miércoles, 24 de junio de 2009

ERASE UNA VEZ...

Erase una vez, un trozo de papel que quería ser escrito, sin ningún borrón ni tachón, soñaba que en cada uno de sus renglones habitarán letras que al leerlas y releerlas no causaran ningún dolor, para ello se propuso aprender de cada momento que asumió y se abandonó en las manos de Aquel capaz de escribir derecho en sus renglones torcidos, logrando hacer de cada una de sus hojas un libro que expresara en paz todo lo vivido. Hoy en día sabe que aún hay mucho por plasmar y escribir, porque el amor de Dios está en el principio de todo, pero no tiene Fin…

Erase una vez una gotita que se creía demasiado insignificante y pequeña, que no le encontraba sentido a su existir, hasta que se dio cuenta que con ella puede llegar a rebosarse una copa y sin ella el Mar una gota menos de su inmensidad podría llegarse a sentir; entendió la gotita, que si se convierte en amor y se da, puede llegar a salvar una vida y hasta calmar la sed de toda la humanidad… Descubrió entonces que en su pequeñez se esconde mucha grandeza, porque siempre existirá quien espere esa gota de aquello que necesita sea de fe o de fortaleza, de optimismo o humildad, de paciencia y conciencia, para experimentar la verdadera justicia y paz…


Erase una vez una canción que quería ser entonada, un color que en el dibujo y en la creación se quería inmortalizar, una letra que soñaba convertirse en palabra, un trozo de barro que se hacía dócil para sentir como las manos del alfarero lo deformaban y transformaban; erase una vez una oración que anhelaba ser rezada para poder elevarse hasta el cielo y en el corazón de Dios descansar … Erase una vez una vida que se refugió en un vientre que le permitiría hacer realidad su sueño de abrir los ojos y despertar; erase una vez una sonrisa que no quería borrarse jamás de aquel rostro y que aunque emanarán lágrimas, no se opacara su magia, brillo e identidad…

Erase una vez un corazón enamorado que entregó todo lo que tenía y a cambio recibió desilusión, quedó con su alma herida y vacía, creyó entonces que no valía la pena experimentar un sentimiento que lo llenara de soledad, le causara dolor y frustración; lloró por la ruptura y la ausencia, por los pedazos que de todo lo construido quedó… creyó que su historia solo sería de fracasos y pérdidas, de malas experiencias en cuestiones del amor… y aunque pasó mucho tiempo latiendo con temor, cuando menos lo esperaba, renació en el la esperanza y de nuevo se enamoró; se sintió complacido al ver hecho realidad aquel feliz final que colorín colorado en cada cuento narró…

Erase una vez una estrella fugaz, que aunque hizo de su paso tan solo un instante de su luz brillante, supo hacer vibrar el cielo y resplandecer triunfante; bastó solo que alguien la viera, para pedir un deseo y sentirlo realizado, así mismo entendieron que cada segundo de vida concedido, va impregnado de muchas de las bendiciones y gracias que de Dios hemos recibido, son tan únicos que no se repiten, por eso no podemos estar tan distraídos y dejar pasar por desapercibido el inmenso amor que el Amigazo con cada latido de nuestro existir nos ha bendecido…
Erase una vez, una persona que se creía pequeña de estatura porque no superaba los patrones de normalidad en altura, se sentía en un mundo donde todo lo habían ubicado tan en alto e imposible de alcanzar, hasta que se subió a la silla, estiró sus manos y el mismo cielo puedo tocar y experimentar...

Erase una vez una semilla que aunque le tenía miedo a la oscuridad, se sumergió en la profundidad de la tierra, aprendiendo a morir a sí misma y enfrentó la soledad…fue así como donándose, experimentó el milagro de emanar vida y florecer bien alto, ahí donde Dios la quiso plantar…

Erase una vez una vida que abandonó su cuerpo material, para encontrarse cara a cara con el Creador, transformarse en ángel, estrella, mariposa y flor, y así vivir para siempre en otra dimensión, donde no existe la soledad ni el dolor, y hay una silla para descansar y contemplar el universo al lado del mismo Dios…

Erase una vez una pregunta que buscaba ser respondida, una plegaria que anhelaba ser atendida, un alma que soñaba en otra alma reposar, un corazón que se quería reparar para no sentir dolor en cada latido, un sentimiento que nacía para ser vivido, un abrazo que tenía la ilusión de brindar calor, seguridad y ser correspondido…

Erase una vez un niño que soñaba con crecer sin perder la magia y transparencia con la que había nacido; un camino que a pesar de los obstáculos pedía ser recorrido, una meta que anhelaba ser alcanzada, un arcoíris que para alegrar los días nublados se vestía con su mejor gala… Erase una vez un nuevo día que se regala para empezar de nuevo y aprovechar la oportunidad que por amor se nos he dada… erase una vez una historia que quiere ser narrada, una herida que pide con amor ser sanada, un vacio que le pide a Dios un sentimiento que le invada…

Erase una vez un Dios que se hizo Hombre para salvar a la Humanidad quebrantada, expresó la Grandeza y plenitud de su Amor, en una entrega y donación que nunca ha sido superada… se hizo Pan y Vino para calmar toda hambre y llenar cada vació, se convirtió en agua Viva para que saciar la sed que el corazón humano siempre ha sentido; se transformó en camino, verdad y vida, para ser seguido y encontrar la verdadera paz en cada instante de su mano vivido… Es Padre, hermano, Amigo y nos entregó a su propia Madre para no sentirnos nunca desprotegidos…

Erase una vez una historia, que es mi verdad y que hoy en letras comparto contigo, para conocer y entender cada día Tu Verdad y sentir que en la Amistad, vivimos en PAZ la VERDAD que se nos revela en lo visible y en lo que está escondido…

Y no existe un Colorín colorado… porque aún hay muchas páginas por escribir, muchos cuentos tan reales y mágicos que no hemos escrito, contado ni leído…

Erase una vez…

jueves, 18 de junio de 2009

ES NECESARIO ROMPER...


Por lo general hablar de romper, implica para muchos renunciar, perder… Pero en el lenguaje de liberación, romper significa desacomodarse, asumir cambios que lleven a la transformación… Es necesario romper la cadena de odios y resentimientos que suele pasar de corazón a corazón, cuando se acomoda en el tiempo y no se le da permiso de entrar y actuar al perdón… Hay que romper con la crianza que se da desde el sometimiento, el reprimirse sentimientos y actuar con presión y obligación; urge activar las emociones, concientizar al otro desde el autoconocimiento, la vivencia de los valores y motivar con amor y comprensión; así se estarán formando personas que mantienen un equilibrio sano entre en el corazón y la razón…


Es de valientes romper estructuras que solo son apariencias que muestran conveniencias pero que en realidad no inspiran seguridad ni convicción; no hay que desanimarse ante la ruptura, el Amigazo aún entre escombros actúa, es ahí donde más se inspira y recrea, haciendo uso de su perfección, rompiendo todo aquello que impide una auténtica liberación. Hay que atreverse a romper todo aquello que nos impide avanzar y crecer; la rutina y la monotonía que suele ensombrecer cada día, el miedo y la decepción que le roban la esperanza e ilusión al corazón; los recuerdos de un pasado que estancan e impiden dar nuevos pasos; los apegos y la moda, las normas que se inventa la sociedad para amarrarte en su consumismo y superficialidad.

Urge romper aquello que amarra a lo que ya no existe o no es, el amor que ha marchitado, las culpas que te han atormentado, los rótulos que otros te han colocado, las máscaras que creas para ser aceptado, los lentes de pesimismo que usas y hacen que todo te asusta; los conceptos de ti mismo que se roban tu autoestima y optimismo. Es más que necesario romper el silencio cuando quiere hacerse eterno y causar distanciamiento entre dos; es de nobles el que alguno se decida a romper y terminar con una discusión, que entre gritos y ofensas no soluciona nada, solo dolor y destrucción…
Hay rompimientos que liberan porque romper siempre conlleva a una reparación, en ese proceso se hace siempre presente la mano poderosa de Dios y su amor Redentor… El águila, se rompe y arranca con el pico su plumaje para que le nazca uno mejor, y aunque todo ello signifique experimentar dolor, ya ha entendido que el dolor cuando es asumido desde por y para el amor, no deforma, sino que transforma el corazón que se quebrantó…
Es interminable la lista de rompimientos que son urgentes y necesarios para la humanidad: romper la corrupción de lo gobiernos y sus sometimientos al pueblo, con la fabricación de bombas que no tienen ningún fundamento; romper con tanta cadena de ambiciones, poderíos, injusticias y acciones que solo llevan a la destrucción… Urge romper con las mentiras que crean y encadenan muchas más; quebrantar el orgullo y la soberbia que solo quieren herir y dañar; romper malos pensamientos que a ningún lado bueno nos han de llevar, romper con tantos sentimientos que solo se dedican a ofender, herir y dañar…

Pero el rompimiento es un proceso mucho más difícil que el atar, porque acomodarse no requiere esfuerzo, ni desprendimientos, simplemente sobrevivir cada día con lo que le trae como todos los demás… Romper implica dolor, llorar, sangrar, quebrantar… y luego cuando se colocan los pedazos en las manos de Cristo Redentor; surge el hermoso milagro que solo provoca el amor, el de la sanación, reparación y liberación…

Tal vez hay quienes piensan que es imposible que se logren dar esos rompimientos porque están amarrados a tradiciones, otras fuerzas, costumbres y atados en el tiempo; pero nada es imposible para quien no permite que le rompan y debiliten su FE en Aquel que al entregar su Vida por amor, supo romper con todo aquello que quiso atarnos, alejarnos de El y hacernos desfallecer…

¿Y tu qué sientes necesario romper?

lunes, 15 de junio de 2009

SE GANA O SE PIERDE

Tantos vamos por la vida queriendo simplemente GANAR, sin saber lo que eso realmente significa, porque yendo por el camino sintiendo solo afán de obtener, sin darnos cuenta son muchas más las cosas valiosas que teniéndolas perdimos o que no fuimos capaces de reconocer… Con todo esto, el pensar al final si se gana o se pierde, es una enorme paradoja que casi nadie sabe ni entiende…

Al jugar un partido, si se trabaja en equipo, no importa cual sea el Marcador, uno puede sentirse ganador; cuando descubre las cualidades y talentos del compañero, cuando es capaz de olvidarse de sí mismo y aportarles todo lo que como grupo puede fortalecerlos; cuando se logra unir fuerzas y dejar de lado aquello que implique debilidad; cuando se piensa en aprender de la vida y no simplemente en afanarse por ganar. En este caso tal vez se perdió la jugada, pero se ganó la Amistad, se enriquecieron las almas con ese descubrir e intercambiar lo que en lo más profundo como tesoro han de guardar; se ganó sensibilidad, capacidad de aceptar al otro tal cual, sentir que no se camina solo, que todo se hace más fácil y hasta divertido si en equipo se ha de jugar; al final lo importante no es el partido, sino todo lo vivido y compartido, esto es lo que realmente hace experimentar que más que perder es mucho lo que se ha sabido ganar…
Se gana mucho en la amistad, cuando damos sin pedir ni medir nada, cuando luchamos por aprender a ver más allá, al no pretender juzgar lo que a simple vista vemos, ni querer apartar ni dañar a quién no estimamos ni conocemos… Hay tantos seres humanos que caminan a nuestro lado o que encontramos y tropezamos, inundadas de riquezas y cosas hermosas para contemplar y disfrutar de todo aquello que nos puede llegar a hacer personas más valiosas en la medida que recibimos de ellos o les sabemos entregar; pero somos tan ciegos ante las realidades de otros, que solo queremos que descubran y atiendan lo que hay o se convierte en necesidad en nosotros … Es la pérdida que más padecemos, dejar pasar de largo a tanta gente que por no darnos la oportunidad de conocer, no las valoramos o simplemente aún teniéndolas ahí cerca, no permitimos que se sienten en la silla vacía que tenemos nuestro lado.
Si se pierde una relación que tanto cuidamos y amamos, esa pérdida nos puede causar mucha frustración y dolor, ante lo que quizás vemos ya no tiene solución; por eso es mejor reflexionar y quedarnos con todo lo hermoso que en el compartir y convivir se ganó… Así mismo en ese partido que suele ser la vida, se puede ganar dinero, poder y hasta un lugar privilegiado que en muchos despierta celos y envidia; pero en ese afán de ganarlo y llenarnos, quizás no nos dimos cuenta que en realidad perdimos personas valiosas, sentimientos transparentes, la sencillez y humildad que alguna vez nos ha adornado y tanto más que nos ha bendecido… Se pierde un partido, una asignatura, un proyecto y quizás ante eso experimentamos fracaso y no sentimos vencidos, pero si lo vemos con otros ojos y sacamos lo aprendido y obtenido, veremos cómo realmente muchas experiencias ganamos y seguro aprendimos: a no cometer los mismos errores, a descubrir lo que en realidad tiene sentido, a no tropezar con la misma piedra, a sembrar para cultivar en el camino…

Muchas veces ganar es perder y perder es ganar, solo siendo sinceros y confrontando nuestro corazón sabremos si en realidad somos perdedores o ganadores, lo importante es no conformarnos con ninguno de las dos sensaciones, ni creernos de más por ganar, ni pensar que solo hemos de fracasar; hay que tener presente que aunque todo tiene su final, en la vida cada final es un nuevo comenzar, y que el Amigazo en su inmenso amor nos regala en cada día una nueva oportunidad, de reparar, recuperar, sanar, perdonar, valorar, retomar, transformar y si es necesario VOLVER A COMENZAR…

sábado, 13 de junio de 2009

UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD…

Si entendiéramos que cada nuevo día que tenemos de vida es una segunda oportunidad que se nos da, tal vez pensaríamos muy bien las cosas, valoraríamos lo que tenemos y expresaríamos todo lo que sentimos por aquellos que a nuestro lado están…

Muchas veces ni nos damos cuenta de lo que significa cada día poder despertar y además de eso, ser conscientes del techo que nos abriga, las personas que con nosotros caminan, las facultades que nos permiten vivir en autonomía y tantas otras cosas con las que contamos sin pensar que son un regalo de amor que el Amigazo Dios a diario nos da…

Tal vez nunca nos hemos visto a las puertas de perder lo más valioso que tenemos, empezando por la vida que como Don se nos ha sabido entregar, simplemente vamos por el mundo, muchas veces sin rumbo, pensando que solo nacimos para pasarla bien y disfrutar…

Por eso en ocasiones es necesario, que tropecemos y caigamos, que algo valioso perdamos, que seamos testigos de lo frágil que es nuestra vida y la de aquellos que amamos, porque muchas veces se nos hace rutinario lo que a diario enfrentamos desde que nos levantamos hasta que nos acostamos… Cada vez que llega la noche es urgente e importante revisar, con quién estamos enojados, a quiénes les debemos algo, que nos falta por hacer y debemos reparar, qué cosas hicimos bien y cuáles hicimos mal… muchos se han acostado y no han contado con esa segunda oportunidad, de abrir los ojos al nuevo día y si es necesario, volver a empezar…

Nada es para siempre, la vida nos puede cambiar de repente, no existe en el tiempo la plena seguridad de que dure eternamente la salud, el amor o la amistad, ni siquiera las cosas materiales que tenemos por muy fáciles o difíciles que las logremos, hoy estamos aquí, mañana tal vez sea en otro lugar, hoy quizás nos acostemos sin tener la certeza de que nos vayamos a despertar.

Nunca pensamos en el hecho que cada minutos que pasamos no se nos repetirá, la oportunidad que perdimos ya no la recuperaremos, más sin embargo Dios nos ama tanto que quizás mañana nos permitirá tener una nueva oportunidad…

lunes, 8 de junio de 2009

DOÑA PRUDENCIA...

Aunque muchos no la conocen, otros tantos sí saben que existe pero no la quieren buscar; también están aquellos que la acogen y la respetan; y no faltan los que ni siquiera en chiste la tienen en cuenta ni la aceptan... Tiene perfil de Maestra porque en cada cosa que dice o calla, hace o evita; pretende algo enseñar; es la mejor compañera y eficiente empleada, que en cualquier cargo que se le otorgue, lo pude de manera plena desempeñar.

Es una excelente referencia personal, familiar o laboral que en toda Hoja de Vida se debe anotar; es la primera invitada a quien siempre ubican en el primer lugar, aunque ella en un principio prudente y desapercibidamente intente pasar, sentándose en los sitios donde nadie se quiere sentar.

Es modelo aunque no camine por pasarelas ni sepa desfilar; nunca pasa de moda y con su visión futurista se ajusta a los tiempos, aunque se vista de manera conservadora y la sociedad la pretenda señalar, opacando con críticas destructivas su forma de ser y actuar, porque el mundo de ahora pretende sostener y promover aquella frágil teoría de hoy en día en la que se afirma que ya todo se vale y es permitido porque es normal.

Ahí donde ella permanece, las cosas tienden siempre a mantenerse y a mejorar, se evitan cualquier clase de conflictos, se fortalecen las relaciones, se hace mucho más fácil el construir que el derrumbar. Tiene demasiados enemigos que la quieren acabar, como el temido Don Chisme, la tan nombrada Miss Envidia, la Srta Ignorancia y Doña mal intencionada, quienes siempre están al asecho y les gusta hablar por hablar de lo que se ha dicho y hecho solo por detrás, cuando Doña Prudencia sale o no está. Pero ella nunca se rinde, sabe claramente quien es y cómo debe actuar, calla cuando es necesario hacerlo, no dice comentarios que puedan a otros herir o dañar, escucha con atención las opiniones de los demás, piensa muy bien antes de hablar y/o actuar; hace correctamente aquello que le confían, entrega de sí misma no solo lo que le piden sino un poco más...

Hay quienes la siguen y acompañan a cualquier sitio a donde va, son su mejor equipo y rosca, sus amigos inseparables de todo tiempo y lugar; entre ellos el Sr Respeto y la Srta Fidelidad, también permanecen siempre cerca, la Chica transparencia, Doña Coherencia y la Sra Fraternidad; todos ellos llevan de su mano y no sueltan en ningún lado a la Niña Paz. Unidos celebran la vida, el amor y la amistad; y cuando alguien le pregunta a Doña Prudencia, cuál es el secreto para ser tan solicitada y popular; ella sonriendo noblemente, responde sin hacer alarde de su sabiduría y veracidad: Tómate cada día en grandes dosis la receta que te voy a dar, para lograr más que fama y prestigio, una sana convivencia y experimentar en tu alma la verdadera paz.

• Cuida que lo que digas y hagas, no cause a nadie ninguna clase de mal
• Evita realizar cosas buenas que parezcan malas, ni cosas malas que de buenas se quieran disfrazar.
• Calla aquello que te cuentan, no comentes todo lo que ves, ni supongas lo que en realidad no es.
• Ten siempre a Dios en tu vida, hazlo la fuerza que te anima y la luz que te guía, llévalo a todos lados a donde vas, actúa con la certeza de que El está a tu lado, te mira, te cuida y nunca te abandona.
• Trata a los demás como quieres que te traten, no hagas a otros lo que no deseas te hagan a ti
• Ten presente que alegría no es lo mismo que algarabía, no es necesario hacer escándalo para hacerse sentir.
• Controla tus impulsos sean cual sean… piensa muy bien antes de hablar o actuar, recuerda que el tiempo no se puede echar atrás.

sábado, 6 de junio de 2009

RELOJ Y CORAZON, ANDANDO Y LATIENDO AL MISMO TIEMPO…

Hay momentos en que vivimos situaciones en la cuales experimentamos como de un momento a otro la vida nos cambia y en un instante nada es igual; se hace tal vez demasiado fácil o difícil continuar, hay primero que tener la capacidad de pisar firmemente, sin elevarnos o derrumbarnos, aprender a entender lo que pasa, asumirlo, despertar, saber dar el paso que le sigue a todo esto, sin correr ni apresurarnos por tanta emoción o por querer escapar; iniciar el proceso de adaptarnos, siendo necesario tal vez aprender a sanar, perdonar, reparar, sin alejarnos de la realidad, ni acomodarnos a lo que parece estar demasiado bien o muy mal…

Y en ese compartir la vida con los que nos rodean, observando el mundo a nuestro alrededor, mientras nos hacemos a la idea de eso nuevo que vivimos y con otros lo expresamos y compartimos, nos damos cuenta que es muy difícil que realmente sientan y quizás entiendan eso que sentimos; y aunque quisiéramos tal vez detener o retroceder el tiempo, despertar o seguir en esto que parece ser una pesadilla o un hermoso sueño; nada de eso es posible, el reloj sigue corriendo, casi que al compas que nuestro corazón está latiendo…

Es en esos instantes, cuando debemos vivirlos sin estancarnos ni detenernos; porque aunque sea todo muy hermoso, no podemos aferrarnos a ello y dejar de lado a tantos que esperan demasiado de nosotros y añoran que nuestra amistad le estemos ofreciendo; lo ideal es simplemente disfrutar, compartir, sin olvidar de que no vamos solos en el camino, la vida nos da muchas vueltas, es muy incierto el destino…

Y si aquello que nos tocó asumir es muy triste y doloroso lo que nos hace sentir, porque se nos rompió el alma en mil pedazos o fue muy grande y valioso lo que perdimos, duele todo demasiado, parece ser una pesadilla y no una realidad lo que vivimos; no sabemos qué hacer y se nos acaban las fuerzas para continuar; y mirando hacia afuera nos damos cuenta que todo sigue igual, el reloj continúa su marcha, cada día comienza y acaba, dormimos para despertar, los que están a nuestro lado nos preguntan como seguimos y al rato se olvidan de que tenemos como compañía a Doña soledad; todo esto es imposible evitarlo, pero nada es motivo para rendirnos ni escaparnos porque permanecemos vivos, no nos estancamos, tal vez nos detenemos para repararnos, pero hay que continuar, por eso seguimos y avanzamos…

Simplemente he entendido, que pase lo que pase, así nos toque en algunos instantes tener que reír o llorar, porque es muy hermoso o doloroso lo que nos toque pasar, parece egoísta y cruel el mundo, cuando percibimos sigue de largo y no se detiene, aunque queramos que, así sea por unos segundos se frené y se de cuenta que no todo es igual, porque cada cosa cambia, se deforma y transforma, cada día trae su afán, hay quienes caminan más despacio, se sienten heridos y agotados, y al parecer se van quedando atrás, necesitan un amigo que les de una mano, les ayude a entender lo que les ha pasado y puedan así continuar… y si por el contrario es muy bueno lo que viven, tanto que la nube más alta la han alcanzado y se han acomodado; urge aterrizarlos y mostrarles que aunque las cosas buenas hay que disfrutarlas y compartirlas, no podemos en ellas acomodarnos, la vida es para vivirla, saboreando cada trago que nos ofrece ya sea dulce o amargo, pero nos fortalece y revitaliza…

Lo más importante de todo esto, es que no estamos solos, el Amigazo siempre va a nuestro lado, aunque nos olvidemos de EL cuando todo vaya demasiado bien; o sintamos que nos ha abandonado al ver grabados tan solo un par de huellas en la arena del desierto que atravesamos, pero es que realmente nos lleva en sus brazos, cargados…

En ese proceso de hacer un stop en el camino y aprender a disfrutar, valorar, sanar, reparar, entender que hay pérdidas y ausencias, sonrisas y lágrimas, un pasado que va quedando atrás, un presente que se vive en cada momento, un futuro incierto con el cual siempre debemos soñar; no nos estancamos, estamos en constante movimiento, avanzando, creciendo, pero sobre todo VIVIENDO; porque al mismo ritmo del reloj, nuestro corazón está latiendo en todo momento, solo a quienes se les acaban los latidos, se les agota el Tiempo.

martes, 2 de junio de 2009

UN HOMENAJE A MI PARCERITO DEL ALMA...

video

HAY PERSONAS QUE SABEMOS SON POR Y PARA SIEMPRE...

Hay personas que desde el primer instante que las conocemos, aunque no tengamos la certeza de verlas algún día de nuevo, sabemos que permanecerán para siempre en nuestros corazones colmándolo con sus más hermosos recuerdos… Por la nobleza de su mirada, la fuerza de su espíritu, y la luz que en su sonrisa y palabras nos regalan; son capaces de grabar una huella indeleble en lo más profundo del alma, haciéndonos siempre experimentar la verdadera paz y calma…

Más aún si el compartir va más allá de tan solo instantes casuales y nos da la hermosa oportunidad de cultivar y ver surgir una amistad que no se opaca, venciendo todo lo que en el camino les depare, es porque nos está dando la certeza de que su presencia en nuestros corazones, nunca dejará de existir, para siempre quiere vivir…

Hay personas con las cuales uno agradece a Dios, el privilegio de conocerlas y se siente demasiado valioso y especial el tiempo que se compartie con ellas, dejando en nuestras vidas sus inborrables huellas y habitando ese lugar único que nunca jamás nadie ocupó… Porque es imposible pasar de largo, sin dejarse contagiar del dinamismo de sus actos, la esencia de su interior, su firmeza al actuar y tantas cosas que nos brindaron siempre la seguridad de sentir refugio y apoyo en la fidelidad de su amistad…

Hay personas que siempre se recuerdan, aún cuando no están, porque los momentos que se compartieronn a su lado, se inmortalizaron en cada uno de los que por su camino se atraviesaron, contando con la bendición de disfrutar de todo aquello que de sí mismo entregar lucharon y anhelaron...Y su sonrisa se hace siempre presente, asi como cada palabra que nos han sabido regalar, los consejos, los aportes, la entrega eficiente, la alegría de contemplar lo que es la verdadera Amistad…

Hay personas que sabemos son para siempre, porque son tan valiosas que se hace casi que imposible volver a encontrar, y quienes tenemos la capacidad de descubrirlas, vivirlas y gozarlas, levantamos la mirada al Cielo buscando al Dios que es Amor y que llamamos Amigazo, le damos gracias por regalarnos, la hermosa oportunidad de algún día poder haber compartido la vida con esa personita que se hizo pequeño para entrar en cada corazón y habitarpor y para siempre , aun cuando no le podamos ver, halar o escuchar… porque personas como esas, son seres realmente únicos, tanto que parecen Mágicos… y es todo eso lo que nos ayuda a entender, que un privilegio así tan enorme, por mucho tiempo no lo podemos tener, por eso, cuando menos lo esperamos, extienden sus alas y se van, se convierten en ángeles para subir al cielo, llenar de ritmo, luz y color cada nube y habitación, y sentarse muy al ladito de Dios, cantarle una que otra canción, mirar hacia abajo, sonreirnos, cuidarnos como siempre, contagiando de sí mismo lo mejor, bendecirnos y como siempre cuidarnos, por eso son muy dificiles o casi que imposibles de olvidar, porque son personas que cuando conoces o vez por primera vez, sabes que su amistad por y para siempre han de ser...