, lo que sintió el barro, antes de ser vasija o vaso…quiero experimentar lo que tuvo que pasar, cuando le tocó dejarse modelar, aun sintiéndose endurecer. Qué difícil debió haber sido para él, tenerse que romper y despojar para llegar a ser lo que es; si recordamos cada uno de esos momentos, sabremos siempre que todos algo de barro tenemos, la embarramos y nos embarramos, es tan mágico pensar que al quebrantarnos, una y otra vez, en las manos del Alfarero, podremos ser reparados…

Hoy le pido a Dios, no me deje olvidar lo que puede doler en el alma, una burla o una traición; lo que daña un mal comentario, lo solo que puede sentirse un corazón rechazado… Hoy le pido a Dios que de vez en cuando, me regale la oportunidad de caminar en otros zapatos y me ayude a ponerme en el lugar de los demás, para no hacerle a otros lo que no quisiera que me hicieran jamás…

Hoy le pido a Dios, me ayude a ver más allá, lo que siente el artista en su instante de inspiración; lo que ora la religiosa cuando quiere dar respuesta a su vocación; quiero tener ojos que sepan ver, entender y compartir, la pasión del deportista que en la cancha todo su esfuerzo entregó, la angustia del médico que siente la vida que tiende de un hilo, la emoción de la madre ante el hijo que ha nacido, el dolor de quien llora porque tiene el corazón partido…
Hoy le pido a Dios, que me deje escuchar la voz de la creación que habla en la tempestad y en los desastres que ocurren cuando algo funciona mal… no quiero ser indiferente a nada, quiero captar el sentir que muchas veces no se ve, ese que se esconde y que tanto nos cuesta comprender… porque no deseo llegar a ser verdugo ni juez, de quien pierde o se rompe, de quien cae o se equivoca, de quien rie demasiado, llora a escondidas y mucho menos del que se enoja…

Muchas veces nos quedamos con lo que a simple vista se ve, con la mariposa que vuela, la rosa que engalana, el deportista que pierde o el que gana; opinamos y señalamos, la belleza del vaso, las grietas de la vasija, o la dureza del barro… envidiamos lo que no tenemos, nos burlamos de los que sentimos menos, criticamos lo que se nos antoja, pero nunca nos ponemos en otros zapatos.

Se nos olvida que como la semilla tenemos que morir para dar frutos, y tal cual como el barro, hay que romperse, ser dócil para poder modelarnos; es necesario jugar el partido para aprender a perder o ganarlo, hay que sentir que algo hemos perdido, para lograr valorarlo… no podemos hablar de lo que no hemos vivido… solo puede definir cada momento o sentimiento aquel que lo ha sentido y con el y por el ha llorado, se ha enojado, ha reido…

Hoy le pido a Dios, me deje ver lo que siente un corazón arrepentido, la valentía del que pide perdón, la nobleza de aquel que desde el alma perdonó; la angustia del que se da cuenta que algo ha perdido; quiero descubrir y entender lo que hay tras aquel que actua sin pensar en el dolor que puede ocasionar; quiero que me enseñe a orar por tantos a los que la vida se nos va, sin saber ver, oir, oler, escuchar y tocar más allá de nuestros propios sentidos…

Hoy le pido a Dios, me ayude a estar siempre atenta y no dejar escapar una oportunidad, no quiero imaginar el dejar ir a una persona valiosa sin permitirme haberla conocido, no deseo juzgar sin pensar, no quiero que se me pase de largo sin descubrir un alma que necesite de mi o un corazón herido … no deseo vivir diciendo “si hubiera” ni mucho menos conformarme con haberme arrepentido… quiero vivir intensamente y dar de mí todo lo que se me ha dado y eso a Dios en mi oración se lo pido…

ANTES DE CONOCERTE...

Antes de conocerte y supe que llegarías, sentí mucho miedo y angustia, es muy difícil asumir que de un momento a otro, hay situaciones y personas que nos cambian la vida… Hoy eres mi seguridad, mi equilibrio y la luz que me guía…

Antes de conocerte, yo te soñaba, y a Dios por ti pedía… nunca imaginé que en ti me daría mucho más de lo que le suplicaba… Hoy puedo decirte que eres más de lo que soñé y tanto recé…

Antes de conocerte, yo presumía de saber de belleza y perfección pero realmente no las conocía… Hoy que te contemplo cada día, me doy cuenta que lo esencial es invisible a los ojos, la hermosura que guarda el alma, no se ve a simple vista…

Antes de conocerte, yo caminaba firmemente, sentía plena seguridad de las rutas que recorría… Hoy que camino contigo, recorro mil senderos que jamás pensé que andaría, he conocido las personas más maravillosas que aparecen a tu paso y que llegan a mí, porque también hacen parte de tu vida…

Antes de conocerte, creí que sabía lo suficiente y podía hablar de cualquier tema que se requería… Hoy en mi anhelo de entenderte más y poder explicar lo que eres para mi, he aprendido tantas palabras que no sabía que existían, me he dado cuenta que nunca se logra hablar en su totalidad el lenguaje de los sentimientos más profundos y transparentes que nadie se imagina…

Antes de conocerte, yo creía mi mundo perfecto, sentí que lo tenía todo y que nada más necesitaría, era hasta indiferente quizás a tantas cosas que otros vivían… Hoy que llegas a mí, me has desbaratado mis sueños, esos que se limitaban y no trascendían… Ahora es cuando realmente encuentro la perfección que Dios me tenía reservada, mis sueños van más allá y tú los haces realidad, has sensibilizado cada instante de mi vida…

Antes de conocerte, pensé que nada me hacía falta, tenía todas mis facultades, podía ver, oír hablar, escuchar, caminar y tocar… y eso es lo que todo ser humano siempre ha anhelado… Ahora que te veo, es cuando he abierto mis ojos, y al intentar hablarte, me doy cuenta que muchas veces no me salen las palabras; cuando me susurras algo, escucho todas las voces ocultas del universo; cuando camino contigo, son torpes mis pasos y tropiezo; y al tocarte, siento que toco y abrazo con mis manos el cielo…

Antes de conocerte, muchas veces me sentí débil, me invadían los miedos, en ciertos momentos de la vida… Hoy de tu mano, experimento toda la fortaleza que me das, que se renueva con el amor que por ti siento, y que me ayuda a enfrentar cualquier cosa, para que nada te haga sufrir y logres ser una persona feliz que vive y da vida.

Antes de conocerte, pensé que lo tenía todo, pero en mí un vacío existía, me hacías falta tu y aunque no lo sabía, lo sentía; y cuando te tuve frente a mí, me asusté demasiado, creí que no te merecía, me tocó despojarme de muchas cosas que me impedían entender lo que ahora vivía y en tenía…

Antes de conocerte, pensaba que era muy fuerte y que nunca me derrumbaría… Hoy que te conozco, me siento débil ante ti, me rindo ante lo que me das, ya nada sería igual sino estuvieses en mi vida…

Antes de conocerte, sabía que Dios existía… Hoy que te conozco, siento plenamente el amor de Dios en mi vida…

SI ALGUIEN TE CONFIA...

SI alguien te confía su secreto, está depositando en tu alma, su intimidad, lo que le es sagrado y espera que lo guardes para siempre, pase lo que pase, aunque el tiempo y las circunstancias quebranten la amistad… si sabes conservar ese secreto, es porque conoces y vives lo que es la Fidelidad…

Si alguien te confía un sueño, es porque percibe la nobleza de tu corazón, sabe que le impulsarás a hacerlo realidad… ese alguien está seguro de que no existe en ti la envidia y que eres transparente en lo que le has de profesar…

Si alguien te confía un sentimiento, es porque sabe que tal vez le corresponderás o se lo respetarás… tal vez espera de ti comprensión, porque ahora ya sabes lo que siente en su interior…

Si alguien te confía su temor, es porque quiere mostrarte su fragilidad, quizás busque en ti un poco de seguridad,puede que necesite que le abraces con fuerza y le ayudes a enfrentar ese miedo y lograrlo superar…

SI alguien te confía su dolor, es porque necesita que le ayudes a encontrar la medicina que le puede sanar… ese alguien ha encontrado en tu alma, un lugar donde descansar y sus alas reparar…

Si alguien te confía su pecado, es porque sabe que no le vas a juzgar, tal vez espera que le muestres el camino que debe recorrer para regresar y su error enmendar…

SI alguien te confía una intención, es porque confía en tu oración, esa persona sabe que eres un ser humano que está muy cerquita del mismo Dios…

SI alguien te confía algo que vivió, es porque sabe que le importas y quiere que escribas para siempre tu nombre en su historia…

Si alguien te confía su corazón, es porque quiere que lo cuides y lo conserves por siempre y para siempre… esa persona sabe y está segura que no le harás daño ni vas a defraudar lo más valioso que en tus manos supo colocar…

Si alguien te confía algo de sí, es porque valora todo de ti...

LLEVAME CONTIGO A DONDE VAYAS…

Busqué, soñé, pedí… te encontré!!!Toqué, esperé, luché… me abriste las puertas, entré!!!Y aquí estoy y quiero estar, no quiero salir nunca de tu vida, llévame siempre contigo a donde vayas…

No importa si es al sol o a la luna… O si en el lugar donde estás llueve, nieva o escampa, asi haya terremoto o sea en las alturas… Cualquier espacio o clima me basta, tan solo llévame contigo a donde vayas…No hay ningún lugar al que quiero ir, sino es contigo,Pase lo que pase, en las condiciones que sean, quiero que estés siempre conmigo…

Llévame contigo a donde vayas…Porque ya no me imagino escribir un capítulo de mi vida, sin que tu nombre esté escrito… hay personas que uno quiere que caminen siempre a nuestro lado, porque son el más hermoso regalo que Dios nos ha dado…
Pasaremos tormentas, momentos de oscuridad, hasta terremotos nos moverán el piso, mil situaciones y acontecimientos querrán acabar con lo que hemos construido, pero los lazos que nos unen son tan profundos y fuertes, que todo ello lo vencen, por eso, no me suelto de tu vida, llévame contigo a donde vayas…

Vendrán tiempos de desierto, en que será muy difícil vernos y oírnos… pero en lo más hondo de nuestro ser sabemos, que nuestros corazones siguen demasiado unidos, que basta que alguien necesite algo, ahí estaremos, porque vayas a donde vayas, tu me llevarás siempre contigo y yo te llevaré conmigo…
Es la certeza de lo que es real y verdadero, de lo que no exige nada perfecto, de lo que está dispuesto a enfrentar todo por defender lo que vale demasiado, que añora y reza para que para siempre y por siempre exista y sea…
Llévame contigo a donde vayas… no sueltes nunca mi silla… no me quietes jamás ese abrazo… no le llames dependencia, es tan solo tener la certeza de que hay sentimientos que valen tanto, que uno quiere mantenerlos vivos siempre, que no se conviertan en un lindo recuerdo y mucho menos que pasen de largo…

Llévame contigo a donde vayas… guárdame en tu corazón y en tu mente, en tu oración y en tu alma, en el bolsillo más profundo de tu vida, donde nadie pueda sacarme de ahí, donde no me olvides en ningún lugar, donde me lleves a todos lados contigo y pueda estar siempre donde tu estás…

Llévame contigo a donde vayas... que yo quiero darte siempre lo mejor de mi Amistad....

¿CUÁNTO Y CUÁNTAS?…


Cuánto tiempo hemos compartido?
Cuántas cosas hemos pasado?
Cuántas lágrimas se han mezclado?
Cuántas sonrisas nos hemos contagiado?
CUántos miedos enfrentados?
Cuántos momentos hemos superado?
Cuántas situaciones hemos vencido?
Cuántos ritos hemos inventado?
Cuántas palabras tienen nuestro propio significado?
Cuántas canciones, frases, estrellas nos hemos regalado?
Cuántos sentimientos han surgido?
Cuántos desiertos hemos atravesado?
Cuántas veces a Dios le hemos orado?
Con todo esto, cuántas veces puedo decirte, que ERES SU MEJOR REGALO…

Cuántas veces te he dicho GRACIAS y no ha sido suficiente para expresar lo que se siente…