viernes, 15 de mayo de 2009

LO FACIL, LO DIFICIL… TODO PUEDE SUCEDER…

Porque el Vivir se hace realidad en aquello fácil o difícil que podemos llegar a ser y hacer, mostrándonos que todo es posible y que los imposibles aunque se piensan y se nombran, no existen, todo puede suceder…

Es fácil amar a quien nos ama, eso lo hacen aún aquellos que menos pensamos lo podrían llegar a hacer; tiene sentido y es muy difícil más no imposible aprender a amar a quien nos rompe el alma, porque en un corazón que habita Dios, cualquier cosa puede suceder…

Es fácil sacar de la mochila y de una vez, los sueños, las esperanzas y la fe cuando algo muy doloroso y malo nos ha de suceder; es más difícil y parece imposible deshacernos de los miedos, tristezas y resentimientos, porque aunque son demasiado pesados y nos aferramos a ellos, si nos damos la oportunidad de sentirnos amados por Dios, todo puede ser o dejar de ser…
Es fácil herir en un segundo a una persona, con tan solo una palabra, una mirada o el silencio, rompiéndole el corazón en mil pedazos, robándole de este modo la ilusión y las ganas de seguir y volver a creer; es demasiado difícil reparar el daño que hicimos aunque pasen muchos años, pero si sentimos y le damos un amor como el que Dios nos ha de ofrecer, todo puede ser posible, los milagros los podemos sentir, hacer y ver…

Es fácil llegar a la meta si nos dan ventaja y elegimos el camino más cómodo y rápido que nos ayude a no perder, es difícil pero le da sentido a la vida, vencer los tropiezos, levantarnos de las caídas, sanar las heridas, seguir por el sendero que debemos recorrer; sino nos rendimos llegaremos, aprenderemos a valorar más aquello que logramos y tenemos, nos sentiremos felices de saber que lo pudimos hacer; daremos testimonio de que los imposibles no existen, los sueños se pueden alcanzar y lo que tanto anhelamos lo podremos llegar a tener.

Lo que fácil llega, fácil se puede llegar a perder, y muchas veces aunque lo tenemos en nuestras manos, no logramos experimentar lo que significa poderlo tener, porque realmente no nos ha costado el llegarlo a poseer; lo difícil no se nos olvida, lo tenemos presente, lo cuidamos con nuestra propia vida, porque tiene el valor de nuestros sudores y caídas, nuestras lágrimas, esfuerzos y risas… por eso lo defendemos contra todo, lo resguardamos como el más grande de nuestro tesoros, porque es lo que mantiene viva nuestra fe al creer que los imposibles no existen, todo puede suceder…

Es fácil robar una lágrima, es difícil dibujar una sonrisa; es fácil apagar la luz, es difícil volverla a encender porque no podemos ver; es fácil arrebatar la esperanza, es difícil construir un sueño o una ilusión; es fácil cerrar una puerta, es difícil volverla abrir después de que se cerró y la llave votó; es fácil aprender a amar, es difícil reparar y sanar lo que causa el desamor; es fácil derrumbar lo que con esfuerzo se había construido, es muy difícil reconstruir lo que en un segundo y por impulso hemos destruido; es fácil cometer un error, es difícil reconocerlo, pedir y ofrecer perdón; es fácil llegar al final cuando se quiere a todo renunciar, es tan difícil volver a comenzar y dar una nueva oportunidad; es tan fácil recordar a quien se ama, es tan difícil olvidar a quien tanto daño te causa; es muy fácil permitir que se nos borren las huellas de lo hermoso que hemos vivido, es mucho más difícil borrar las cicatrices de las heridas que hemos sufrido…

Es fácil perder el tiempo, dejarlo volar sin vivirlo al máximo y aprovechar la oportunidad que en él se nos ha de conceder; es tan difícil recuperarlo y es imposible poderlo retroceder…

Es fácil copiar lo que otros han dicho y hecho, es difícil pero tiene más sentido hacer las cosas por nosotros mismos aunque sintamos que no lo hacemos tan bien o como realmente quisiéramos; es muy fácil decir te quiero y te amo, pero es realmente difícil aprender a hacerlo sentir y demostrarlo, es fácil escribir en una hoja que está en blanco; es tan difícil reescribir lo que está con tachones o no tiene renglones y por eso preferimos arrancarlo… parece imposible pero es Dios quien en renglones torcidos escribe…

Es fácil decir Dios me abandonó y culparlo de todo aquello que nos ha sucedido; es tan difícil redescubrir y valorar todo lo bueno que a diario nos regaló, sobre todo la oportunidad de decirle cada día buenos días al sol cuando muchos mueren sin haber vivido … es tan fácil buscarlo tan solo para pedirle en oración, pero se nos hace tan difícil decirle simplemente gracias te damos Dios… y aunque parezca imposible lograr aquello que se ve tan difícil, el Amigazo lo todo lo hace posible, simplemente debemos sentir lo fácil y hermoso que es, experimentar la grandeza de su amor…

No hay comentarios.: