domingo, 7 de noviembre de 2010

ESO QUE NO SE VE, PERO QUE SE SIENTE…

Hay cosas que no se ven pero que se sienten, mucho más profundo, y más fuerte de lo que se imagina o se cree…
El dolor que causa una herida por la pérdida, la traición o la desilusión…
El vació que queda en el alma, cuando alguien a quien se amaba demasiado, partió…
La frustración de ver perdido lo que se tenía y quizás en su momento no se valoró…
El amor que queda instalado en el alma, cuando una relación se terminó.…
Y ante ello, muchas veces nos preguntamos, qué hacemos con eso que nos quedó?...

Eso que no se ve, pero que se siente, nos hace precisar encontrar la forma de poderlo expresar tal cual existe…

La magia que transmite un abrazo, que brota desde el alma…
La grandeza del sentimiento, que no logran expresar las palabras…
El miedo de vivir de nuevo lo que ya se ha vivido y ha dolido…
La necesidad de romper el silencio y vencer la soledad recibiendo un gesto o una palabra…
La emoción inmensa que nos invade, al sentir un sueño realizado…
El anhelo de experimentarse perdonado, cuando el conmoción de la culpa se roba la paz…
Cuánto cuesta definir la sensación profunda que provoca un nudo en la garganta y una opresión en el pecho…
Buscar palabras que logren abrazar tan fuerte lo que tanto se ha querido, para que no se nos escape ni se apodere de él, el olvido…
Expresar un sentimiento tan oculto y callado, que se profesa hacia alguien más y es tan complicado, dejarlo libre y expresarlo, por miedo a no ser correspondido o aceptado…
Entender lo que vive el otro, cuando nos es tan difícil caminar estando en sus zapatos…
Ponerse en el lugar de los demás cuando decimos y hacemos cosas sin pensar, que le pueden dañar y lastimar…

Eso que no se ve, pero que se siente, da testimonio de la fe que profesamos ante Aquel que tanto nos ha amado, nos ayuda a confiar sin buscar explicación, que no importa que tan larga y oscura sea la noche, el sol reaparecerá y encontraremos otra oportunidad en el día nuevo que se nos dio…

Eso que no se ve, pero que se siente, es lo que necesitamos aprender a descubrir y expresar así tal y como lo percibe nuestra mente y corazón… para reparar a tiempo algo quebrantado, sanar la herida que se ha causado, no juzgar ni ser juzgados; siendo de esta manera mucho más fácil comprender y ser comprendidos, encontrarle a tantas cosas su verdadero sentido…

Eso que no se ve, pero que se siente, es lo que deseo siempre lograr escribir de tal forma que quien lo lea, se sienta identificado y lo experimente…

No hay comentarios.: