jueves, 23 de diciembre de 2010

NAVIDAD ES...

En un mundo donde cada uno define, celebra y vive a su modo la Navidad, me pregunté… cuál es su verdadero sentido?... Qué es realmente la Navidad?...

NAVIDAD ES
Anuncio…
Ser buena noticia, lograr que quien me piense o pronuncie mi nombre,
experimente verdadera PAZ, ser con mi vida, anuncio de Libertad…
Espera…
Qué espero y sueño?... qué esperan de mi los demás?...
en qué fundamento mi espera? Qué significa para mi saber esperar?...
Navidad es devolver la esperanza…
Abrir Puertas…
Qué sentimientos dejo entrar en mi vida?
A quién le abro la puerta y a quién dejo fuera?
Quién está esperando al pie de mi puerta esperando poder entrar?
Encender Luces…
Más que en el árbol y en las ventanas; urge encender luces, ahí donde hay oscuridad.
Luz que consuele y acompañe, al que se siente solo y triste… luces que muestren el camino al que está perdido y no sabe dónde ir, ni donde llegar…
Adornar…
Adornar mi vida de personas que Dios me regala…
ser también un adorno que embellezca y ennoblezca la vida de los demás…
hacerles sentir a otros, grande y hermosa su existencia,
contemplar en mi y en los otros,
la grandeza del Niño Jesús que quiere nacer en esta Navidad…
Regalar…
Sonrisas, abrazos, consuelo, compañía, perdón, comprensión, acogida,
calor humano, oportunidades, ilusiones, esperanza,
y en todo ello, brindar AMISTAD Y AMOR a la Manera del Niño Dios…
Compartir…
Mi tiempo, mi vida, mi mesa, mis brazos, mis sentidos, mis latidos, mis dones, lo que tengo, lo que sueño, lo que creo, lo que espero, lo que me hace falta, lo que me permite ser quien soy, lo que cada día por y con amor me regala Dios…
Unión… Comunión…
Con el qué se encuentra lejos, con el que se siente solo y distante, con el que está a mi lado, con el que veo, con el que ignoro, con el que recuerdo, con el que se esconde en la rutina y el olvido… con quien herí, con quien tal vez me ha ofendido… con quien hizo parte de mi,
con quien ahora hace parte de mi Familia y Amigos…
Navidad es… Renacer…
Dios se hace hombre en medio de nosotros… es sentir su Divinidad actuar en nuestra humanidad, es contemplar sus milagros en mi vida y en las de los demás… es permitirle nacer y renacer en mi alma una y otra vez, y en ello experimentar que trae consigo esperanza,
fe, amor, paz, una nueva oportunidad de volver a comenzar…
Con todo esto, con lo que entiendo y me esfuerzo por vivir en Navidad, yo escribo mi Carta al Niño Dios, para que traiga a nuestra vida todo lo que le da sentido a estos días, en los que le esperamos ilusionados y le decimos cantando y rezando:
Ven Jesús a nuestras Almas, Ven no Tardes Tanto…
FELIZ NAVIDAD…

2 comentarios:

Roberto dijo...

De todo corazón quiero felicitarte por la Navidad. Que el Niño Dios te bendiga y te colme de alegría y paz.

Kary Rojas dijo...

Gracias Roberto que el Amigazo te bendiga...