domingo, 11 de abril de 2010

AUNQUE TODO PAREZCA IGUAL…

Aunque cada día te digo lo mucho que te quiero y lo especial que eres para mí, aunque quizás suene repetido porque no hay palabras nuevas que logren expresar, las emociones y los sentimientos que en mí se renuevan y tal vez todo parezca igual, cada minuto se acrecienta, se hace más grande y más fuerte esta Amistad; Tu me haces crecer cada día, soy mejor persona porque tu eres presencia de Dios en mi vida y El hace nuevas todas las cosas…

Aunque me regales tu abrazo todos los días, aunque te pregunte siempre como estás, aunque mi bendición se repita en cada despedida, aunque lo sepas y aún así te recuerde una y otra vez que en mi oración estás, aunque todo parezca igual y sea tan difícil a veces ingeniármelas para que lo escuches y lo sientas de otra manera, yo se que en mi corazón cada latido es una nueva oportunidad de sentir que vivo y de darle gracias a Dios por el regalo que en ti me da, es morir a lo que me pueda causar tristeza y soledad, porque contigo todo es alegría, todo es especial …
Aunque te repita mis historias en mi afán de compartirte lo que vivo, aunque diga 70 veces 7 gracias, te requiero, te re extraño y te re necesito… aunque te sepas de memoria mis frases y mis ritos, no pretendo saturarte, bien sabes que esto no te ata, te hace libre, porque así es que todo tiene más sentido y aunque todo parezca igual, cada vez que te lo escribo o te lo digo, surge en forma diferente y se hace mucho más profundo y fuerte en cada uno de mis latidos…

Aunque ya conoces plenamente toda mi fragilidad y sabes con certeza que de uno u otro modo siempre voy a caer o fallar, aunque en todos mis intentos de ser mejor persona cada día, me tropiezo con la misma piedra y me comprometo a intentarlo una y otra vez, pero la vuelvo a embarrar; aunque todo en mí parezca a veces que no avanza por tanta humanidad, Dios sabe que no me canso nunca de luchar y que en el fondo de mi ser cada día doy pasos cortos con pisadas firmes que me hacen llegar más lejos y crecer.
Aunque en mi afán de expresarte lo que eres para mí, parece que fuera adularte o que dependiera de ti, tu sabes que en el fondo de mi ser yo no me aferro, solo quiero que te sientas libre de ser parte de mi vida y de permitirme darte lo mejor de mí… Simplemente disfruto cada instante que Dios contigo me da, porque es un privilegio que no quiero desaprovechar…

Sé que es difícil encontrar palabras nuevas, pero ya las inventaré… Se que quizás todo se lee o se escucha igual, tal vez todo parezca repetido y me digas que ya sabes y sientes todo lo que aquí te digo, porque termino este escrito casi como lo empecé; pero yo te puedo asegurar que siempre que se escapa de mí, y en cada instante que compartimos, aún en los que no estoy contigo, todo se renueva, es distinto, porque se hace cada vez mucho más grande, profundo y fuerte… Aunque todo parezca igual, tú tienes la magia de hacer que se viva y se sienta único y especial…

No hay comentarios.: