domingo, 25 de julio de 2010

MI MEJOR MAESTRA…

Desde que nací ha estado siempre conmigo y muy cerca de mis seres queridos, creo que no solo para mí, sino también para los míos, es la mejor maestra que hemos tenido y gracias a ella he podido enseñar a muchos lo que desde mi vivir he aprendido…

Me enseñó a levantar la mirada y descubrir la grandeza de todo lo creado, sin sentirlo lejos de mi, ni imposible de alcanzarlo… me ha dicho siempre que debo esforzarme un poquito más que los demás y no rendirme en los intentos hasta lograrlo…

Me enseñó que las miradas, los gestos, acciones y palabras que salen de cada persona, pueden hacer sentir bien o por el contrario causar mucho daño, por eso lucho por ponerme en el lugar de los otros, cada vez que quiero decir, hacer u omitir algo…

Me ha permitido valorar y respetar toda clase de diferencias, sin rechazarlas ni señalarlas y mucho menos reirme de ellas, me ha permitido a ver la grandeza de las cosas más pequeñas, me ha dicho siempre que hay que ver y tratar a los otros, como quiero que lo hagan conmigo, y si alguien que no sabe esto, me hace daño, yo nunca debo hacer con otros lo mismo…

Me ha enseñado a no dejar morir ni escapar mi espíritu de niña, para que pueda siempre soñar y sienta que es posible alcanzar todo simplemente subiéndome a una silla; me enseña a no confundir grandeza con superioridad ni altura con estatura, para no sentirme menos ni más, y simplemente entender lo que realmente es esencial…

Me ha enseñado a descubrir y contemplar la belleza que a simple vista no se ve, me ha dicho siempre que no se debe vivir de apariencias ni del qué dirán, que de ello no depende nuestro valor como personas y mucho menos nuestra autoestima y felicidad…

Y Como suele pasarle a los discípulos con sus Maestros, a veces nos cuesta demasiado entender o aprender lo que quieren enseñarnos, y hasta nos preguntamos de qué va a servirnos todo eso?... también nos puede doler las verdades que nos quieren hacer ver y les contradecimos cuando preferimos acomodarnos en el facilismo… yo también con ella, mi maestra, lo he vivido…

Algo sí estoy segura, esta amiga y Maestra va a estar siempre conmigo… y cada día me irá mostrando muchas más cosas y nuevos caminos, porque quiere que aprenda a ver el mundo con los ojos de Aquel que lo creó, y que ante todo aprenda a ser feliz tal y como soy, a vivir en paz y en armonía, a no pretender ser otra persona, ni sentirme inconforme, sino siempre agradecida con lo que el Amigazo Dios me regala cada día…


Ahora te diré el nombre de esta Maestra que me cambió la vida y la de mi familia, ella, que me hizo entender que la discapacidad no es un castigo, sino una condición; ella que no pierde oportunidad para enseñarle algo a quien me conoce para que pueda entender lo que a través de mi fortaleza y debilidad, grandeza y pequeñez, le dice, aunque al principio la rechacen o la señalen, pero luego aceptan y asumen lo que le ofrece, comprendiendo y valorando lo que realmente significa la Misión que silenciosamente ella, mi maestra, en muchas personas aún con solo verme, realiza…
Es la ACONDROPLASIA mi Maestra de la Vida… más que una característica física y una condición, es quien me ha enseñado también que lo que realmente hace especial a una persona, es aquello que le hace único ante los ojos del mundo y de Dios, no se encuentra en la apariencia ni en lo externo, ni mucho menos en lo que a simple vista se puede ver, solo con los ojos del alma es posible descubrir y contemplar…
Hoy cuando siento que es mucho lo que he aprendido y entiendo; hoy, sabiendo que me falta mucho más por crecer y aprender en lo que aún no he vivido… ya no le pregunto a Dios por qué yo, sino que le doy muchísimas gracias por tener esta Maestra conmigo, sin ella creo que simplemente no sería lo mismo, porque para aprender todas estas cosas, tan solo hay que vivirlas y es ella quien más me ha enseñado en que si existen los milagros, es posible lo imposible, creíble lo increíble y aun con 1,25 de estatura puedo tocar el cielo con mis manos. Hoy de algo estoy segura, quiero ser como mi Maestra y enseñarle al mundo todo esto que ella cada día me enseña...

No hay comentarios.: