lunes, 6 de septiembre de 2010

ENTRAR EN TU VIDA...



Entrar en tu vida implica,
caminar a pie descalzo, pasito a paso por donde me guias...
Observar sin tocar...
Respetar que existen puertas y ventanas cerradas que son tu intimidad
y nada me da el derecho de pretender abrirlas, porque es tu libertad...

Entrar en tu vida significa, que me has concedido una silla en tu alma para ocupar,
y no me debo preocupar si tienes otras sillas con alguien más, porque cada quien ocupa su propio lugar...

Entrar en tu vida es realmente un privilegio,
porque has confiado plenamente en mi, para que yo habite dentro de ti...


Entrar en tu vida, me enseña a saber esperar, creer, sentir,
a dar de mi todo, sin exigir...
a cuidar y valorar, a ser presencia de Dios para ti...

Entrar en tu vida, es tu mayor expresión de cariño y confianza,
porque sabes quien soy... ya que te has dado cuenta que en todo lo que hemos compartido y vivido,
tu también estás muy dentro de mi corazón...
Esa es la libertad y transparencia de los instantes que compartimos,
los que hacen real y profundo, sentimientos tan fuerte como la Amistad y el amor...

SOLEDAD...


Y qué hago cuando siento
que si me cayo, solo escucho el silencio...
y si me suelto, me pierdo...
y si abro los ojos, ya no sueño...
y si no veo nada, me invaden los miedos?...
Cómo le digo a mi corazón que no necesite un abrazo, ni espere compañía?...
Cómo le hago entender que a veces la soledad se sienta en mi silla vacía?...

QUE ES LA ESPERANZA...


Que es la esperanza?...
Es un sentimiento profundo que se clava en el alma...
Es una ilusión que mantiene encendida la llama, aunque sea muy pequeña, pero alumbra tanto que vence la oscuridad y no se deja apagar por el mal tiempo y la tempestad...
Es una fuerza que nos sostiene, cuando crees que ya no puedes dar un paso más...
Es la emoción que nos acelera los latidos y la respiración, cuando miras una y otra vez la puerta y la ventana, esperando que se abran...
Es el anhelo de escuchar aquella melodía que logre romper el silencio y eternizar los momentos de alegría...
Es el afán de pretender que se detenga o se acelere el tiempo, cuando añoras vivir esos instantes un poco más...
Es luchar por no dejar que se pierda nada de eso: sentimiento, luz, fuerza, anhelo y emoción y así vencer siempre la tristeza y la soledad...
Es saber que algún día tendremos eso y más, porque confiamos plenamente en que Dios escucha nuestra oración y nos sabe plenamente Amar...
Por eso ahora te digo, pase lo que pase, no dejes que se te apague la luz, ni se escape la ilusión, no permitas que se agoten tus fuerzas, ni pierdas la emoción, no dejes que se acaben tus sueños o pierda sentido el latir de tu corazón, no dañes ni rompas tus sentimientos, sigue esperando siempre, te fe, confia, espera...

LA PUERTA ESTRECHA...

"Traten de entrar por la puerta estrecha, porque les aseguro que muchos querrán entrar y no lo conseguirán” LC 13, 22-30

Y es que a veces vamos tan cargados de miedos, complejos, prejuicios, heridas, resentimientos, envidias que sentimos que no cabemos ni hacemos parte de ningún lado… Hay también quienes se aferran a títulos, cargos y posiciones sociales, se colocan capas de superioridad que impiden que otros tan si quiera les puedan tocar, se abrazan a las reverencias, a lo material y superficial, creyendo que en el tener y recibir está el poder y en la comodidad la felicidad, aquietan conciencias con la limosna que públicamente dan… Qué tan complicado será despojarse de todo esto y entrar por la puerta estrecha…

Cuando experimentamos un amor tan grande, capaz de Perdonar, de no guardar resentimientos ni envidias y sanar las heridas… nos liberamos de tantas cargas en el alma que hacen pesados nuestros pasos…
Y si amamos tanto que aprendemos a liberarnos y entender el amor que hace olvidarnos de nosotros mismos… donándonos en el silencio, sin pretender gritarle al mundo lo que somos y hacemos, evitando cualquier clase de halagos y reconocimientos… ahí, soltamos vanidades y orgullos superficiales…Nos hacemos servidores y no servidos… logrando la grandeza del alma y no la superioridad vana que realmente no sirve de nada…

Hay que entender el concepto de Amor que aplicamos… es fácil amar a quienes nos aman y orar por los que amamos… eso lo hace todo el mundo… no es verdadero ni profundo el amor que busca siempre ser correspondido de la misma manera en que se da y se sacia en placeres físicos y mundanos… no es fuerte y eterno el amor que esclaviza, crea dependencias y en la medida que lo decimos vivirlo así, no nos llena, sino que más vacíos nos deja, ese es el amor que muere y se rinde ante las pruebas…
No hay que acumular para poder entrar por la puerta ancha que no requiere ningún esfuerzo, solo pasar acomodados… ni tampoco hacerle un altar al dolor y al sufrimiento, llevando en nuestro equipaje todas las cosas del pasado que no nos deja vivir en paz el presente ni nos deja ver claramente el futuro con el que soñamos… NO sé porque nos regimos tanto por las leyes y condicionamientos que nosotros mismos inventamos para someternos, cuando el evangelio es claro… solo nos dice… AMEMOS COMO EL AMIGAZO NOS HA AMADO,
en ello nos hacemos libres y encontraremos la paz que tanto buscamos…

LO HUMANO Y LO DIVINO...


Cuando seas testigo de mi humanidad...
Déjame llorar todo lo que pueda, pero no ignores ni señales mi llanto,

tal vez necesite que estes a mi lado...

Entiende mi enojo y dame tiempo para calmarlo,

quiero que hablemos cuando todo haya pasado...

Comprende mis miedos, pero no me dejes alimentarlos...

es necesario que aprenda que soy mas fuerte que todo y que puedo de nuevo intentarlo...

Asume que fallo, pero no me jusguez ni justifiques por mis quebrantos...

dame la oportunidad de reparar el daño...

Todo esto hace parte de lo que sentimos y vivimos los seres humanos...

Pero en todo ello, se testigo de lo Divino, cuando:

Aunque mi corazón esté roto en mil pedazos,

no me rindo, me doy el tiempo necesario y dejo que el amor de Dios logre de nuevo sanarlo...

Y aquello que me molesta, lo oro y medito,

para que sea Dios quien me enseñe a manejarlo sin hacerme ni hacerlo a otro daño...
Ante los miedos, cierro mis ojos, los enfrento y me aferro al Amigazo...
Y si me equivoco, me tomo mi tiempo hasta que descubra en qué he fallado y como puedo repararlo...

Ahi es cuando permito que la fragilidad y torpeza de mi barro,

se deje romper de nuevo si es necesario, hasta que se logre modelar por las manos divinas del Amigazo y con su inmenso Amor, haga de mi, un nuevo Vaso...

Si estas conmigo en todo en todo esto, sin justificar ni condenar ninguno de mis momentos,

es porque has aprendido lo que es la verdadera amistad y entre dos la estamos cultivando...

Yo haré lo mismo contigo, en cada uno de tus momentos, a lo largo del camino...
Eso es lo Humano y Divino que viven los que Amamos y nos sentimos por Dios amados...

FE...


A veces lo que vemos nos confunde... y lo que no alcanzamos a observar nos da miedo...
Y hay momentos en los que aquello que oímos nos previene, y el silencio nos angustia...
Puede suceder que en todo eso, lo que decimos se contradice y lo que callamos expresa evasión ante lo que debemos arriesgarnos y comprometernos...
También, lo que abrazamos puede ser efímero y aquello que soñamos y anhelamos tocar lo vemos demasiado lejos...
Es ahí donde la FE es lo único que tenemos y le da sentido a lo que parece sin sentido...
Se necesita demasiada experiencia de Dios y fortaleza de corazón,
para que en los momentos en que sentimos que las cosas se nos salen de las manos,
nos abandonamos en su Amor y podamos decirle en nuestra oración:
Tu que sabes lo siento, tu que escuchas eso que callo y eso que digo...
tu que ves y conoces lo que vivo, aún lo que muestro y oculto...
Tu que prefieres concederme más lo que me conviene, que aquello que necesito...
Tu que estas por sobre todas las cosas y personas de este mundo,
Te digo: Amigazo basta una Palabra, una mirada, un gesto, un pensamiento, un soplo tuyo,
y será y se hará como lo has querido...
Ayúdame por encima de todo a entender y ser dócil a tu voluntad
y experimentar en Todo lo que vivo, que Nadie me ama más que tu, porque en tu Amor Creo y Confío...
No tengo que mirar al cielo,

TU ESTAS EN TODO LO QUE ME RODEA, SOSTIENES MI SILLA,

LE DAS SENTIDO A MI VIDA...

POR UNOS POCOS, HAY MUCHOS...

En la vida...

Por unos pocos que siendo ricos, se ingenian cosas para ser más ricos, hay muchos que siendo pobres se hacen cada día más pobres...

Por unos pocos que trafican y se inventan mil maneras para ser mulas, hay muchos que somos señalados, quedamos marcados y vivimos incomodidades cada vez que viajamos...

También, hay muchos que teniendo todas sus facultades físicas y sensoriales, con lo poco que les puede faltar, ya se sienten frustrados. Mientras existen pocos que careciendo de mucho más, se superan, no se rinden ni se deprimen ante la adversidad...

Suele suceder que mientras pocos se esfuerzan y ganan fácilmente los primeros lugares; hay muchos que entregan su vida, trabajando arduamente y les es demasiado complicado llegar hasta donde sueñan y reubicarse...
Por unos pocos que no les importa hacer las cosas bien o mal, muchos asumen las consecuencias de sus errores y les toca ver como se está auto destruyendo el universo y la humanidad...

Por unos pocos que ofrecen un camino libertino y diferente, hay muchos jóvenes que los siguen y dañan su sentir y su mente...

Por unos pocos que siembran cizaña, hay muchos que se enfrentan entre ellos mismos y surgen conflictos que dañan la confianza hacia los demás...

Por unos pocos que traicionan y pisotean los sentimientos de los demás, son muchos los que viven desconfiados y no creen en el amor ni en la amistad...
Por unos pocos que quieren la guerra para enriquecerse, hay muchos que mueren injustamente... por unos pocos que cazan y matan animales, hay muchas creaturas que se extinguen y que diariamente mueren...

Por unos pocos que van por el mundo actuando contra las leyes de Dios y vendiendo la idea de que todo es normal, hay muchos que han dejado de creer en El y desvían su camino dejándose llevar por todo aquello que hace al mundo tanto mal...

Y si muchos nos unimos y defendemos aquello en lo que creemos, sacamos la cara con lo que somos y hacemos, esos pocos corruptos y faltos de fe, no lograrían nada, porque venceríamos los que nos aferramos a Dios, vivimos de acuerdo a sus leyes y somos honestos...

Muchos son los llamados y pocos los escogidos...

PRUDENCIA...

No digas todo lo que sabes... Ni juzgues todo lo que ves...
No repitas todo lo que oigas...
No hagas todo lo que te digan... Ni lo que sientes el impulso de hacer...
Porque...
No todo lo que crees saber es siempre cierto... y de ser verdad puede muchas veces causar daño y no ser bueno ...
Ni todo lo que ves, es así como lo ves... las apariencias engañan...
No todo lo que oyes es verdadero,
y muchas veces eso que repites se convierte en bomba de tiempo...
Y cuando actuas dejándote llevar por tus impulsos, casi siempre te queda la culpay te arrepientes después, siendo demasiado tarde para hacerlo...
Mejor se Prudente... Finge demencia y amnesia, y pídele a Dios que te guie en todo momento...