martes, 21 de julio de 2009

TAN…

Hay sentimientos TAN maravillosos y sublimes, que llegar a experimentarlos o alcanzarlos nos parece un sueño casi que imposible, que se mira y se toca en el poema que se declama o la canción que se entona, y de lograr realizarlos nos hace sentir muchas veces que dormimos y soñamos cuando realmente estamos despiertos y tenemos eso que tanto anhelamos…
Y es TAN hermoso contemplar ese sentimiento que habita en nosotros muy dentro, que nos permite descubrir y entender lo que es realmente maravilloso y bello, sentimos que no hay nada que pueda igualar a todo aquello que definirlo con palabras es casi que imposible hacerlo y ocultarlo mucho menos, pero se delata y refleja en nuestra mirada, como de la luz su más radiante destello que inunda e impacta…
Es TAN transparente que casi ni tocarlo nos atrevemos, no queremos que nada ni nadie lo empañe, lo cuidamos de cualquier cosa que quiera atacarle; así mismo puede parecer TAN frágil, pero se hace TAN fuerte y enorme en lo más sencillo y pequeño, inspira demasiado ser protegido si es necesario con la propia vida, porque quebrantarlo, perderlo o dañarlo, causaría al alma TAN grande y profunda herida…

Es TAN nuevo y único cada día lo que se vive con ese sentimiento, que todo instante es TAN importante que se inmortaliza en cada encuentro; es TAN libre que no impone ni exige, no programa ni compara, simplemente existe, es, hace, está, aparece y permanece ahí, abrazando sin apretar, alimentando sin hastiar, explorando sin usurpar, avanzando sin violentar, caminando dejando huellas que en el tiempo y la distancia nada las podrá borrar, se inmortalizarán.

Es TAN valioso y verdadero, que se vende todo lo demás, para comprar ese terreno donde se guarda el tesoro, o donde nació la rosa que representa a TAN sublime emoción y sensación; se instala TAN profundo que ocupa la habitación más grande que existe dentro, crece TAN ancho que cobija, acoge, protege, hace sentir bendecido a quien logra hacer realidad de esta forma UN SENTIMIENTO, sea de amor o de amistad, porque ante todo, permanecen vivos por siempre desde la Fidelidad y para la eternidad.


Es TAN SUBLIME Y TAN CIERTO que cuesta expresarlo y creerlo, solo quien tiene ese privilegio es TAN responsable de cuidarlo, compartirlo y confiarlo al Amigazo, que es quien tiene el poder de bendecirlo y protegerlo…

1 comentario:

Cristina dijo...

Amiga nunca estamos solas Él nuestro Amigazo siempre está con nosotras; con todo el mundo, quizás mucho no lo crean pero todo es Dios al Dios ser el Dios de todos aunque hayan muchos qué aún no crean Él los acepta por eso nos hace tantos regalos.

La prueba está en la madre naturaleza, el nos lo suele dar TODO con tal de vernos felices vivir porqué hemos nacido para aprender amar y ser amados pero si queremos amar a Dios antes debemos aceptarnos, y amarnos a nosotros mismos porqué todos somos Dios.

Un abrazo.