lunes, 6 de septiembre de 2010

FE...


A veces lo que vemos nos confunde... y lo que no alcanzamos a observar nos da miedo...
Y hay momentos en los que aquello que oímos nos previene, y el silencio nos angustia...
Puede suceder que en todo eso, lo que decimos se contradice y lo que callamos expresa evasión ante lo que debemos arriesgarnos y comprometernos...
También, lo que abrazamos puede ser efímero y aquello que soñamos y anhelamos tocar lo vemos demasiado lejos...
Es ahí donde la FE es lo único que tenemos y le da sentido a lo que parece sin sentido...
Se necesita demasiada experiencia de Dios y fortaleza de corazón,
para que en los momentos en que sentimos que las cosas se nos salen de las manos,
nos abandonamos en su Amor y podamos decirle en nuestra oración:
Tu que sabes lo siento, tu que escuchas eso que callo y eso que digo...
tu que ves y conoces lo que vivo, aún lo que muestro y oculto...
Tu que prefieres concederme más lo que me conviene, que aquello que necesito...
Tu que estas por sobre todas las cosas y personas de este mundo,
Te digo: Amigazo basta una Palabra, una mirada, un gesto, un pensamiento, un soplo tuyo,
y será y se hará como lo has querido...
Ayúdame por encima de todo a entender y ser dócil a tu voluntad
y experimentar en Todo lo que vivo, que Nadie me ama más que tu, porque en tu Amor Creo y Confío...
No tengo que mirar al cielo,

TU ESTAS EN TODO LO QUE ME RODEA, SOSTIENES MI SILLA,

LE DAS SENTIDO A MI VIDA...

No hay comentarios.: