domingo, 31 de mayo de 2009

CUANDO…

Cuando experimento que nadie está ahí y no hay quien logre ver y entender lo que he de sentir, es cuando quiero pensar y aprender a asumir, que Tu me abrazas, calmas mi soledad y colmas cada vacio que en mi ser ha de existir…

Cuando creo que ya no puedo más, que la vida se me hace muy difícil de vivirla y poder llegar hasta donde sueño poderlo hacer; es cuando más necesito Creer que cada día que me regalas es una nueva oportunidad que me das, en los que me llevas en tus brazos alzada, para que yo pueda descansar y al mismo tiempo avanzar…


Cuando me duele demasiado esa herida que me causan los que más he de amar y cuando me rompen el alma aquellos que sin saber de mi nada, me juzgan y me señalan atentando contra mi dignidad; es cuando más me aferro a tu amor y te pido me ayudes a sanar y me enseñes a perdonar, de la forma como lo sabes hacer, capaz de repararlo todo y regalarle paz al corazón…


Cuando ya no sé que decir, porque se me acaban las palabras y me es difícil expresar lo que he de sentir, sé que con solo levantar mi mirada y suspirar, tu conviertes cada latido de mi corazón en oración y puedes escuchar de mi alma todo el clamor…

Cuando siento que me pesa demasiado mi mochila, por todo aquello que me es tan difícil dejar y soltar: miedos y resentimientos, angustias y desaciertos, heridas y un pasado al que me he querido aferrar; es cuando tu me ayudas a sacar todo aquello que me ocupa demasiado espacio y me ha de pesar y a cambio me ayudas a recuperar, aquello que sin saberlo deseché, los sueños y las ilusiones, los hermosos recuerdos y las oraciones, los versos y canciones, los sentimientos forjados con personas realmente valiosas que han caminado a mi lado, recordándome con su existir cuánto me has amado.

Cuando en medio de mi angustia y soledad te grito que quiero morir, porque creo que ya no puedo más y no me siento capaz de poder resistir; es cuando más me sabes hablar y enseñar lo valioso que es tener la oportunidad de vivir; por eso te haces sordo a mis quejidos, me regalas un día más, porque confías plenamente en mí, sabes que soy demasiado fuerte y no me voy a rendir, porque de tu mano todo lo puedo realizar, yo puedo llegar contigo hasta el final.

En cualquier instante de mi vida por muy difícil que parezca, aunque solo vea oscuridad, tu eres el camino, la luz y la verdad… contigo nada es imposible, porque nadie como tu, me sabe amar…

No hay comentarios.: