domingo, 25 de julio de 2010

ESPERAR, LLEGAR, PASAR... Y SIEMPRE DE NUEVO ESPERAR...

Espera la madre nueve meses para poder abrazar a su hijo, hasta que llega el día anhelado, se tiene en sus brazos al ser más amado… pasa el tiempo y en ese bebe que ya no es más un niño, sigue soñando y esperando…

Espera el corazón, encontrar el amor, experimenta emociones, vive relaciones, hasta que llega la que soñó y tanto esperó, sólo si hace que cada día sea diferente, ese sentimiento, será para siempre no va a pasar ni a cambiar con ninguna estación…

Esperan aquellos con alma de niño su cumpleaños, la navidad o el acontecimiento más anhelado, se cuentan los días, se marcan en el calendario, y cuando llegan y pasan, inician el conteo del tiempo que hace falta para que ocurra de nuevo y se pueda vivir y disfrutar ese momento hacia sea dentro de un año.

Espera quien estudia y trabaja, las vacaciones, se hacen planes para disfrutarlas, se sueña con ellas, hasta que llegan y qué rápido se nos escapan, pasan, muchas veces tan veloz que no dejan huellas, solo las ganas de que se repitan y en ellas se detenga el reloj...

Esperan dos personas que se aman, a que llegue la hora de encontrarse y compartir el instante, qué rápido vuela el tiempo, cuando más queremos que se haga eterno; se esperan los planes que se construyen juntos, los sueños que se luchan por realizar… si se es constante y se sabe trabajar en ello y esperar, llegará el día en que se hagan realidad. Y luego sentiremos que todo pasa en esta vida, pero aún así no debemos dejar nunca de esperar…

La espera genera muchos sentimientos, de acuerdo a lo que se espera vivir o asumir, algún desafío o proyecto, o tal vez el más grande y difícil de los retos, tener que tomar una decisión, ver vencido el plazo esperado para dar un paso que sea vital en una determinación… en este caso, se pueden suscitar miedos, incertidumbre y angustia, hasta que llega el momento de optar y cuando lo hacemos, vemos como se pasa el de nuevo el tiempo y solo queda registrado en nuestra historia, este decisivo momento.
Espera la semilla su muerte, espera ser triturado el grano de trigo, espera la oruga encerrarse, para así llegue el día en que la semilla de fruto, el trigo se convierta en pan y la oruga se vista de seda para ser mariposa, extender sus alas y volar… tarde que temprano les llegó su día de la nueva vida, solo tuvieron que ser pacientes, confiar en el amor de Dios y esperar…
Espera el arcoíris que la lluvia lo coloree y le de permiso de brillar; espera la luna que el sol se esconda para ella salir de casa y la noche alumbrar… y así llega el tiempo en que el arcoíris se viste de gala, la luna se asoma y esparce miles de estrellas para que le acompañen, pero todo esto pasa, no se eterniza la noche, son tan solo instantes…

Espera el viajero a que salga su avión y lo lleve hasta donde quiere llegar… todo pasará tan rápido que cuando menos lo espere, deberá de nuevo regresar… espera la madre al hijo que está lejos y salta de emoción su corazón cuando lo ve llegar… espera la silla que alguien la vea y en ella se quiera sentar…espera quien pierde recuperar lo perdido, le pide a Dios que le llegue otra nueva oportunidad, espera quien reza un milagro, espera el Cristiano el tercer día poder resucitar, espera la vela que se encienda, hasta que le toque apagarse y deba de nuevo esperar…

Espera quien llora, un abrazo… espera el corazón herido, que le pidan perdón para poderse recuperar… espera el niño llegar a ser adulto, espera el polluelo aprender a volar… esperan muchos hijos a que sus padres lleguen, espera el mendigo un pedazo de pan, espera el abuelo que el tiempo se detenga para no envejecer más; espera la hoja ser escrita y cuando llegan las letras que la quieren habitar, se deja llenar de todas ellas, hasta que toca pasarla y volver a esperar....en esperar, todo llega, la vida se nos pasa, sin darnos cuenta vamos dejando etapas y en cada una de ellas, debemos siempre esperar y confiar que cosas muy buenas nos vendrán… Si nos detenemos un instante veremos como vivir implica ese esperar, llegar, pasar y volver a esperar… solo quien espera no pierde nunca la esperanza y sabe que cada día que se nos regala, es una nueva oportunidad…

No hay comentarios.: