lunes, 13 de diciembre de 2010

NO ABANDONES…

No abandones… el sentimiento que ha brotado en tu interior, porque necesita que lo alimentes con detalles, gestos, palabras y acciones que lo fortalezcan y le permitan superar cualquier dificultad que le depare el destino…

No abandones… el sueño que en tu corazón y en tu mente ha surgido, porque si lo pierdes de vista y no escuchas su voz, sino trabajas por su realización, perderá fuerza y se convertirá en un sueño imposible, o en tan solo una vana ilusión….

No abandones… el corazón herido que algo de ti lo lastimó; si pasas de largo ante lo que ocurrió, el tiempo llenará sus vacíos con orgullo, resentimiento y rencor…
No abandones… el alma fiel y comprometida que respetando tus procesos, tiempos y espacios, al pie de tu puerta se quedó; recuerda que la esperanza no es eterna, hay sentimientos que por más fuertes que sean, se hacen vulnerables al tiempo, la distancia, el vacío que deja la ausencia y el dolor que causa una desilusión… Hay esperas que no son sanas para el alma porque se aferra a algo que ya no existe o quizás nunca existió…

No olvides, ni abandones a quien te espera, tal vez cuando regreses o le abras la puerta, ya se marchó…

No abandones… lo que se te ha confiado, ya sea un sentimiento, un favor, una labor, un secreto o un corazón; todo lo que se coloca en tus manos, requiere de ti que lo cuides como algo sagrado que alguien te depositó…

No abandones a los que amas y te profesan amor, no te acomodes, ni te conformes con que sepan que ocupan un lugar privilegiado en tu corazón… Cuando se trata de un sentimiento, no es suficiente solo saber que existe, es necesario retroalimentarlo para que permanezca por siempre y no se marchite…

No abandones tu fe, es necesario ponerla a prueba para sentir realmente que tan fuerte es…

No abandones tus propios vacíos, sin darte cuenta que pueden ser invadidos por sentimientos que te roban la paz y te causan dolor…

No abandones tus heridas, ni aquello que guardas o acumulas en tu mochila, porque con el tiempo dominarán tus sentidos y perderás el equilibrio que debe existir entre el corazón y la razón…

No abandones aquello que a tu vida puede darle un nuevo sentido y devolverle la paz y la alegría a tu corazòn… NO abandones las oportunidades que se te regalan cada día porque no se repiten y son bendiciones de Dios…

2 comentarios:

Alo Pleti dijo...

muy bueno...te felicito..ahora te sigo...siguemete tu tb http://alvaro-pletikosic.blogspot.com/

Iris dijo...

GRACIAS POR COMPARTIRLO KARY ES A1 BRILLANTE ME GUSTO MUCHO!!