viernes, 31 de julio de 2009

DESDE HACE ALGUN TIEMPO…

Desde hace algún tiempo, ya sabía que en algún lugar existía un alma en la cual podría plenamente confiar; siempre he creído que Dios por el inmenso amor que nos profesa, esparce por el mundo, seres humanos tan profundos, a la vista de todos y también ocultos, que lograr descubrirlos es un privilegio, hay que tener la capacidad de ver más allá y percibir tal grandeza y profundidad…

Desde hace algún tiempo, pude contemplar eso tan valioso que en ti sabes guardar, y desde ese instante al Amigazo le pedí, que no me negara la gracia de aprender y crecer de ti, porque personas como tu no pueden dejarse ir, ni permitir que se nos escapen de las manos, sin aprender a crecer y ser cada día mejor persona, por todo lo que se recibe de tan mágico ser humano…
Desde hace algún tiempo, siento mi equipaje mas liviano, por todo lo que con tu amistad he logrado liberar y sanar, porque ahora me es mucho más fácil expresar y reparar, aquello que alguna vez estuvo callado y quebrantado; desde algún tiempo cada reflexión que hago se ve inundada de mucha más fe, esperanza y paz; por cada instante compartido, por las sonrisas dibujadas, por las letras que han surgido en todo momento

Desde hace algún tiempo, entendí que sí existe la verdadera amistad, se puede hacer presente en forma de rosa o te abraza con alas de mariposa, que aun sin verse se puede oler y sin tocarse se logra el efecto de sus alas escuchar… por todo lo que en silencio transforma, porque sin darse cuenta el alma engrandece y adorna, y se fortalece el sentimiento de acción de gracias y fidelidad.

Desde hace algún tiempo, entendí lo que es para siempre y estar ahí aún sin estar, porque con todo lo compartido y vivido, se llenan hojas en blanco que no pasan nunca al olvido, hacen eco en el silencio y la distancia, llenan todo vacío, surge efecto toda su magia, logran inundar el corazón de paz y vencer toda soledad, porque basta una oración para que Dios una los corazones y puedan estar siempre unidos aún sin estar…

Desde hace algún tiempo, aprendí a abrazar sin pretender apretar ni ahogar, a llorar de alegría y paz, a levantar mi mirada al cielo para alabar más que pedir, y quererle entregarle a Dios como acción de gracias lo mejor de mí… Desde algún tiempo, me propongo disfrutar todo por el tiempo que se me da, mirar a mí alrededor y permitir que se refleje la riqueza de mi interior en lo que me ha de rodear y en mi diario vivir; desde algún tiempo cuido con todo de mí el tesoro de tu amistad, deseando siempre que te sientas feliz y en plena libertad. Desde hace algún tiempo, aunque mi humanidad te extraña mucho cuando no estás, mi divinidad siempre me logra hacer sentir que estás ahí, sosteniendo mi silla, dibujándome sonrisas y compartiendo a vida; por eso desde hace algún tiempo también le pido a Dios me ayude a estar cerca de ti más allá del tiempo y la distancia, haciendo posible y real el milagro de la amistad y toda su magia…

lunes, 27 de julio de 2009

FINGIENDO AMNESIA…

Y es mejor que todos crean que hay cosas que se nos han olvidado, porque muchas veces nuestros pensamientos suelen ser demasiado escurridizos y despistados, pero en ocasiones simplemente se nos hace muy necesario, andar por todo el mundo fingiendo amnesia para no estar recordando aquello que puede estar haciéndonos daño o limitándonos…

Y prefiero olvidar cada cosa que me pueda causar tristeza o dolor, que me impiden creer de nuevo y darme otra oportunidad en el amor, es necesario fingir que no me acuerdo nada del ayer que pesa y pensar mejor que ya hoy todo pasó; no se trata de evadir, sino simplemente de sanar, de sentirme libre de miedos, ataduras y resentimientos, darme una nueva oportunidad y volver a empezar… Y finjo amnesia cuando le hago a alguien algún favor, para que no sienta que debe darme gracias o recompensarme lo que de mi recibió, es mejor decirle de todo corazón que no ha pasado nada, que las cosas son como son, que ya todo lo he olvidado, que miremos hacia adelante siendo más amigos que antes y que sigamos el ejemplo que el Amigazo nos dejó.

Y es mejor fingir amnesia de lo rutinario que puede ser cada día, cuando perdemos la capacidad de asombro y sentimos demasiado repetida la vida, no se trata de olvidarnos de lo que tenemos y vivimos, sino simplemente no programarnos tanto y tratar de no acordarnos, de aquello que al pensarlo se nos vuelve tan común que no lo valoramos, cobra mayor sentido pensar de vez en cuando que por vez primera se nos ha regalado, para que se nos note la alegría de tan grande privilegio y aprender realmente a sentirnos agradecidos y disfrutarlo.

No se trata de fingir amnesia ante la responsabilidad, eso es muy deshonesto y habla muy mal de nuestra personalidad, hay que ser realmente razonables y justos ante aquello que si suele ser necesario a veces olvidar, porque nos pegamos de cositas demasiado pequeñas para justificar nuestros errores o hacerle daño a los demás…

Finge amnesia ante las heridas, ante todo aquello que te haga mal, no cargues en tu mochila recuerdos pesados que te impiden soñar y avanzar; finge amnesia ante las deudas de otros para que no vivas pensando en cobrar, dalo todo y no recuerdes a nadie lo que les has dado, déjalos fingir amnesia para que lo que hagan sea porque así les ha nacido hacerlo y no porque se lo has recordado.

Finge amnesia pero no te escudes en fingir para evadir tu realidad ni dejar de hacer lo que se te ha de encomendar, se trata simplemente en no recordar las heridas, ni aquello que a otro le haga mal, piensa que se trata solo fingir amnesia como un gesto de humildad, para que no pienses quien debe dar el primer paso, ni quien es el responsable de pedir perdón o perdonar, si finges amnesia ante las deudas que otros tienen contigo, el Amigazo también olvidará las deudas que con El debes pagar… Recuerda que con la misma vara que midas, con esa te medirán… Por eso de vez en cuando fingir amnesia no cae nada mal… No te digo que olvides, porque hay cosas que son muy difíciles de olvidar, pero si puedes fingir amnesia como acto de nobleza y fidelidad.

jueves, 23 de julio de 2009

A DIOS LO QUE ES DE DIOS...

A Dios lo que es de Dios y a cada cosa lo suyo… porque no podemos ir por el mundo moviéndonos al compás que nos toquen los demás ni ser como veleros sin rumbo, queriendo siempre y cómodamente justificar nuestro omitir y/o actuar, fingiendo demencia y amnesia o expresando así no más: las cosas pasan o dejan de pasar porque así lo dispuso Dios, es su voluntad. De fondo, sabemos muy bien que El no bajará para decir eso es falso o es la verdad, y ante aquello que muchas veces no tiene otra explicación racional, a Dios lo culpamos de todo lo que el hombre y la mujer dejan de hacer bien o hacen mal.

Y la justicia se quebranta, se deteriora el concepto de fidelidad, la moral se ve deformada, ya nadie cree en el amor y en la amistad; las cosas del mundo nos arrastran, ya hoy en día todo es normal; pesan más muchos intereses que nos hagan quedar siempre bien ante los demás, se vive solo de apariencias y para pasarla bien por encima de los demás, se fabrican a diario corazas y las máscaras se roban toda identidad…
Con el ojo por ojo y diente por diente, ya está más que tuerta la humanidad; solo ven por un solo ojo y ese solo divisa lo que por fuera se ha de mostrar; pesa más la ley del tener que la del entregar, nos conformamos simplemente haciendo bien lo que nos toca hacer y luego se cobra lo que se da de más; nos justificamos diciendo que hoy en día nadie valora los esfuerzos que se hacen que siempre hay una cuota extra que cobrar.

Y con el tiempo, y en el camino, se van quedando atrás y en el olvido, los valores sembrados, los momentos vividos, las amistades cultivadas, todo aquello que hacía parte de los principios; porque muchos por quedar bien, se vuelven débiles de espíritu, ganan un puesto y poder, a costa de complacer e inclinarse más por un partido o equipo.

De que nos sirve ganar el mundo entero, si se pierde el amor primero, de nada vale llegar o tener, si una verdadera amistad no poseemos, si nuestra familia no es lo primordial y los que nos aman de verdad los hemos dejado atrás; sabemos muy bien que aquellos que nos rodean por interés, están mientras les demos de comer, el día que nos bajemos de la silla o de ella nos caigamos, no habrá nadie para ayudarnos a levantar ni reparar aquello que se ha quebrantado…

A Dios lo que es de Dios y a cada cosa lo suyo, no justifiquemos aquello que no hicimos bien o que dejamos de realizar, porque nos distrajimos con el mundo, nos dejamos llevar por otras cosas, desviamos el rumbo, no nos resignemos a entibiar con aquello que nos dibujan tan bien que parece ser lo ideal, siempre hay que pensar muy bien antes de omitir o actuar, si aquello que hacemos o dejamos de hacer causa alguna herida o evita un bien realizar, no solo se peca actuando mal, sino también dejando de hacer algún bien que podíamos haber podido efectuar, porque está bajo nuestra potestad y capacidad; también por haber sido creados para amar, si somos hijos de Dios y poseemos el toque de su divinidad, debemos permitir que premie El sobre nuestra propia humanidad, es más valioso reconocer que caímos y fallamos, que nos quebrantamos y nos olvidamos; y no justificarnos y expresar que simplemente hicimos lo que podíamos y debíamos hacer, que el tiempo y las circunstancias no dan para más; para quien está con Dios es fácil entender, que con la fuerza del amor y de la fe, se pueden mover montañas, caminar sobre el agua y todo lo que queramos se alcanza a realizar…

A Dios lo que es de Dios y a cada cosa lo suyo… lo ideal es vernos en el espejo y a nuestro alrededor, no le echemos a otros la responsabilidad que se nos confía de actuar y transformar, de aprender realmente a amar y no permitir que nada nos justifique, ni nos logre desviar, de Aquel que es el CAMINO, la VIDA Y la VERDAD…

martes, 21 de julio de 2009

TAN…

Hay sentimientos TAN maravillosos y sublimes, que llegar a experimentarlos o alcanzarlos nos parece un sueño casi que imposible, que se mira y se toca en el poema que se declama o la canción que se entona, y de lograr realizarlos nos hace sentir muchas veces que dormimos y soñamos cuando realmente estamos despiertos y tenemos eso que tanto anhelamos…
Y es TAN hermoso contemplar ese sentimiento que habita en nosotros muy dentro, que nos permite descubrir y entender lo que es realmente maravilloso y bello, sentimos que no hay nada que pueda igualar a todo aquello que definirlo con palabras es casi que imposible hacerlo y ocultarlo mucho menos, pero se delata y refleja en nuestra mirada, como de la luz su más radiante destello que inunda e impacta…
Es TAN transparente que casi ni tocarlo nos atrevemos, no queremos que nada ni nadie lo empañe, lo cuidamos de cualquier cosa que quiera atacarle; así mismo puede parecer TAN frágil, pero se hace TAN fuerte y enorme en lo más sencillo y pequeño, inspira demasiado ser protegido si es necesario con la propia vida, porque quebrantarlo, perderlo o dañarlo, causaría al alma TAN grande y profunda herida…

Es TAN nuevo y único cada día lo que se vive con ese sentimiento, que todo instante es TAN importante que se inmortaliza en cada encuentro; es TAN libre que no impone ni exige, no programa ni compara, simplemente existe, es, hace, está, aparece y permanece ahí, abrazando sin apretar, alimentando sin hastiar, explorando sin usurpar, avanzando sin violentar, caminando dejando huellas que en el tiempo y la distancia nada las podrá borrar, se inmortalizarán.

Es TAN valioso y verdadero, que se vende todo lo demás, para comprar ese terreno donde se guarda el tesoro, o donde nació la rosa que representa a TAN sublime emoción y sensación; se instala TAN profundo que ocupa la habitación más grande que existe dentro, crece TAN ancho que cobija, acoge, protege, hace sentir bendecido a quien logra hacer realidad de esta forma UN SENTIMIENTO, sea de amor o de amistad, porque ante todo, permanecen vivos por siempre desde la Fidelidad y para la eternidad.


Es TAN SUBLIME Y TAN CIERTO que cuesta expresarlo y creerlo, solo quien tiene ese privilegio es TAN responsable de cuidarlo, compartirlo y confiarlo al Amigazo, que es quien tiene el poder de bendecirlo y protegerlo…

sábado, 18 de julio de 2009

LO PUEDES EVITAR…

Para los seres humanos, es mucho más cómodo asumir, que aquello que pasa o no pasa a nuestro alrededor, no es nuestra responsabilidad, sino fue otro quien lo ocasionó o no lo realizó… no nos damos cuenta que es demasiado lo que podemos salvar, sin tan solo y a tiempo nos atreviéramos a actuar, tomando la iniciativa en aquello que tanto daño podría evitar…

En el momento de una discusión, nos olvidamos de todo y se pierde el control, se dice lo que no se quiere decir, nos domina la rabia y perdemos la razón; podríamos impedir sentir y causar dolor, si tan solo optáramos por callar y no avanzar más buscando un derrotado y un vencedor… Se lanzan expresiones sin pensar, se le permite a los impulsos actuar, creemos que llevarnos al otro por delante es defender nuestra propia dignidad, cuando asumiendo la actitud del que evita la pelea y discusión, es realmente el que tiene más dominio de sí, cordura y autocontrol…

Muchas veces somos conscientes de lo que está mal, pero distraemos nuestra conciencia asumiendo que hoy día todo es normal; se buscan excusas que adormezcan la voz que nos quiere cuestionar, pero muy en el fondo sabemos que no hay justificación para todo aquello que cause en el otro, heridas y dolor, o deteriore conceptos de moral, transparencia y fidelidad.

Si callando puedes evitar ofender, es mejor el silencio que disparar, pisotear y creer que todo sigue igual y está bien… si haciendo ese esfuerzo de más, logras ayudar y mejorar, no importa que no sea tu responsabilidad, el bien es asunto de todos y tiene más valor aquello que se realiza sin nada a cambio esperar…

Realmente no somos conscientes de toda la tristeza y el dolor que podemos en otros evitar, si controlamos nuestros enojos, si nos sabemos dominar, si callamos palabras ofensivas, si no hacemos nada que a otros pueda dañar… si recogemos la basura que otros tiran y no dejamos que alguien se tropiece y se pueda accidentar; si somos prudentes en nuestras decisiones, si pensamos y reflexionamos muy bien antes de actuar…

No es necesario gritar fuerte para hacernos escuchar, ni golpear para que nos obedezcan o entiendan lo que queremos expresar; no ganamos nada si hablamos de los otros y pisoteamos su dignidad; no tiene sentido un puesto o una silla si tuvimos que hacer trampa, atacar por la espalda o meter zancadilla para poderla ocupar… los logros así no significan nada ni poseen valor, menos si se obtienen dañando a otros o causando dolor.

En nosotros está el poder para evitar una herida, una discusión, un dolor y hasta una frustración… de esto seremos consciente y nos daremos cuenta, si miramos más allá de nuestras ventanas y puertas, si salimos de nosotros mismos y pensamos en los demás, si buscamos ayudarle a otros a colmar su necesidad.

No alimentemos orgullos, odios, egoísmos y vanidad, si nos deshacemos de esos sentimientos mucho dolor podríamos evitar… trata de pensar siempre en tratar al otro como quieres que te traten los demás y no hagas a los que te rodean, aquello que no deseas te hagan jamás…

Con esta simple y tan profunda regla que la vida nos da, muchas tristezas, destrucción, divorcios, separaciones y guerras podríamos en el mundo evitar… pero cuesta demasiado vencer aquello que muchas veces nos ha de dominar, es urgentemente justo y necesario aprender lo que significa realmente el verbo AMAR…

jueves, 9 de julio de 2009

AUNQUE...

Aunque solo veas y tropieces en tu caminar con las espinas y sientas que no existen las rosas porque no las puedes contemplar, no dejes de creer ni de soñar, busca siempre más allá de todas las cosas y te darás cuenta del inmenso jardín que sin saber has cultivado y te adorna…

Aunque solo escuches a tu alrededor, voces que intentan amarrarte, empequeñecerte y hacerte creer que nada de lo que eres y haces tiene valor; hazte sordo a todo aquello que no te ayude a crecer, finge demencia, aprende a escuchar la voz de tu corazón y percibe todo aquello que te expresa el inmenso amor que Dios te ha de tener desde que te imaginó y te creó…

Aunque por tu ventana solo logres la lluvia y un día nublado divisar; aprende a mirar un poco más allá y un arcoíris color esperanza verás, después de cada tormenta el sol saldrá para ti, su magia en un rayito de luz podrás sentir y te regalará aquello que te ayudará a mirar hacia el cielo, dar gracias y sonreír...
Aunque esa persona que amaste tanto te falle y te haga llorar; usa todo ese amor que le tuviste para perdonar, así te sentirás libre de volver a confiar y darte otra oportunidad de volver amar…
Aunque en tu afán de hacer las cosas bien, te equivoques y todo te salga mal; no te rindas, vuélvelo a intentar, por muy lejanas y altas que parezcan las metas, siempre podrás fabricar esa silla a la que te subirás y alcanzarás cualquier cosa aunque parezca imposible de lograr…

Aunque construyas muchos sueños y los acontecimientos te hagan despertar y enfrentar la realidad; no creas que para estar soñando hay que estar durmiendo, aún con los ojos muy bien abiertos, se puede soñar y sentir que lo que sueñas es la mera verdad.

Aunque eleves siempre una oración haciendo una petición al Amigazo Dios y no encuentres respuestas para las necesidades de tu corazón; no te canses de hablar con Aquel que solo te ha sabido amar, El siempre nos sabe responder, aunque muchas veces nosotros no logremos entender, que aquello que nos ofrece a cambio de nuestra suplica, no es precisamente lo que creemos necesitar, pero si es para nosotros lo mejor, aunque implica quizás llorar, pero sin saberlo es lo que nos va a salvar…

Aunque intentes sonreír y te toque llorar; aunque en ese aprender a caminar, tengas que mil veces caer y tropezar; aunque buscando encontrar te sientas perdido; aunque queriendo ganar te veas rendido; aunque nada es como lo pintan y parece; aunque sea muy difícil mantener la calma con las luchas que experimentas en el alma; aunque entregues todo y no recibas nada; aunque queriendo decir mil cosas no te salen las palabras… no te rindas, ni pierdas la fe ni la esperanza, mientras tengas un instante más de vida puedes seguir intentándolo una y otra vez hasta que por fin sonrías, camines, encuentres, ganes, contemples, te sanes, recibas, expreses, y experimentes que el Amigazo siempre ha estado ahí contigo, escucha tu oración, actúa en su tiempo, te abraza y te expresa de mil formas su inmenso amor porque eres su más perfecta creación…

martes, 7 de julio de 2009

ANDO, ANDO, ANDO…

Ando, CAMINANDO, con pasos cortos pero pisadas firmes que desean dejar huellas por donde voy PASANDO… VOLANDO bien alto, sin olvidarme del Suelo que estoy PISANDO y sentir que estoy LLEGANDO a las metas que mientras vivo me estoy TRAZANDO y ALCANZANDO los sueños que voy FABRICANDO ...

Ando, REFLEXIONANDO, en cada cosa, acontecimiento y persona que en todo momento me esta HABLANDO del amor del Amigazo y lo que en mi está OBRANDO… Ando, PENSANDO, cómo hacer realidad el sueño que Dios tuvo en mí, cuando me dio la oportunidad de Vivir y así cada día ir TRANSFORMANDO el mundo tan maravilloso que nos ha regalado…
Ando, AMANDO, a los que encuentro en mi camino, EXTRAÑANDO a los que ya no están conmigo, ENTREGANDO lo mejor de mí misma a todo aquel que lo esté NECESITANDO, para que sienta que Dios no nos abandona y siempre de uno u otro modo se hace presente porque nos está en cada instante ACOMPAÑANDO.

Ando, EXPLORANDO un corazón, CONFIANDO en la Amistad, VALORANDO lo que se me da, CREANDO lazos que nada ni nadie pueda quebrantar, INMORTALIZANDO un sentimiento real, ESCALANDO mi silla, EQUILIBRANDO mi sentir y Razonar, CUIDANDO todo lo bello que se me permite vivir y en el compartir se me DA...

Ando, PERDONANDO a los que heridas me están CAUSANDO, REPARANDO, lo que se ha ido QUEBRANTANDO, RENOVANDO lo que con el tiempo, la distancia y la rutina se puede ir DETERIORANDO...

Ando, ESCRIBIENDO, cada cosa que pienso, reflexiono y siento, para dejarle al mundo mi hacer, la esencia de mi ser, mi vivir, en cada hoja que voy LLENANDO con cada letra que estoy PLASMANDO y sentir que con ellas el mundo de ilusiones y esperanzas estoy INUNDANDO...

Ando, INTERIORIZANDO para poder entender, todo aquello que suele ser difícil de comprender, porque causa dolor, inspira temor y deteriora la fe, pero que cuando las estamos ENFRENTANDO y sentimos como sin perder la esperanza las vamos SUPERANDO, experimentamos la fortaleza y sabiduría que el Amigazo con su amor a cada segundo de nuestra vida nos está DONANDO Y RENOVANDO… Ando, CANTANDO aunque mi voz desafine, BAILANDO aunque mis pies se cansen, CELEBRANDO la vida, DISFRUTANDO cada día, ENTREGANDO, SOÑANDO aunque muchos me digan que abra los ojos y aterrice, CONFIANDO aunque a veces me fallen, CONTINUANDO aunque tropiece, caiga y los zapatos me tallen, SANANDO aunque duelan las heridas, LUCHANDO aunque pierda la partida, TOCANDO aunque se cierren las puertas, TRABAJANDO sin cansancio, ando, CULTIVANDO sentimientos, corazones que al florecer mi vida van ADORNANDO, AVANZANDO aunque el mundo en ocasiones me de vueltas, HABLANDO de todo lo que en mi Dios está OBRANDO y con mi vivir ENSEÑANDO para que nadie se rinda y lo siga INTENTANDO, porque el tiempo nunca se detiene, siempre está MARCHANDO, a un mismo compás, aunque a veces se nos haga lento y en otros sintamos que de las manos sin darnos cuenta se nos está ESCAPANDO…
Ando, ORANDO Y HABLANDO en todo momento con el Amigazo, COLOCANDO en sus manos, la vida y las intenciones de todos los que estoy AMANDO, CREYENDO, CONFIANDO, en que me está ESCUCHANDO… yo ANDO, ANDO, ANDO …

viernes, 3 de julio de 2009

YO PAGO POR TI...

En ese ejemplo que nos dio JESUS, de lo que es la verdadera amistad, a tal punto que estas Palabras más que simplemente pronunciarlas las hizo realidad: “No hay Mejor Amigo que Aquel que la vida por Amor es capaz de entregar” y fue precisamente en una cruz en donde nuestras deudas quiso saldar y su promesa de la mejor manera supo consumar… Ante todo ello y en acción de gracias, hacia lo que desde hace un tiempo me haces experimentar, al ennoblecer y adornar mi vida con la flor de tu Amistad, yo quiero ofrecerte lo mejor de mí con más que solo letras y palabras que a diario te quiero regalar; mi deseo es ante todo aprender a entregar todo aquello que sea para ti, motivo de alegría y paz…

Encontré en la oración, la mejor manera de alimentar y nutrir nuestra flor, ofreciendo cada día como intención, todo aquello que guardas y anhelas en tu corazón… así mismo aprendí a encontrarle sentido a lo que requiere de mi un poco de esfuerzo y sacrificio, si hago de todo aquello pan y vino, que ofrezco en el altar día a día para tu beneficio… Y así aquellos pasitos que deba dar de más, se hacen cortos y firmes, si lo transformo en moneditas mágicas que logren abonar a la cuenta abierta que en el cielo existe para que experimentes toda la paz y felicidad… con ello el caminar se hace liviano, si siento que voy de tu mano, y hasta se me escapa una que otra sonrisa, si te envío como regalo un rayito de sol envuelto en la brisa…

Si algo me enoja o me duele, en paz lo enfrento y en una moneda de oración lo convierto, así mismo sé que más pronto a mi meta llego, si en cada paso un padre nuestro por ti rezo… hasta se me olvida cualquier molestia o dolor, si digo que lo ofrezco a Dios por amor; así es muy lindo firmar esas las letras por ti y tus cuentas saldar, para pedirle al Padre que me cobre a mi, aquello que te toque pagar, porque no quiero que nada nunca te pase, yo quiero verte siempre sonreír; no deseo que te enfermes ni que nada te haga sufrir .

Todas estas cositas si en silencio las logro realizar, alcanzan en el cielo el doble de los intereses liquidar y así hasta bendiciones puedas recibir de más; por eso muchas veces es mejor callar y ni cuenta te darás, lo que alguien que te ama como Dios nos ha sabido amar, hace por ti en la distancia como una ofrenda permanente de fidelidad en la amistad; para que sonrías siempre y sigas haciendo realidad aquello que el Creador quiso realizar cuando te soñó y te supo crear… Con todo esto solo te quiero decir, gracias por existir, ser, hacer, permanecer y estar… haz hecho realidad en mí, el sueño de la verdadera amistad, me haces mejor persona cada día en mi afán de cuidar y conservar esta flor en mi jardín por toda la eternidad…

Te regalo mi bendición, para que sea el Amigazo el que siempre nos sepa unir, cuando el tiempo y la distancia nos quieran separar: MISPA...

jueves, 2 de julio de 2009

CUATRO PAREDES

Tal Vez nunca nos lo hemos preguntado, pero sería interesante reflexionar, qué tanto pueden contarnos cuatro paredes de todo lo que han visto y escuchado a lo largo de sus años: Nos narrarían historias de amor y desamor, hablarían de ilusiones y de muchos desengaños; nos contarían de tantas lágrimas que han enjugado y de todas las almas que en su soledad han protegido y cobijado…

Hay quienes dentro de ellas se habrán podido sentir alguna vez atrapados, cuando quieren salir y ver lo que hay fuera, pero se hallan por alguna razón imposibilitados. Otros quizás podrían expresar todo lo contrario, al encontrar en cuatro paredes el refugio añorado, que los resguarda de cualquiera que pudiera hacerles mal o causarles daño…

En la vida con el correr del tiempo, siempre estamos andando, nos olvidamos de las paredes que dejamos atrás y de las que vamos encontrando, aquellas que nos vieron crecer, las que fueron testigos de nuestra niñez o las que nos acompañaron al enamorarnos. Algunos guardan en su recuerdo, las 4 paredes que alguna vez le cobijaron, las que compartieron con seres amados, las que ofrecieron calor de hogar o aquellas cuatro paredes de un salón de escuela que tantos conocimientos y experiencias resguardaron…



Existen los que extrañan esas cuatro paredes en las cuales decidieron crear la familia que ahora añoran porque se ha desmoronado… puede que aun permanezcan en pie esos muros de piedra que en sí mismo han sido más fuertes que el sentimiento y aún han de contener, los sueños que alguna vez vieron nacer y que sin saber por qué ni por dónde, ya no existen porque se han escapado…

Suena contradictorio pero hay quienes al refugiarse en sus cuatro paredes, experimentan la libertad de ser lo que son y expresar lo que sienten, encuentran lo que siempre han buscado; lloran sin temor a que los señalen de débiles, golpean con todas sus fuerzas en la dureza de sus muros, para descargar la rabia comprimida que en su interior sienten, ellas no se quejan, tal vez tiemblan, pero ahí permanecen fieles, consolando sin tocar, ofreciendo sin hablar, ese silencio ensordecedor que a veces es tan necesario u otras veces es tan penetrante que al alma le duele…

Parecen libros sin hojas que hacen inmortal nombres que se graban en ellas para siempre; se saben tantas historias que si pudieran hablar, no las callarían jamás pero ellas son mucho más leales y prudentes que la misma gente, prefieren callar y nada revelar, para que los seres humanos sigamos confiando y refugiándonos en nuestras cuatro paredes…

Son amigas o enemigas, Doctoras, Maestras, Guardianes o Carceleras, refugio o celestinas, templo o mercado, abrazo que acoge o que asfixia, recinto de luz u oscuridad, cálidas o frías; pueden ser cualquier cosa, solo quien se sumerge en ellas les da el nombre la apariencia y el valor que las caracteriza; pero muchos las ignoran sin saber lo que realmente guardan o gritan, desconociendo el poder y la magia que en su contextura desgastada, rayada, conservada o limpia, intentan disimular fingiendo demencia total para no perder ese encanto que las ha de especializar, ni delatar el misterio que aún derrumbándolas o volviéndolas a levantar nadie logrará jamás hacerlas expresar todo aquello de lo cual esas cuatro paredes, han sido cómplices o testigos desde el principio hasta el final…


Cada vez que estés entre cuatro paredes, ya sea habitándolas o de visita, porque te toca o porque quieres, trata de escuchar todo lo que susurran entre ojos y dientes, eso que intentan ocultar en cada color, cuadro, mueble y adorno que contienen… no sientas que te quieren atrapar, busca esa ventana que te abren a tu propia libertad, date la oportunidad de sumergirte en tu interior, permitirte conocer y explorar todo lo que en tu alma guardas y sientes…

La magia de las cuatro paredes está, en que en ellas podemos forjar o hacer nuestros sueños realidad, cuando nos permitimos hablar cara a cara y en intimidad con Aquel Amigazo que por amor nos quiso crear; al sanar en reflexión y oración nuestras heridas, al enfrentar y superar lo que nos atemoriza, al leer y escribir más acerca del amor y la vida, cuando reponemos poderes y energías, para salir y enfrentar todo aquello que tal vez nos hace tropezar y nos debilita… El tiempo en las cuatro paredes transcurre igual, aunque se nos haga eterno cuando sentimos que no logramos ver más allá o cuando creemos que se nos escapa veloz al intentar dentro de ellas refugiarnos y descansar…

Todo esto y mucho más es lo que se esconde y se ha de inmortalizar en esas cuatro paredes que sin oídos saben escuchar, aún sin voz muchas veces nos han de hablar, y miran sin ojos lo que muchos ojos no han sabido observar… he ahí su gran misterio, su encanto, su tortura o dulzura y mucho más que cuesta demasiado descubrir y expresar. Pero que existe, es real…