miércoles, 24 de junio de 2009

ERASE UNA VEZ...

Erase una vez, un trozo de papel que quería ser escrito, sin ningún borrón ni tachón, soñaba que en cada uno de sus renglones habitarán letras que al leerlas y releerlas no causaran ningún dolor, para ello se propuso aprender de cada momento que asumió y se abandonó en las manos de Aquel capaz de escribir derecho en sus renglones torcidos, logrando hacer de cada una de sus hojas un libro que expresara en paz todo lo vivido. Hoy en día sabe que aún hay mucho por plasmar y escribir, porque el amor de Dios está en el principio de todo, pero no tiene Fin…

Erase una vez una gotita que se creía demasiado insignificante y pequeña, que no le encontraba sentido a su existir, hasta que se dio cuenta que con ella puede llegar a rebosarse una copa y sin ella el Mar una gota menos de su inmensidad podría llegarse a sentir; entendió la gotita, que si se convierte en amor y se da, puede llegar a salvar una vida y hasta calmar la sed de toda la humanidad… Descubrió entonces que en su pequeñez se esconde mucha grandeza, porque siempre existirá quien espere esa gota de aquello que necesita sea de fe o de fortaleza, de optimismo o humildad, de paciencia y conciencia, para experimentar la verdadera justicia y paz…


Erase una vez una canción que quería ser entonada, un color que en el dibujo y en la creación se quería inmortalizar, una letra que soñaba convertirse en palabra, un trozo de barro que se hacía dócil para sentir como las manos del alfarero lo deformaban y transformaban; erase una vez una oración que anhelaba ser rezada para poder elevarse hasta el cielo y en el corazón de Dios descansar … Erase una vez una vida que se refugió en un vientre que le permitiría hacer realidad su sueño de abrir los ojos y despertar; erase una vez una sonrisa que no quería borrarse jamás de aquel rostro y que aunque emanarán lágrimas, no se opacara su magia, brillo e identidad…

Erase una vez un corazón enamorado que entregó todo lo que tenía y a cambio recibió desilusión, quedó con su alma herida y vacía, creyó entonces que no valía la pena experimentar un sentimiento que lo llenara de soledad, le causara dolor y frustración; lloró por la ruptura y la ausencia, por los pedazos que de todo lo construido quedó… creyó que su historia solo sería de fracasos y pérdidas, de malas experiencias en cuestiones del amor… y aunque pasó mucho tiempo latiendo con temor, cuando menos lo esperaba, renació en el la esperanza y de nuevo se enamoró; se sintió complacido al ver hecho realidad aquel feliz final que colorín colorado en cada cuento narró…

Erase una vez una estrella fugaz, que aunque hizo de su paso tan solo un instante de su luz brillante, supo hacer vibrar el cielo y resplandecer triunfante; bastó solo que alguien la viera, para pedir un deseo y sentirlo realizado, así mismo entendieron que cada segundo de vida concedido, va impregnado de muchas de las bendiciones y gracias que de Dios hemos recibido, son tan únicos que no se repiten, por eso no podemos estar tan distraídos y dejar pasar por desapercibido el inmenso amor que el Amigazo con cada latido de nuestro existir nos ha bendecido…
Erase una vez, una persona que se creía pequeña de estatura porque no superaba los patrones de normalidad en altura, se sentía en un mundo donde todo lo habían ubicado tan en alto e imposible de alcanzar, hasta que se subió a la silla, estiró sus manos y el mismo cielo puedo tocar y experimentar...

Erase una vez una semilla que aunque le tenía miedo a la oscuridad, se sumergió en la profundidad de la tierra, aprendiendo a morir a sí misma y enfrentó la soledad…fue así como donándose, experimentó el milagro de emanar vida y florecer bien alto, ahí donde Dios la quiso plantar…

Erase una vez una vida que abandonó su cuerpo material, para encontrarse cara a cara con el Creador, transformarse en ángel, estrella, mariposa y flor, y así vivir para siempre en otra dimensión, donde no existe la soledad ni el dolor, y hay una silla para descansar y contemplar el universo al lado del mismo Dios…

Erase una vez una pregunta que buscaba ser respondida, una plegaria que anhelaba ser atendida, un alma que soñaba en otra alma reposar, un corazón que se quería reparar para no sentir dolor en cada latido, un sentimiento que nacía para ser vivido, un abrazo que tenía la ilusión de brindar calor, seguridad y ser correspondido…

Erase una vez un niño que soñaba con crecer sin perder la magia y transparencia con la que había nacido; un camino que a pesar de los obstáculos pedía ser recorrido, una meta que anhelaba ser alcanzada, un arcoíris que para alegrar los días nublados se vestía con su mejor gala… Erase una vez un nuevo día que se regala para empezar de nuevo y aprovechar la oportunidad que por amor se nos he dada… erase una vez una historia que quiere ser narrada, una herida que pide con amor ser sanada, un vacio que le pide a Dios un sentimiento que le invada…

Erase una vez un Dios que se hizo Hombre para salvar a la Humanidad quebrantada, expresó la Grandeza y plenitud de su Amor, en una entrega y donación que nunca ha sido superada… se hizo Pan y Vino para calmar toda hambre y llenar cada vació, se convirtió en agua Viva para que saciar la sed que el corazón humano siempre ha sentido; se transformó en camino, verdad y vida, para ser seguido y encontrar la verdadera paz en cada instante de su mano vivido… Es Padre, hermano, Amigo y nos entregó a su propia Madre para no sentirnos nunca desprotegidos…

Erase una vez una historia, que es mi verdad y que hoy en letras comparto contigo, para conocer y entender cada día Tu Verdad y sentir que en la Amistad, vivimos en PAZ la VERDAD que se nos revela en lo visible y en lo que está escondido…

Y no existe un Colorín colorado… porque aún hay muchas páginas por escribir, muchos cuentos tan reales y mágicos que no hemos escrito, contado ni leído…

Erase una vez…

5 comentarios:

Cuasimoda dijo...

Que bellas palabras haz escrito..
creo ke toda historia empieza con un Erase una vez no?
en nuestro camino diario se escriben muchos de esos... y no siempre tienen el final feliz ke deseariamos..
(b)Gracias por el momento de reflexion(/b)

Cuasimoda dijo...

Disculpa la intromision.. me tope con tu blog en internet..
Me gusto el tema ke compartes hoy.. creo ke en la vida todo empieza con un "Erase una vez.." aunke no todo termina con final feliz..
Gracias por el momento tan grato ke me diste sin ser ese tu objetivo

Juliana Gómez Cordero dijo...

Esas bellas reflexiones que has escrito me llevaron a sentir que eres una admirable persona, que si bien tu talla es pequeña ,la grandeza de tu alma compensa en demasía cualquier pequeñez física.
Eres grande en tu madurez espiritual. Yo te admiro profundamente.

Cristina dijo...

Hola, amiga:

Si te digo amiga es porque para mí eres una amiga al dar siempre lo mejor de ti; te escribo para felicitarte por tus bellas enseñanzas, y también para darte una buena noticia que espero no te moleste. (...)

Yo tambien tengo varios blogs, me gustaría mucho poder invitarte; yo suelo compartir en la pestaña "Notes" y la otra pestaña "Foro" varios de tus artículos por eso es que te escribo para darte mi dirección aunque eso si este texto "Erase una vez..." al verlo podrás comprobar que no he puesto las imágenes sino una fotografía de una rosa para ti:

http://vivirconcreatividad.ning.com/notes/Erase_una_vez

¡Buen fin de semana,
y un gran abrazote para ti!

Kary dijo...

Gracias por sus Palabras, es muy grato experimentar el efecto que causan a cada alma que las lee, en todas actuan de forma diferente... Todo es posible porque ustedes se lo permiten... un abrazo enorme... y sigamos escribiendo nuestro Erase una vez...