jueves, 23 de diciembre de 2010

ESAS PEQUEÑAS COSAS…

Esas pequeñas cosas que muchos quizás no ven, pero que marcan la diferencia y causan efectos tan grandes y profundos que son difíciles de imaginar o creer… Surgen como simples detalles, que le dan vida a un sentimiento, son tal vez muy sencillas pero con tanta magia y fuerza que pueden salvar una vida, hacer milagros en el alma, transformar un corazón, lograr experimentar lo que es tocar con las manos el cielo y llenar el mundo de color…

Esas pequeñas cosas, como romper con un mensaje o una llamada, el silencio; escribir en tus páginas mi nombre, plasmar en las mías tu imagen y no dejar que sean borrados por la distancia ni el tiempo; esas pequeñas cosas que me hacen recordarte que hay alguien que reza cada día por ti, para que nada te pase; esas pequeñas cosas, como regalarte una canción que al escucharla te llegue al corazón y se fortalezca el sentimiento, hacen que sea posible volver al principio de todo, cuando sintamos que la rutina nos envuelve y pretende alejarnos o acostumbrarnos a estar lejos…
Esas pequeñas cosas que darlas no cuestan, pero que recibirlas puede significar para alguien la conexión plena con el universo, muchas veces nos olvidamos de entregarlas o pasan a un segundo lugar cuando hay muchas actividades por realizar: esas pequeñas cosas que a veces creemos que no cambian nada, pero en realidad pueden transformar una vida, alejar la soledad, pintar un arcoíris en medio de la tormenta, lograr una fe que mueva montañas, devolver la paz y la esperanza, reparar lo que estaba roto, recuperar lo perdido, regalar un sueño, devolver el sentido…

Esas pequeñas cosas que permitieron que surgiera entre dos corazones un sentimiento único y especial que quiere vivir para siempre y no morir en el olvido; son cositas pequeñitas pero que tienen una fuerza tan poderosa que pueden vencer cualquier temor, ganarle una carrera al tiempo, una batalla a la tristeza y superar cualquier dificultad como desafío.--
Esas pequeñas cosas que hacen a una persona diferente y especial, son cositas que exigen constancia y perseverancia, y cuando alguien que las ha vivido, teme perderlas, hace lo que sea por llamar la atención, lanza un grito que suena a reclamo, abraza tan fuerte que causa dolor, mete la pata queriendo intentarlo, lucha de mil formas por renovar el sentimiento profundo que sabe que vale tanto, que no quiere dejar morir ni mucho menos que se vaya a salir de su corazón.

Esas pequeñas cosas que son como un rito y hacen única una relación, son como una alianza de vida, un pacto sagrado que vence cualquier obstáculo, se firma en el alma, para que nada ni nadie las borre, ni las acabe, y sintamos siempre en ellas la presencia y bendición de Dios…

Esas pequeñas cosas son las que a veces extraño demasiado, cuando el tiempo se pone en nuestra contra y pretende cambiarnos, haciéndonos creer que no son necesarias, pero son las cosas que tu y yo hemos inventado, para que todo parezca mágico y nada ni nadie logre nunca separarnos…

2 comentarios:

Iris dijo...

KARY ES HERMOSA!!!
ESAS PEQUEÑAS COSAS HABLAN DE AMOR, CARIÑO, TERNURA, DE TODOS LOS BELLOS SENTIMIENTOS, HABEMOS PERSONAS QUE LAS VALORAMOS, LAS INVENTAMOS, LAS BRINDAMOS A LOS FAMILIARES, AMIGOS Y PAREJAS. EXITOS REALMENTE ERES GRANDEMENTE ESPECIAL

Kary Rojas dijo...

Iris...hay que aprender a descubrir la grandeza de las cosas pequeñas, que son las que le dan sentido a la vida... Un abrazo de feliz año...